Fa­mi­lia de Al­bán: Te­ne­mos de­re­cho de sa­ber lo que ocu­rrió

Del mu­ni­ci­pio Li­ber­ta­dor de Ca­ra­cas, su es­po­sa e hi­jos so­li­ci­tan una in­ves­ti­ga­ción in­de­pen­dien­te y pi­den a la Asam­blea Na­cio­nal, la OEA y la ONU que in­ter­ven­gan en el ca­so pa­ra ha­cer jus­ti­cia

El Nacional - - PORTADA - R. L.

A un mes del en­tie­rro del con­ce­jal

“Has­ta hoy so­lo so­mos cons­cien­tes de que Fer­nan­do y su fa­mi­lia fui­mos víc­ti­mas de una cruel per­se­cu­ción des­de 2016”, se­ña­la Meudy Osio en una car­ta en la que cues­tio­na las de­cla­ra­cio­nes de Ta­rek Wi­lliam Saab: “¿Por qué min­tió al de­cir que ha en­tre­ga­do a los fa­mi­lia­res la au­top­sia, cuan­do eso es ra­di­cal­men­te fal­so? Si su­pues­ta­men­te exis­te una in­ves­ti­ga­ción so­bre la muer­te, ¿por qué no se ha no­ti­fi­ca­do a nin­gún fa­mi­liar?”. El edil de Pri­me­ro Jus­ti­cia Je­sús Ar­mas se­ña­ló: “Ca­da vez que se re­fie­ren al ca­so, la Fis­ca­lía y el Mi­nis­te­rio lo que ha­cen es os­cu­re­cer más los he­chos”.

Ayer se cum­plió un mes del en­tie­rro del con­ce­jal del mu­ni­ci­pio Li­ber­ta­dor de Ca­ra­cas Fer­nan­do Al­bán, y has­ta la fe­cha su es­po­sa e hi­jos, que re­si­den en Nue­va York, no ha te­ni­do ac­ce­so a la au­top­sia ni mu­cho me­nos al ex­pe­dien­te de la in­ves­ti­ga­ción ofi­cial.

Des­pués de más de 30 días de si­len­cio, Meudy Osio en­vío una car­ta en nom­bre de la fa­mi­lia del di­ri­gen­te de Pri­me­ro Jus­ti­cia. Cues­tio­nan el com­por­ta­mien­to de fun­cio­na­rios del go­bierno an­te la muer­te de Al­bán, que ocu­rrió en la se­de del Ser­vi­cio Bo­li­va­riano de In­te­li­gen­cia Na­cio­nal en Pla­za Ve­ne­zue­la el 5 de oc­tu­bre.

“Has­ta hoy so­lo so­mos cons­cien­te de que Fer­nan­do y su fa­mi­lia fui­mos víc­ti­mas de una cruel per­se­cu­ción des­de 2016”, se­ña­la la mi­si­va, en la que tam­bién ase­gu­ran que el edil mu­rió ba­jo la cus­to­dia del Es­ta­do y que el “su­pues­to sui­ci­dio” se ve­ri­fi­có en cir­cuns­tan­cias inex­pli­ca­das.

Cri­ti­ca­ron las in­con­gruen­cias en las de­cla­ra­cio­nes so­bre el ca­so for­mu­la­das por Ta­rek Wi­lliam Saab, fis­cal de­sig­na- do por la asam­blea na­cio­nal cons­ti­tu­yen­te: “¿Por qué Saab min­tió di­cien­do que ha en­tre­ga­do a los fa­mi­lia­res la au­top­sia, cuan­do eso es ra­di­cal­men­te fal­so? ¿Por qué no se co­no­ce con cer­te­za quién reali­zó la au­top­sia, ni sus cre­den­cia­les pro­fe­sio­na­les? Si su­pues­ta­men­te exis­te una in­ves­ti­ga­ción so­bre la muer­te, ¿por qué no se ha no­ti­fi­ca­do a nin­gún fa­mi­liar? ¿Por qué Saab en vez de ve­ri­fi­car una in­ves­ti­ga­ción trans­pa­ren­te, ame­na­za a quie­nes se­ña­len que se co­me­tió un ho­mi­ci­dio?”.

El abo­ga­do Joel Gar­cía in­di­có que de la in­ves­ti­ga­ción co­no­cen lo que ha ma­ni­fes­ta­do Saab en rue­das de pren­sa y lo que pu­die­ron leer del ex­pe­dien­te en una opor­tu­ni­dad, cuan­do so­li­pro­tes­ta ci­ta­ron co­pia de ese do­cu­men­to que aún no les han en­tre­ga­do.

“Una vez que pu­di­mos co­no­cer el ex­pe­dien­te, po­de­mos ase­ve­rar que Al­bán no se sui­ci­dó. Las co­pias son ne­ce­sa­rias pa­ra so­li­ci­tar di­li­gen­cias de in­ves­ti­ga­ción, re­fu­tar o ve­ri­fi­car lo que allí es­tá”, agre­gó.

La fa­mi­lia del con­ce­jal de­nun­ció que el di­ri­gen­te de Pri­me­ro Jus­ti­cia fue víc­ti­ma de de­ten­ción ar­bi­tra­ria, des­apa­ri­ción for­za­da, in­co­mu­ni­ca­do y so­me­ti­do a un pro­ce­so ju­di­cial “pla­ga­do de vio­la­cio­nes del de­bi­do pro­ce­so”.

El con­ce­jal de Li­ber­ta­dor Je­sús Ar­mas di­jo que la muer­te de su com­pa­ñe­ro fue por ex­ce­so po­li­cial. “Ca­da vez que se re­fie­ren al ca­so, la Fis­ca­lía y el Mi­nis­te­rio lo que ha­cen es os­cu­re­cer más los he­chos. Por ello pe­di­mos que se acla­re al país lo que real­men­te su­ce­dió con Al­bán”, ma­ni­fes­tó en una de mi­li­tan­tes de Pri­me­ro Jus­ti­cia ayer en el bu­le­var de Sa­ba­na Gran­de.

En la tar­de ce­le­bra­ron una mi­sa en me­mo­ria de Al­bán en la pa­rro­quia de la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Ve­ne­zue­la, don­de el edil y su es­po­sa sir­vie­ron du­ran­te años.

Ayu­da in­ter­na­cio­nal. La fa­mi­lia de Al­bán exi­ge que se apli­quen los pro­to­co­los de Min­ne­so­ta y Es­tam­bul, que in­di­can li­nea­mien­tos in­ter­na­cio­na­les de in­ves­ti­ga­ción y de de­re­chos hu­ma­nos, de­bi­do a que las ca­rac­te­rís­ti­cas del ca­so en­cua­dran en los es­tán­da­res de “muer­te po­ten­cial­men­te ilí­ci­ta” y por las tor­tu­ras a las que po­dría ha­ber si­do so­me­ti­do el con­ce­jal.

Tam­bién so­li­ci­tan una in­ves­ti­ga­ción in­de­pen­dien­te y pi­den a la Asam­blea Na­cio­nal, la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos y la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das que in­ter­ven­gan en el ca­so pa­ra ha­cer jus­ti­cia. “Te­ne­mos de­re­cho de sa­ber lo que le ocu­rrió a Fer­nan­do, y en Ve­ne­zue­la no con­ta­mos con un sis­te­ma que pue­da ga­ran­ti­zar que se ha­ga jus­ti­cia”, se­ña­lan.

Fa­mi­lia­res de Al­bán des­min­tie­ron a Saab en car­ta que en­via­ron des­de Nue­va York

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.