Bi­joux

Too Much - - Contenido -

Ha pa­sa­do mu­cho tiem­po, ¡135 años! des­de que Al­pi­na se es­ta­ble­ció co­mo una fá­bri­ca de re­lo­jes de corte au­daz e in­no­va­do­res. Es­tos ele­gan­tes re­lo­jes de­por­ti­vos sur­gen de una ma­nu­fac­tu­ra asen­ta­da en Gi­ne­bra, Sui­za, en la que se pla­ni­fi­ca to­do: des­de el di­se­ño de ca­da uno de los ejem­pla­res de las co­lec­cio­nes Al­pi­ner, Star­ti­mer, Seas­trong y Com­tes­se, in­clu­so de sus mo­vi­mien­tos, has­ta el mon­ta­je de ca­da má­qui­na.

Ha pa­sa­do mu­cho tiem­po, ¡135 años! des­de que Al­pi­na se es­ta­ble­ció co­mo una fá­bri­ca de re­lo­jes de corte au­daz e in­no­va­do­res. Es­tos ele­gan­tes re­lo­jes de­por­ti­vos sur­gen de una ma­nu­fac­tu­ra asen­ta­da en Gi­ne­bra, Sui­za, en la que se pla­ni­fi­ca to­do: des­de el di­se­ño de ca­da uno de los ejem­pla­res de las co­lec­cio­nes Al­pi­ner, Star­ti­mer, Seas­trong y Com­tes­se, in­clu­so de sus

/ mo­vi­mien­tos, has­ta el mon­ta­je de ca­da má­qui­na.

El ob­je­ti­vo de tan­ta de­di­ca­ción es pro­du­cir re­lo­jes fun­cio­na­les de lu­jo, ase­qui­bles a los jó­ve­nes en­tu­sias­tas de las ma­qui­na­rias del tiem­po, pe­ro sin com­pro­me­ter la ca­li­dad.

Una de las prue­bas de que real­men­te Al­pi­na es de men­te abierta es que des­pués de más de un si­glo de fun­cio­na­mien­to, aún es­tá in­tere­sa­da en in­te­grar lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía en sus re­lo­jes. El Al­pi­nerx es un smart­watch re­sul­ta­do de las opiniones de la Co­mu­ni­dad Kicks­tar­ter, cu­yos miem­bros es­tán com­pro­me­ti­dos a con­ver­tir ideas nue­vas en reali­dad y es por eso que ca­da uno de ellos re­ci­bi­rá un ejem­plar del co­lor de su elec­ción. Ba­sa­do en es­ta pla­ta­for­ma se pre­sen­tó la cam­pa­ña de es­tos re­lo­jes per­so­na­li­za­bles.

Con una ba­te­ría útil de dos años, el Al­pi­nerx pro­vee un sen­sor de mo­vi­mien­to y de ra­yos UV, ba­ró­me­tro y mag­ne­tó­me­tro; GPS co­nec­ta­do, brú­ju­la, alar­mas (de ac­ti­vi­dad y des­per­ta­dor), mo­ni­to­ri­za­ción de sue­ño, re­loj mun­dial, no­ti­fi­ca­ción de men­sa­jes y lla­ma­das. Fun­cio­nes in­di­ca­ti­vas de su de­di­ca­ción a la gen­te apa­sio­na­da por las ac­ti­vi­da­des fí­si­cas y los via­jes y que dis­fru­ta es­tar co­nec­ta­da. Lo com­ple­men­ta una co­rrea de cau­cho co­lor na­ran­ja o azul ma­rino y una ca­ja en fi­bra de vi­drio y ace­ro inoxi­da­ble. To­do fun­cio­na ba­jo un cris­tal de za­fi­ro con tra­ta­mien­to an­ti ara­ña­zos. Y co­mo buen re­loj con­tem­po­rá­neo de­por­ti­vo, pe­ro de igual ma­ne­ra ele­gan­te, el Al­pi­nerx tie­ne un diá­me­tro 45mm.

MÁS CLASICOS

Pe­ro hay tam­bién pa­ra quie­nes pre­fie­ren mo­de­los de­por­ti­vos más clá­si­cos. Pa­ra ellos es el Star­ti­mer Pi­lot Au­to­ma­tic, ani­ma­do por un mo­vi­mien­to de car­ga au­to­má­ti­ca, ca­ja de ace­ro inoxi­da­ble en co­lor ti­ta­nio o re­ves­ti­mien­to de oro ro­sa. Evo­ca a la pri­me­ra mi­tad del si­glo XX, épo­ca en la que Al­pi­na pro­veía los re­lo­jes de las fuer­zas aé­reas de al­gu­nos paí­ses eu­ro­peos, en por eso es que des­ta­ca, en­tre sus cua­li­da­des, su ca­ja an­ti­mag­né­ti­ca.

Es el úl­ti­mo ejem­plar de una co­lec­ción que na­ció en 2011 en re­cuer­do de esas má­qui­nas del tiem­po usa­das por los pi­lo­tos y que exi­gían pre­ci­sión, re­sis­ten­cia a los cho­ques y fá­cil le­gi­bi­li­dad (pa­ra fa­ci­li­tar su uso en pleno vue­lo).

La ma­nu­fac­tu­re­ra gi­ne­bri­na pro­du­ce má­qui­nas del tiem­po de corte de­por­ti­vo de lu­jo, muy bus­ca­dos por los en­tu­sias­tas de la re­lo­je­ría de al­ta ga­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.