Pi­ca­das pe­ri­me­tra­les: có­mo pre­ve­nir in­cen­dios en los cam­pos

AgroVoz - - Mercados -

En fun­ción del cui­da­do del am­bien­te y las bue­nas prác­ti­cas agro­pe­cua­rias, la So­cie­dad Ru­ral de Je­sús Ma­ría re­co­men­dó a sus asociados la eje­cu­ción y man­te­ni­mien­to de pi­ca­das pe­ri­me­tra­les en el in­te­rior de sus es­ta­ble­ci­mien­tos pro­duc­ti­vos. Di­chas obras son úti­les pa­ra pre­ve­nir po­ten­cia­les in­cen­dios, evi­tar el pa­so del fue­go y fa­vo­re­cer el com­ba­te di­rec­to.

En tér­mi­nos ad­mi­nis­tra­ti­vos, los pro­duc­to­res y due­ños de cam­pos que­dan au­to­ri­za­dos pa­ra rea­li­zar ta­les ta­reas de pre­ven­ción con la so­la pre­sen­ta­ción de una de­cla­ra­ción ju­ra­da en cual­quier ofi­ci­na de Ren­tas de la Pro­vin­cia. Se re­cor­dó que la rea­li­za­ción y man­te­ni­mien­to de in­fra­es­truc­tu­ras de pre­ven­ción y con­trol de in­cen­dios es­tá con­tem­pla­do en la ac­tual Ley 9.814, co­mo una ac­ti­vi­dad pa­ra el cui­da­do de los bos­ques na­ti­vos.

Be­ne­fi­cios. Se de­fi­ne co­mo Pi­ca­das Pe­ri­me­tra­les (PP), a las fran­jas de en­tre seis y 15 me­tros de an­cho in­me­dia­tas al alam­bra­do y des­pro­vis­tas de cual­quier ti­po de ve­ge­ta­ción, en es­pe­cial en las épo­cas de ma­yor ries­go de in­cen­dios. La fun­ción de es­tas pi­ca­das con­sis­te en mantener el alam­bra­do pe­ri­me­tral, pre­ve­nir in­cen­dios o de­te­ner­los me­dian­te con­tra­fue­gos, pa­ra fa­ci­li­tar el mo­vi­mien­to de vehícu­los, per­so­nal y ma­te­rial, prin­ci­pal­men­te en las ope­ra­cio­nes de lu­cha con­tra el fue­go. En otras pa­la­bras, sir­ven pa­ra in­te­rrum­pir la con­ti­nui­dad de la ve­ge­ta­ción o ma­te­rial com­bus­ti­ble,

lo que per­mi­te de­te­ner fue­gos su­per­fi­cia­les.

Re­qui­si­tos. Es obli­ga­ción y res­pon­sa­bi­li­dad del pro­pie­ta­rio del cam­po la cons­truc­ción y el man­te­ni­mien­to de Pi­ca­das Pe­ri­me­tra­les (PP). Al rea­li­zar­las, se de­be­rán res­pe­tar los ejem­pla­res ar­bó­reos, que su­peren los 10 ó 15 cen­tí­me­tros de DAP (diá­me­tro al­tu­ra al pe­cho).

De­be­rán per­ma­ne­cer li­bres de ma­te­ria­les ve­ge­ta­les com­bus­ti­bles, es­pe­cial­men­te en la épo­ca de ma­yor ries­go de in­cen­dios, a ex­cep­ción de cul­ti­vos en es­ta­do ve­ge­ta­ti­vo o ve­ge­ta­ción es­pon­tá­nea que por sus ca­rac­te­rís­ti­cas no pue­da en­trar en ig­ni­ción, co­mo por ejem­plo, ver­deos y cac­tá­ceas.

De­be­rán es­tar en am­bos la­dos del alam­bra­do pa­ra que cum­plan efi­cien­te­men­te su fun­ción.

El an­cho de las pi­ca­das de­pen­de­rá, en­tre otras va­ria­bles, de la ve­ge­ta­ción (al­tu­ra, com­po­si­ción, co­ber­tu­ra, ma­ne­jo del bosque), la pen­dien­te, los vien­tos (di­rec­ción, épo­ca de ocu­rren­cia, in­ten­si­dad), ocu­rren­cia de in­cen­dios, con­di­cio­nes cli­má­ti­cas y pro­xi­mi­dad de cur­sos y cuer­pos de agua.

Lim­pie­za. Man­te­ni­mien­to pe­ri­me­tral en un alam­bra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.