Sheryl Ru­bio le de­jó el pe­le­ro a Lasso.

Ronda - - CARTENIDO -

Des­de ha­ce al­gún tiem­po te­nía­mos nues­tros ojos fa­ran­du­le­ros pues­tos en la pa­re­ji­ta con­for­ma­da por los ve­ne­zo­la­nos Lasso y Sheryl Ru­bio. Lue­go de una fuer­te ola de ru­mo­res en las re­des so­cia­les, la ac­triz hi­zo co­mo di­ce el re­co­no­ci­do re­frán “ma­tó la cu­le­bra por la ca­be­za”, pues acu­dió a su ca­nal de YouTu­be don­de le de­ve­ló a sus se­gui­do­res que ha­bían ter­mi­na­do. Tal y co­mo lo leen, la pro­ta­go­nis­ta de la se­rie ju­ve­nil So­mos Tú y yo, apa­re­ció en cá­ma­ras don­de ade­más de ha­blar de sus pró­xi­mos pro­yec­tos, sol­tó la bom­ba que el amor en­tre ella y Lasso se ha­bía aca­ba­do un mes jus­to an­tes de cum­plir sie­te años jun­tos. Sheryl, co­men­zó el clip ex­pre­san­do: “Sí, ter­mi­na­mos. Va­mos a cum­plir un mes que no es­ta­mos jun­tos”, pa­ra pos­te­rior­men­te, ex­pre­sar lo di­fí­cil que ha si­do ad­mi­tir­lo pú­bli­ca­men­te, pues to­dos sus ad­mi­ra­do­res los han se­gui­do des­de que ini­cia­ron el amo­río en el 2010. A lo lar­go del vi­deo, Ru­bio ase­gu­ró que en nin­gún mo­men­to re­ci­bió un mal tra­to por par­te de An­drés (nom­bre de pi­la del can­tan­te), to­do lo con­tra­rio, siem­pre man­tu­vo su po­si­ción co­mo ca­ba­lle­ro y buen “no­vio”.

¿La cul­pa es de ter­ce­ros?

Otro te­ma en el que hi­zo én­fa­sis, fue en la pro­ble­má­ti­ca que sur­gió en­tre ella y Co­ri­na Smith, que ter­mi­nó in­vo­lu­cran­do a Gus­ta­vo Elis. Sheryl re­cal­có que en nin­gún mo­men­to sos­tu­vo al­gu­na re­la­ción amo­ro­sa con Elis, y mu­cho me­nos se acos­tó con él, lo cual se es­pe­cu­ló am­plia­men­te gra­cias a los tuits pu­bli­ca­dos por la in­tér­pre­te de “Com­ple­ta”, quien al en­te­rar­se que su ex le pres­tó ayu­da a Ru­bio pa­ra lle­gar a los Es­ta­do Uni­dos, se com­por­tó cual ser­pien­te ve­ne­no­sa y des­ti­ló ve­neno. “Eso que di­cen que en­tre Gus­ta­vo y yo pa­só al­go, es fal­so. Nun­ca me acos­té con él, nun­ca pa­só na­da”, ex­pre­só la ac­triz. Tras for­mar­se to­do ese al­bo­ro­to pro­vo­ca­do por Smith, Sheryl qui­so de­jar cla­ro a quie­nes con­ti­nua­ron los ru­mo­res que su re­la­ción no ha­bía lle­ga­do a su fin por po­ner­le los “su­pues­tos” ca­chos con Elis, ni mu­cho me­nos. “Quie­ro acla­rar que en nin­gún mo­men­to le pu­se el cuerno a An­drés y que An­drés tam­po­co lo hi­zo con­mi­go. Es­to no ter­mi­nó por in­fi­de­li­da­des, al con­tra­rio, nos que­ría­mos mu­cho y aún le ten­go ca­ri­ño”, con­ti­nuó. Sin em­bar­go, to­mó la ini­cia­ti­va de­ve­lar que to­do el “arre­jun­te” que de un mo­men­to a otro sur­gió en­tre ella y el in­tér­pre­te de “Ha­bi­bi” se dio por la gra­ba­ción de un te­ma mu­si­cal, mis­mo que es­tá sien­do re­gra­ba­do por pro­ble­mas sur­gi­dos tras la po­lé­mi­ca con Co­ri­na Smith.

So­la y sin “ran­cho”

An­te es­ta sor­pre­si­va se­pa­ra­ción, la tam­bién can­tan­te de­ve­ló que tan­to ella co­mo su ex­no­vio de­be­rán re­co­ger su “tra­pi­tos” y “ma­cun­da­les” pa­ra de­socu­par el apar­ta­men­to que com­par­tían en Ciu­dad de Mé­xi­co. Di­jo, ade­más, que nun­ca ha­bía du­ra­do tan­to tiem­po so­la, y que por los mo­men­tos es lo me­jor, por­que tan­to ella co­mo An­drés ne­ce­si­tan un “res­pi­ri­to”. Por úl­ti­mo, aco­tó: “Les pi­do mu­cho res­pe­to, amor y mu­cha com­pre­sión por es­ta de­ci­sión que he­mos to­ma­do. Na­die me las­ti­mó, ni yo las­ti­mé… só­lo pa­sa­ron las co­sas así y ya. Gra­cias a to­dos los que nos si­guie­ron to­dos es­tos años, en nues­tra re­la­ción, gra­cias”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.