Son ne­ce­sa­rios más de 10 sa­la­rios mí­ni­mo pa­ra pre­pa­rar 50 ha­lla­cas

El di­rec­tor del Cen­das, Ós­car Me­za, ex­pre­só que es­ta Na­vi­dad no ten­drá ese há­li­to de go­ce, sino un tono co­mu­nis­ta, de nos­tal­gia por lo que al­gu­na vez se tu­vo. “La gen­te ha­rá co­la pa­ra ad­qui­rir los ali­men­tos de con­su­mo dia­rio”

El Nacional - - PORTADA - CAR­LOS SEIJAS MENESES »@car­losg­me­ne­ses ANA DÍAZ »anadiaz@el-na­cio­nal.com

El pla­to es­tre­lla de la me­sa de­cem­bri­na se con­vir­tió en un lu­jo: por ca­da mul­ti­sá­pi­da hay que in­ver­tir 381 bo­lí­va­res, el equi­va­len­te a 6,35 días de suel­do mí­ni­mo. En la tem­po­ra­da de fin de año, ade­más, es­ta­rán au­sen­tes in­gre­dien­tes tra­di­cio­na­les co­mo acei­tu­nas, al­ca­pa­rras y pa­sas, que no se im­por­ta­ron por fal­ta de ac­ce­so a di­vi­sas, in­for­mó Eduar­do Quintana, pre­si­den­te de Fe­de­cá­ma­ras-Var­gas. “Es­tas na­vi­da­des se­rán bas­tan­te tris­tes, con nos­tal­gia por lo que al­gu­na vez se tu­vo”, pro­nos­ti­ca Os­car Me­za, del Cen­das.

“En Ve­ne­zue­la no se sa­be qué es co­mer una ha­lla­ca des­de que Chá­vez mu­rió”, ex­pre­só Key­la en el mer­ca­do de Quin­ta Cres­po, quien ha­cía una co­la pa­ra com­prar po­llo re­gu­la­do, y di­jo que el suel­do mí­ni­mo al­can­za pa­ra cua­tro ha­lla­cas, ade­más de que al­gu­nos in­gre­dien­tes bá­si­cos es­ca­sean.

Por el des­abas­te­ci­mien­to y los al­tos pre­cios de los ali­men­tos, las mul­ti­sá­pi­das no po­drán de­gus­tar­se du­ran­te la tem­po­ra­da na­vi­de­ña. Ela­bo­rar­las es­te año con la re­ce­ta tra­di­cio­nal se lle­va­rá por de­lan­te los agui­nal­dos y las uti­li­da­des. Pa­ra el jue­ves 8 de no­viem­bre, la pre­pa­ra­ción de una so­la cos­ta­ba 381,2 bo­lí­va­res, lo que re­pre­sen­ta gas­tar el equi­va­len­te a 6,35 días de suel­do mí­ni­mo. El año pa­sa­do el pre­cio por uni­dad fue de 20.600 bo­lí­va­res del cono an­te­rior o 2,06 bo­lí­va­res so­be­ra­nos; es de­cir, que el cos­to subió 18.405% en un año.

Con los pre­cios con­sul­ta­dos el jue­ves pa­sa­do, la ela­bo­ra­ción de 50 ha­lla­cas re­que­ría gas­tar 19.060 bo­lí­va­res so­be­ra­nos; es de­cir, 10,58 sa­la­rios mí­ni­mos vi­gen­tes. Al com­pa­rar los cos­tos con igual fe­cha del año pa­sa­do, cuan­do la pre­pa­ra­ción de ese to­tal re­pre­sen­ta­ba un to­tal de 1.058.700 bo­lí­va­res fuer­tes –10,58 bo­lí­va­res so­be­ra­nos– se ob­ser­va un in­cre­men­to de 180.051,2%, con la sal­ve­dad de que en es­ta oca­sión se in­clu­yen so­lo los in­gre­dien­tes dis­po­ni­bles en es­ta­ble­ci­mien­tos de Ca­ra­cas.

La car­ne de res y el po­llo son dos de los prin­ci­pa­les pro­duc­tos que es­tán com­pro­me­ti­dos, pues prác­ti­ca­men­te des­apa­re­cie­ron de los ex­pen­dios des­de co­mien­zos de sep­tiem­bre. So­lo de ma­ne­ra in­ter­mi­ten­te han apa­re­ci­do en mer­ca­dos mu­ni­ci­pa­les, pe­ro a pre­cios re­gu­la­dos, y se­ría cues­tión de suer­te que la ofer­ta al­can­ce pa­ra to­dos los con­su­mi­do­res que es­pe­ran en la co­la.

El jue­ves al me­dio­día, una

ex­pen­de­do­ra de po­llo en Quin­ta Cres­po ven­dió el ki­lo a 78 bo­lí­va­res, mon­to pu­bli­ca­do el 22 de agos­to en la Ga­ce­ta Ofi­cial N° 6397 Ex­tra­or­di­na­rio. Ese día fue la pri­me­ra vez que les lle­gó lue­go de un mes, afir­ma­ron los co­mer­cian­tes. En el mer­ca­do mu­ni­ci­pal no ha­bía car­ne de res. Te­nían co­chino y lo ven­dían a un pre­cio que es­tá a pun­to de al­can­zar el in­gre­so mí­ni­mo: 1.550 bo­lí­va­res. En el mer­ca­do tam­po­co ha­bía ga­lli­na, to­cino, hue­vos, ha­ri­na pre­co­ci­da de maíz, ni acei­te.

En las afue­ras de Quin­ta Cres­po, y an­te fun­cio­na­rios de la GNB, los ba­cha­que­ros ofre­cían sin di­si­mu­lo es­tos úl­ti­mos 3 pro­duc­tos. El car­tón con 30 uni­da­des cos­ta­ba 640 bo­lí­va­res so­be­ra­nos; un ki­lo de ha­ri­na pre­co­ci­da de maíz, 250 bo­lí­va­res, y un li­tro de acei­te, 230 bo­lí­va­res, so­lo en efec­ti­vo.

Na­vi­da­des aus­te­ras. Ós­car Me­za, di­rec­tor del Cen­tro de do­cu­men­ta­ción y Aná­li­sis So­cial de la Fe­de­ra­ción Ve­ne­zo­la­na de Maes­tros, ex­pre­só que es­ta tem­po­ra­da na­vi­de­ña se­rá mu­cho más pre­ca­ria que las an­te­rio­res, en­tre otras ra­zo­nes por­que la es­ca­sez de ali­men­tos no se va a so­lu­cio­nar en los pró­xi­mos días y los pre­cios de los pro­duc­tos que se con­si­guen con­ti­nua­rán in­cre­men­tán­do­se.

“Si una per­so­na ela­bo­ra­ba 50 ha­lla­cas, aho­ra so­lo po­drá pre­pa­rar 30 o la mi­tad. Las fa­mi­lias es­tán acu­mu­lan­do los pro­duc­tos que se pue­den guar­dar y lue­go, en una es­pe­cie de co­la­bo­ra­ción, com­pran lo que es más ca­ro, co­mo la car­ne. Sin du­da, va a ha­ber una dis­mi­nu­ción en la can­ti­dad y pro­ba­ble­men­te en la ca­li­dad”, di­jo.

Pa­ra el en­car­ga­do de un pues­to den­tro del mer­ca­do, es­tas na­vi­da­des se­rán peo­res. Ad­vier­te que los con­su­mi­do­res so­lo com­pran gra­mos de in­su­mos e in­tu­ye, co­mo ha pa­sa­do en los úl­ti­mos años, que las per­so­nas la­men­ta­ble­men­te dis­mi­nui­rán la can­ti­dad del tra­di­cio­nal pla­to na­vi­de­ño. “Me sien­to por el pi­so. Mis tres ni­ños no ten­drán regalos del Ni­ño Je­sús”, agre­gó.

El di­rec­tor del Cen­das ad­vir­tió, co­mo su­ce­dió en 2017, que la gen­te ha­rá co­las pa­ra ad­qui­rir los ali­men­tos de con­su­mo dia­rio y ha­rán el es­fuer­zo pa­ra com­prar al­gu­nos pro­duc­tos pa­ra man­te­ner la tra­di­ción en una mí­ni­ma pro­por­ción. “Es­tas na­vi­da­des no ten­drán ese há­li­to de go­ce, de fies­ta, sino que se­rán bas­tan­te tris­tes, con ese tono co­mu­nis­ta, de nos­tal­gia por lo que al­gu­na vez se tu­vo”.

Ade­más, las pers­pec­ti­vas de las im­por­ta­cio­nes na­vi­de­ñas pa­ra es­te año no son muy alen­ta­do­ras, pues re­gis­tran una caí­da de 90% en los úl­ti­mos cua­tro años por el po­co ac­ce­so a las di­vi­sas, afir­mó Eduar­do Quintana, pre­si­den­te de Fe­de­cá­ma­ras-Var­gas. “Atrás que­dó la im­por­ta­ción de pro­duc­tos co­mo acei­tu­nas, al­ca­pa­rras, me­lo­co­to­nes, pa­sas, ce­re­zas, en­tre otros”, di­jo.

El em­pre­sa­rio agre­gó: “Al­gu­nos im­por­ta­do­res pri­va­dos, con sus re­cur­sos, traen al­gu­nos ar­tícu­los pa­ra man­te­ner la tra­di­ción, el tra­ba­jo y tra­tar de ha­cer fe­liz vi­sual­men­te a la gen­te”.

Ali­cia Ló­pez, pro­fe­so­ra con pos­gra­do y doc­to­ra­do, ju­bi­la­da del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, tam­po­co ve con op­ti­mis­mo es­te fin de año. Se ha­lla­ba en Quin­ta Cres­po cuan­do ex­pre­só que no pue­de com­prar na­da con los 1.800 bo­lí­va­res que per­ci­be. “Es­toy pe­lan­do. Con ese suel­do el go­bierno nos qui­tó los con­tra­tos co­lec­ti­vos, los mé­ri­tos y to­do el es­fuer­zo du­ran­te tan­to tiem­po de ser­vi­cio”, ex­pre­só. Op­tó por ave­ri­guar, pri­me­ro, por los pre­cios del ono­to y de fru­tos, co­mo las pa­sas y las acei­tu­nas, y des­pués ve­rá có­mo ad­qui­ri­rá la car­ne de res.

AR­CHI­VO

La ela­bo­ra­ción de una ha­lla­ca se lle­va el equi­va­len­te a 6,35 días del suel­do mí­ni­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.