Cis­ne ne­gro pa­ra la so­ja con el aran­cel de EE.UU. al bio­dié­sel.

AgroVoz - - Página Delantera - Pa­blo Adrea­ni In­di­ca­do­res agrí­co­las

L a de­ci­sión del go­bierno de los Es­ta­dos Uni­dos de apli­car en for­ma pro­vi­so­ria un aran­cel de im­por­ta­ción del 60 por cien­to pro­me­dio al bio­dié­sel pro­ce­den­te de la Ar­gen­ti­na im­pli­ca en la prác­ti­ca una prohi­bi­ción. La me­di­da to­mó por sorpresa a to­do el sec­tor agroin­dus­trial que pro­du­ce acei­te de so­ja y lue­go lo pro­ce­sa pa­ra ex­por­tar co­mo bio­dié­sel, y po­drá te­ner im­pli­can­cias ne­ga­ti­vas pa­ra nues­tros pro­duc­to­res por su po­ten­cial efec­to ba­jis­ta so­bre los pre­cios in­ter­nos de la so­ja. En­tre la de­mo­ra por par­te de la Unión Eu­ro­pea en per­mi­tir el re­in­gre­so del bio­dié­sel na­cio­nal y es­ta úl­ti­ma me­di­da apli­ca­da por los Es­ta­dos Uni­dos, pa­re­ce una cons­pi­ra­ción des­ti­na­da a per­ju­di­car la com­pe­ti­ti­vi­dad del sec­tor agroin­dus­trial y ex­por­ta­dor de la Ar­gen­ti­na. Nues­tro país se ha­bía po­si­cio­na­do co­mo el pri­mer ex­por­ta­dor de bio­dié­sel del mun­do, y aho­ra de­be­rá en­fren­tar una si­tua­ción muy di­fí­cil al no po­der re­di­rec­cio­nar sus ven­tas a nue­vos des­ti­nos. La me­di­da de­be ser te­ni­da en cuen­ta pa­ra fu­tu­ras ne­go­cia­cio­nes y pa­ra que nues­tro país adop­te una pos­tu­ra mu­cho más fir­me pa­ra de­fen­der a sus pro­duc­to­res y em­pre­sas que ge­ne­ran in­ver­sio­nes y ex­por­ta­cio­nes ge­nui­nas con al­to va­lor agre­ga­do.

Vea­mos cua­les pue­den ser las pri­me­ras im­pli­can­cias: en pri­mer lu­gar, es­ta me­di­da va a ge­ne­rar una ma­yor de­man­da in­ter­na de po­ro­to de so­ja en los Es­ta­dos Uni­dos, pa­ra su pro­ce­sa­mien­to en acei­te y lue­go a bio­dié­sel. Des­de el pun­to de vis­ta de mer­ca­do, los ex­por­ta­do­res de gra­nos de­be­rán com­pe­tir con una de­man­da adi­cio­nal por su vo­lu­men de ori­gi­na­ción. Ten­drá un im­pac­to al­cis­ta en el pre­cio del acei­te de so­ja en su mer­ca­do lo­cal y, en con­se­cuen­cia, en el pre­cio del po­ro­to de so­ja. En cam­bio, en la Ar­gen­ti­na el efec­to so­bre los pre­cios de la so­ja en nues­tro mer­ca­do in­terno po­drá ser ba­jis­ta, per­ju­di­can­do en for­ma di­rec­ta a los pro­duc­to­res. Su­ce­de que, al re­du­cir­se las ex­por­ta­cio­nes de bio­dié­sel, las em­pre­sas de­be­rán reorien­tar sus ven­tas de ex­por­ta­ción al mer­ca­do de acei­te de so­ja. Y por los vo­lú­me­nes que es­tán en juego, es­ta­mos ha­blan­do de una so­bre­ofer­ta de acei­te de so­ja en el mer­ca­do mun­dial de por lo me­nos un mi­llón de to­ne­la­das. Pa­ra te­ner una no­ción de es­ta ci­fra, equi­va­le al 100 por cien­to de las ex­por­ta­cio­nes de acei­te de so­ja de los Es­ta­dos Uni­dos. En otro or­den, los ame­ri­ca­nos po­drán re­em­pla­zar el bio­dié­sel que no po­drán im­por­tar de la Ar­gen­ti­na, si apli­ca­ran teó­ri­ca­men­te to­do el vo­lu­men de sus ex­por­ta­cio­nes de acei­te de so­ja pa­ra ser pro­ce­sa­dos co­mo bio­dié­sel en su mer­ca­do in­terno. Co­mo se ve, al­go muy im­pro­ba­ble y di­fí­cil de apli­car en la prác­ti­ca.

En con­clu­sión, es­ta me­di­da pro­tec­cio­nis­ta del go­bierno ame­ri­cano be­ne­fi­cia en pri­mer lu­gar a su in­dus­tria de bio­dié­sel y a sus pro­duc­to­res, que po­drán te­ner una mejora en el pre­cio de ven­ta de la so­ja. Y, co­mo con­tra­par­te, se­rá el con­su­mi­dor ame­ri­cano quien de­ba pa­gar un ma­yor pre­cio por el com­bus­ti­ble al no dis­po­ner más de un bio­dié­sel im­por­ta­do a un pre­cio más com­pe­ti­ti­vo. Pa­ra los pro­duc­to­res de so­ja de la Ar­gen­ti­na, la si­tua­ción es to­tal­men­te opues­ta; la me­nor de­man­da de ex­por­ta­ción de bio­dié­sel po­drá te­ner dos efec­tos di­rec­tos ne­ga­ti­vos: caí­da en la de­man­da de so­ja por par­te de la in­dus­tria, con el con­se­cuen­te efec­to ba­jis­ta y, en el ca­so de una so­bre­ofer­ta de acei­te pa­ra ex­por­ta­ción, una caí­da en el pre­cio in­ter­na­cio­nal y un efec­to adi­cio­nal ne­ga­ti­vo pa­ra los pre­cios que re­ci­be el pro­duc­tor. Fuen­tes gu­ber­na­men­ta­les in­di­ca­ron que se es­tu­dia lle­var ade­lan­te una ne­go­cia­ción bi­la­te­ral con Es­ta­dos Uni­dos; re­cu­rrir a la OMC en que­ja o que “los pri­va­dos se jun­ten y en­tre con­tra­par­tes es­tén dis­pues­tos a ex­plo­rar un acuer­do, pa­ra au­to­rre­gu­lar­se o con­ve­nir có­mo se­guir”.

Por los vo­lú­me­nes que es­tán en juego, se lle­ga­ría a una so­bre­ofer­ta de un mi­llón de to­ne­la­das de acei­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.