El agua­ca­te

Mi Cocina - - TEMA GASTRONÓMICO -

du­ran­te mu­chos años, Mé­xi­co, Guatemala y las An­ti­llas se dispu­taron el ori­gen del agua­ca­te; sin em­bar­go, la con­tro­ver­sia con­clu­yó cuan­do fue­ron en­con­tra­dos en tehua­cán, Pue­bla, res­tos ar­queo­ló­gi­cos de es­te fru­to que te­nían más de 12 mil años de an­ti­güe­dad; en­ton­ces ya no que­dó lu­gar a du­das.

La pa­la­bra agua­ca­te se de­ri­va de la pa­la­bra náhuatl “ao­catl” o “ahua­catl”, pe­ro re­ci­be otros nom­bres, co­mo pal­ta en Su­ra­mé­ri­ca, avo­ca­do en in­glés, avo­ca­tier en fran­cés y aba­ca­te en por­tu­gués. en su cla­si­fi­ca­ción cien­tí­fi­ca se le de­no­mi­na per­sea gra­tí­si­ma o per­sea ame­ri­ca­na. Hoy, es un cul­ti­vo en ex­pan­sión. Las prin­ci­pa­les va­rie­da­des co­mer­cia­les de ex­por­ta­ción son la ‘Fuer­te’, la ‘Hass’ y la ‘na­bal’, es­ta úl­ti­ma de ori­gen gua­te­mal­te­co-me­xi­cano.

Sin em­bar­go, han lle­ga­do a cla­si­fi­car­se has­ta 500 va­rie­da­des... aun­que la ma­yo­ría de ellas han si­do des­car­ta­das por pre­fe­rir la “crea­ción” de nue­vas va­rie­da­des que po­sean un com­por­ta­mien­to más adap­ta­do a la pro­duc­ción en es­ca­la co­mer­cial.

Po­see ri­quí­si­mas pro­pie­da­des ali­men­ti­cias por su al­to con­te­ni­do de acei­te -de 12 a 30%- y pro­teí­nas -de 3 a 4%- ade­más de hi­dra­tos de car­bono, vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les. Ac­tual­men­te es­tá desa­rro­llán­do­se su in­dus­tria­li­za­ción en la pro­duc­ción de ali­men­tos y en la ex­trac­ción de sus acei­tes para pro­duc­tos far­ma­co­ló­gi­cos y cos­mé­ti­cos.

¿Fru­ta o ver­du­ra?

Por lo ge­ne­ral, el agua­ca­te -de­li­cio­so, sano, fá­cil de pre­pa­rar es­tá con­si­de­ra­do co­mo una ver­du­ra, por tan­to, los pla­ti­llos que se pre­pa­ran con él son sa­la­dos. en reali­dad, es una fru­ta... aun­que no sea dulce. Su tex­tu­ra y su sa­bor per­mi­ten pre­pa­ra­cio­nes ili­mi­ta­das sin ne­ce­si­dad de preo­cu­par­se

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.