Bri­lla en au­sen­cia

La ca­pa­ci­dad hi­tea­do­ra que ex­hi­bió el co­lom­biano fue tal, que aun sin po­der ju­gar la par­te fi­nal del cam­peo­na­to, tie­ne op­cio­nes de ti­tu­lar­se cam­peón ba­te

El Nacional - - PRIMERA FILA - »rri­[email protected]­cio­nal.com »@Ray­ne­rRi­co29

El co­lom­biano Harold Ra­mí­rez tie­ne chan­ce de co­ro­nar­se co­mo lí­der ba­te de la LVBP, a pe­sar de que ya ter­mi­nó su par­ti­ci­pa­ción con los Leo­nes del Ca­ra­cas

La re­cien­te par­ti­da del co­lom­biano Harold Ra­mí­rez no re­sul­tó so­lo una ba­ja sen­si­ble pa­ra el equi­po Leo­nes del Ca­ra­cas. Tam­bién pa­ra to­da la Li­ga Ve­ne­zo­la­na de Beis­bol Pro­fe­sio­nal.

La en­tre­ga en el te­rreno que se le vio al oriun­do de Car­ta­ge­na, de­lei­tó has­ta al público de los ri­va­les. Ade­más, su ex­cel­sa ca­li­dad ofen­si­va, mis­ma que ha­bía ex­hi­bi­do en las li­gas menores, le sir­vió al cir­cui­to pa­ra os­ten­tar un ma­yor ni­vel del acos­tum­bra­do.

Aun­que, a pe­sar de que no va a vol­ver a ver ac­ción por lo que res­ta de tem­po­ra­da 2018-2019, su nom­bre se man­ten­drá om­ni­pre­sen­te en Ve­ne­zue­la, al me­nos has­ta el fi­nal de la ron­da re­gu­lar. ¿La ra­zón? Pues al mo­men­to de su par­ti­da re­gis­tró el me­jor ave­ra­ge de la li­ga, que fue de .381, y por ha­ber te­ni­do ac­ción en al me­nos dos ter­cios del ca­len­da­rio del tor­neo, cuen­ta con op­cio­nes de ti­tu­lar­se cam­peón ba­te, tal y co­mo lo hi­zo es­te mis­mo año en la ca­te­go­ría do­ble A con los Azulejos de To­ron­to. Sin un swing vis­to­so o una dis­ci­pli­na en el pla­to co­mo la que ex­hi­ben los pro­mi­nen­tes hi­tea­do­res del beis­bol, Harold Ra­mí­rez se en­car­gó de re­par­tir ba­ta­zos por do­quier y ha­cia to­dos los sec­to­res del campo, ac­tua­ción que ade­más le va­lió pa­ra de igual ma­ne­ra pa­ra co­man­dar los ren­glo­nes de hits, por­cen­ta­je de em­ba­sa­do y por­cen­ta­je de slug­ging.

Si bien en es­tos úl­ti­mos de­par­ta­men­tos va a ser di­fí­cil que pue­da sos­te­ner el li­de­ra­to, lo del pro­me­dio ofen­si­vo tie­ne más va­li­dez, con­si­de­ran­do que sus más cer­ca­nos con­ten­dien­tes ten­drían que te­ner una ac­tua­ción me­mo­ra­ble pa­ra pri­var­lo del tro­feo. Ad­ver­sa­rios. En­tre los ri­va­les de ma­yor pe­so que tie­ne Harold Ra­mí­rez a cua­tro se­ma­nas pa­ra que fi­na­li­ce la eta­pa eli­mi­na­to­ria es­tán el do­mi­ni­cano Ale­jan­dro De Aza y el ve­ne­zo­lano Al­ber­to Gon­zá­lez.

Es­ta du­pla de to­le­te­ros ha si­do con­sis­ten­te con el ma­de­ro a lo lar­go de to­da la cam­pa­ña, pe­ro de­be­rán man­te­ner el rit­mo si desean des­tro­nar al neo­gra­na­dino.

De los tres, Gon­zá­lez pa­re­cie­ra te­ner la ma­yor opor­tu­ni­dad. El ter­ce­ra ba­se de las Águi­las del Zu­lia, que has­ta an­tes de la jor­na­da de ayer li­ga­ba pa­ra .372 en 31 vi­si­tas lí­ci­tas al pla­to me­nos que el co­lom­biano, le bas­ta­ría con pe­gar cuan­do me­nos 9 in­dis­cu­ti­bles en sus pró­xi­mos 20 tur­nos pa­ra su­pe­rar a Ra­mí­rez. Pe­ro si de­ci­de ter­mi­nar la eta­pa eli­mi­na­to­ria, de­be­rá ba­tear por en­ci­ma de .404 en los 21 jue­gos que les res­tan a los ra­pa­ces

De Aza, por su par­te, es otro fir­me can­di­da­to. El jar­di­ne­ro de los Car­de­na­les de La­ra es­tu­vo en­ca­be­zan­do el cir­cui­to des­pués de los dos pri­me­ros me­ses de ac­ción, pe­ro su­frió un ba­jón y las do­len­cias fí­si­cas han mer­ma­do su desem­pe­ño.

De po­der re­to­mar el rit­mo que lo lle­vó a li­gar más de .400 en la pri­me­ra mi­tad, lo de­ja­ría en bue­na po­si­ción; sin em­bar­go de­be­rá de­jar un por­cen­ta­je ofen­si­vo su­pe­rior a .416 en los desafíos que le res­tan de aquí en ade­lan­te pa­ra po­der op­tar por co­ro­nar­se co­mo el me­jor ba­tea­dor.

Los Mar­lins le im­pi­die­ron a Ra­mí­rez se­guir ac­tuan­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.