Re­ten­cio­nes: ¿a cuen­ta de Ga­nan­cias pa­ra la so­ja?

AgroVoz - - Análisis -

–Qué des­pio­le se ar­mó com­pa­ñe­ro Don Pro­duc­ti­vo con la de­ci­sión de Es­ta­dos Uni­dos de es­ta­ble­cer aran­ce­les de has­ta el 64 por cien­to pa­ra las im­por­ta­cio­nes de nues­tro bio­dié­sel. La mi­tad de lo que pro­du­ci­mos y el 90 por cien­to de lo que ex­por­ta­mos va a pa­rar allá; es un do­lor de ca­be­za.

–Es­tá en lo cier­to, ca­ma­ra­da Don Tec­no­ló­gi­co. Los pro­duc­to­res nor­te­ame­ri­ca­nos con­si­de­ran que hay com­pe­ten­cia des­leal por­que aquí las in­dus­trias pa­gan la ma­te­ria pri­ma con un des­cuen­to del 30 por cien­to so­bre el pre­cio in­ter­na­cio­nal, de­bi­do a las re­ten­cio­nes; pe­ro des­pués ven­den el pro­duc­to ter­mi­na­do sin de­re­chos de ex­por­ta­ción. Y el go­bierno de Do­nald Trump les dio la ra­zón. Aho­ra ha­brá que ver qué pa­sa.

–Me­nos mal que el mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria anun­ció, con un tim­ming ca­si per­fec­to, que Chi­na va a vol­ver a com­prar acei­te de so­ja­des­pués­de­do­sa­ños.Esoe­sun ali­vio pa­ra las acei­te­ras.

–Sí, un anal­gé­si­co di­ga­mos, pe­ro bue­na no­ti­cia al fin. De to­dos mo­dos, no son po­cas las vo­ces que apro­ve­cha­ron el mo­men­to pa­ra in­sis­tir en un pe­di­do que co­men­zó a so­nar con más fuer­za en las úl­ti­mas se­ma­nas, des­pués de que el Us­da pro­nos­ti­ca­ra una co­se­cha ré­cord de so­ja en el nor­te y ti­ra­ra los pre­cios más ha­cia aba­jo.

–Me ima­gino pa­ra dón­de va su co­men­ta­rio: un co­no­ci­do que si­go por Twit­ter di­jo que lo que pa­só con Es­ta­dos Uni­dos es una ex­cu­sa jus­ta pa­ra “igua­lar pa­ra arri­ba”, qui­tan­do las re­ten­cio­nes.

–La ca­zó al vue­lo, mi ami­go. La Aso­cia­ción de la Ca­de­na de la So­ja (Ac­so­ja) vie­ne in­sis­tien­do so­bre la ne­ce­si­dad de re­ver el es­que­ma de re­ten­cio­nes; aun­que el Go­bierno de Cam­bie­mos las re­du­jo cin­co pun­tos y en enero se ini­cia la re­ba­ja gra­dual del 0,5 por cien­to men­sual, con­si­de­ran que es in­su­fi­cien­te en el mar­co de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les.

–Es­tán to­dos ali­nea­dos, en­ton­ces. En mi pa­neo dia­rio por las re­des pu­de ver tam­bién al­gu­nos co­men­ta­rios ver­ti­dos por el ana­lis­ta Sal­va­dor Di Ste­fano, que hi­zo una in­tere­san­te pro­pues­ta so­bre las re­ten­cio­nes, con el fin de im­pul­sar la ven­ta de la so­ja que es­tá guar­da­da en los si­los y, ló­gi­ca­men­te, dar­le más di­na­mis­mo a la eco­no­mía.

–Mi­re us­ted, no sa­bía de eso. Cuén­te­me qué di­jo nues­tro ami­go ro­sa­rino.

–Con su ha­bi­tual es­ti­lo, en una de las columnas que es­cri­be en su pá­gi­na web, no an­du­vo con vuel­tas: afir­mó que el pre­cio de la so­ja ha­ce que el cul­ti­vo no sea ren­ta­ble y con­si­de­ró que es mo­men­to de to­mar me­di­das ju­ga­das, por­que con una ba­ja de só­lo 12 pun­tos de las re­ten­cio­nes en dos años no al­can­za. En con­cre­to, sos­tu­vo que el Go­bierno de­be­ría per­mi­tir que los de­re­chos de ex­por­ta­ción se to­men a cuen­ta del Im­pues­to a las Ga­nan­cias. Se­gún su mi­ra­da, se­ría un win-win pa­ra to­dos: se di­na­mi­za­ría la ven­ta, el di­ne­ro co­men­za­ría a cir­cu­lar, se ge­ne­ra­ría más ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca y, por en­de, más re­cau­da­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.