El mon­te en­gor­da

En un ma­ne­jo con pas­tu­ras im­plan­ta­das y en­si­la­dos, al pie de la sie­rra se pue­de lle­gar a pro­du­cir has­ta 100 kilos de car­ne más por hec­tá­rea.

AgroVoz - - Página Delantera - Fa­vio Ré fre@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Aun­que se lan­zó du­ran­te el kirch­ne­ris­mo y tan­to su diag­nós­ti­co co­mo sus me­tas fue­ron cues­tio­na­dos por las en­ti­da­des agro­pe­cua­rias, Ar­gen­ti­na tie­ne vi­gen­te un Plan Es­tra­té­gi­co Ali­men­ta­rio 2020 que, en­tre sus ob­je­ti­vos, bus­ca lle­gar a año con una pro­duc­ción de car­ne va­cu­na de 3,5 mi­llo­nes de toneladas. Es­to es, 25 por cien­to más que las 2,8 mi­llo­nes de toneladas con las que cerrará el es­te ejer­ci­cio, tan­to para abas­te­cer un ma­yor con­su­mo in­terno co­mo para con­ver­tir al país en “su­per­mer­ca­do del mun­do”.

Pro­du­cir más car­ne sig­ni­fi­ca pro­du­cir más bo­vi­nos, y ta­les fi­nes no pue­den ser des­co­nec­ta­dos de una reali­dad in­sos­la­ya­ble del ma­pa pro­duc­ti­vo ar­gen­tino, que tie­ne a los bos­ques na­ti­vos co­mo una de las prin­ci­pa­les “fá­bri­cas” de no­vi­llos y va­qui­llo­nas.

“En Ar­gen­ti­na se pro­du­ce car­ne en bos­ques na­ti­vos en to­do el país”, re­su­mió, sin vuel­tas, Pa­blo Peri, in­ves­ti­ga­dor de la Universidad Na­cio­nal de la Pa­ta­go­nia Aus­tral y del In­ta San­ta Cruz, que fue uno de los di­ser­tan­tes de la jor­na­da “Pro­duc­ción animal en sis­te­mas agro-sil­vo pas­to­ri­les”, rea­li­za­da du­ran­te el 40° Con­gre­so Ar­gen­tino de Pro­duc­ción Animal que se reali­zó en la Ciu­dad Uni­ver­si­ta­ria de Cór­do­ba en­tre el lu­nes y ayer.

Peri es uno de los téc­ni­cos que par­ti­ci­pó en la ela­bo­ra­ción de las sie­te pau­tas acor­da­das por los mi­nis­te­rios de Agroin­dus­tria, y de Am­bien­te y Desa­rro­llo Sus­ten­ta­ble de la Na­ción, para per­mi­tir pla­nes de Ma­ne­jo de Bos­ques con Ga­na­de­ría In­te­gra­da (MBGI).

Se­gún el es­pe­cia­lis­ta de la Pa­ta­go­nia, “los mo­de­los sil­vo­pas­to­ri­les no só­lo brin­dan ser­vi­cios de pro­duc­ción ga­na­de­ra, sino tam­bién eco­sis­té­mi­cos”. En­tre los pun­tos sa­lien­tes de las pau­tas para el MBGI; por ejem­plo, se in­clu­ye la obli­ga­ción de de­jar un 10 por cien­to del pre­dio li­bre de in­ter­ven­cio­nes, para la con­ser­va­ción de la biodiversidad; pe­ro tam­bién la po­si­bi­li­dad de de­fo­res­tar has­ta 10 por cien­to de la su­per­fi­cie para in­cluir un “ban­co fo­rra­je­ro”, en el que se pro­duz­can solo pas­tu­ras.

Pas­tu­ras pro­duc­ti­vas

El le­ma ele­gi­do por la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Pro­duc­ción Animal (Aa­pa) para su Con­gre­so de es­te año fue “Cien­cia y Tec­no­lo­gía, pi­la­res del desa­rro­llo ga­na­de­ro sus­ten­ta­ble”. Ba­jo ese pa­ra­guas, el in­ge­nie­ro agró­no­mo Ho­ra­cio Val­dez, de la Fa­cul­tad de Cien­cias Agro­pe­cua­rias de la Universidad Na­cio­nal de Cór­do­ba (FCA-UNC), fue el en­car­ga­do de ex­hi­bir un ca­so tes­ti­go de có­mo me­jo­ra la pro­duc­ción de car­nes, en un mon­te ubi­ca­do en pie de sie­rra, con un pas­to­reo di­ri­gi­do y con­tro­la­do, en com­pa­ra­ción con un plan­teo en el que se de­je el pre­dio tal co­mo es­tá.

En con­cre­to, se par­tió de un mo­de­los ini­cial del pre­dio di­vi­di­do en só­lo cua­tro lo­tes (S1) y con dos ma­ne­jos: T1 (só­lo pas­ti­za­les 100 por cien­to na­tu­ra­les) y T2 (70 por cien­to na­tu­ra­les y 30 pas­tu­ras im­plan­ta­das); a in­ten­si­fi­car la es­tra­te­gia pro­duc­ti­va con una sub­di­vi­sión en 25 lo­tes (S3) y un ter­cer ma­ne­jo: T3 (70 por cien­to na­tu­ra­les, 23 im­plan­ta­das y 7 fo­rra­jes pi­ca­dos). En am­bos mo­de­los se com­pa­ra­ron los re­sul­ta­dos con dos re­gí­me­nes de llu­vias di­fe­ren­tes: 800 o 600 mi­lí­me­tros en el año.

LOS MO­DE­LOS SIL­VO­PAS­TO­RI­LES BRIN­DAN TAN­TO SER­VI­CIOS GA­NA­DE­ROS CO­MO ECO­SIS­TÉ­MI­COS. Pa­blo Peri, del In­ta San­ta Cruz y la Universidad de la Pa­ta­go­nia Aus­tral

En el plan­teo S1, una pro­duc­ción de car­ne de en­tre 16 y 9 kilos por hec­tá­rea, en fun­ción del cau­dal de llu­vias, pa­só a en­tre 41 y 26 kilos só­lo al in­cor­po­rar 30 por cien­to de pas­tu­ras im­plan­ta­das; es de­cir, un in­cre­men­to de en­tre 156 y 188 por cien­to. Pe­ro el sal­to pro­duc­ti­vo se dio con un ma­ne­jo in­ten­si­vo: con ma­yor can­ti­dad de lo­tes, la es­tra­te­gia T2 arro­jó 86 y 57 kilos por hec­tá­rea, 437 y 533 por cien­to más que el es­ce­na­rio ba­se; in­cor­po­ran­do si­lo, se lle­gó a 110 y 79 kilos, lo que sig­ni­fi­ca en­tre 587 y 777 por cien­to por en­ci­ma de un plan­teo sin in­ter­ven­cio­nes. La di­fe­ren­cia en­tre las dos pun­tas (S1, T1 y S2,T3) lle­ga has­ta ca­si 100 kilos por hec­tá­rea.

Para Val­dez, un da­to re­le­van­te es la ma­yor efi­cien­cia en el uso de agua a me­di­da que se in­ten­si­fi­ca el mo­de­lo: en el es­ce­na­rio ba­se, la pro­duc­ción cae 43 por cien­to al re­du­cir­se el régimen de llu­vias; en el que apli­ca ma­yor tec­no­lo­gía, la pér­di­da es del 28 por cien­to.

Con­si­de­ró que la com­ple­men­ta­ción con pas­tu­ras im­plan­ta­das no só­lo sig­ni­fi­ca una me­jo­ra pro­duc­ti­va sino tam­bién que ayu­da a una rá­pi­da re­cu­pe­ra­ción de las áreas de­gra­da­das. Ya que, en­tre otros be­ne­fi­cios, per­mi­te des­can­sar los po­tre­ros con pas­ti­za­les.

En es­te con­tex­to, Val­dez des­ta­có el va­lor de los ár­bo­les: “Ba­jo el ár­bol, la ca­li­dad de la pas­tu­ra y su di­ges­ti­bi­li­dad es me­jor, se lo­gra ma­yor pro­duc­ción de ma­te­ria se­ca, más con­te­ni­do de ma­te­ria or­gá­ni­ca y nu­trien­tes, y me­nos con­su­mo de agua por­que la di­fe­ren­cia en­tre sol y sombra es de 10 a 12 gra­dos y los ani­ma­les de­man­dan me­nos. Mien­tras al sol pier­den pe­so, a la sombra lo ga­nan”.

(PREN­SA FCA-UNC)

Ho­ra­cio Val­dez. El es­pe­cia­lis­ta de la FCA-UNC fue uno de los di­ser­tan­tes en la jor­na­da “Pro­duc­ción animal en sis­te­mas agro-sil­vo­pas­to­ri­les”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.