La re­ser­va se ha­ce de pri­me­ra

Con al­ta tec­no­lo­gía dis­po­ni­ble en ge­né­ti­ca y con equi­pos pa­ra la con­fec­ción y el su­mi­nis­tro, el forraje con­ser­va­do bus­ca efi­cien­cia, a pe­sar del cli­ma.

AgroVoz - - Página Delantera - Ale­jan­dro Ro­llán aro­llan@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

C on los feed­lots tra­ba­jan­do con el ma­yor en­cie­rre de su his­to­ria y con los tam­bos re­cu­pe­ran­do pro­duc­ción de le­che –que en mar­zo ha­bía cre­ci­do 15 por cien­to res­pec­to de 12 me­ses atrás–, la ofer­ta de re­ser­vas fo­rra­je­ras tie­ne por de­lan­te el de­sa­fío de man­te­ner es­tos ni­ve­les de ac­ti­vi­dad.

De lo que se pue­da re­unir co­mo fuen­te de fi­bra y ener­gía de­pen­de­rá de có­mo la pro­duc­ción de le­che y de car­ne afron­ta­rán lo que que­da del año.

Si bien la se­quía le ha pe­ga­do fuer­te a la dis­po­ni­bi­li­dad de forrajes, el sec­tor es­tá pre­pa­ra­do pa­ra dar res­pues­tas a la con­tin­gen­cia. El pa­que­te tec­no­ló­gico que con­for­man la ge­né­ti­ca y el equi­pa­mien­to pa­ra la con­fec­ción y el su­mi­nis­tro de re­ser­vas, vie­ne cre­cien­do en efi­cien­cia año tras año.

Con­tin­gen­cia

En la ac­tual cam­pa­ña, en la que los forrajes con­ser­va­dos ten­drán me­nos dis­po­ni­bi­li­dad en su ofer­ta de ma­te­ria ver­de, se­rá el su­mi­nis­tro de gra­nos de maíz y de so­ja el en­car­ga­do de apor­tar la ener­gía y la pro­teí­na ne­ce­sa­ria pa­ra equi­li­brar las die­tas.

“En años nor­ma­les, el si­la­je de maíz es fuen­te de fi­bra y apro­ve­cha­mos el grano co­mo ener­gía. Pe­ro en es­ta cam­pa­ña mu­chos de los lo­tes que iban co­mo re­ser­vas no pro­du­je­ron el grano su­fi­cien­te por la se­quía; por eso se va a com­pen­sar con grano con des­tino fo­rra­je­ro”, ex­pli­có Fe­de­ri­co Sán­chez, del Área de Me­ca­ni­za­ción Agrí­co­la del In­ta Man­fre­di, e in­te­gran­te del gru­po or­ga­ni­za­dor de la 9ª Jor­na­da de Forrajes Con­ser­va­dos rea­li­za­da ayer en la ex­pe­ri­men­tal.

La con­vo­ca­to­ria reunió en dos sa­lo­nes si­mul­tá­neos a es­pe­cia­lis­tas na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les que ex­pu­sie­ron los úl­ti­mos avan­ces en ela­bo­ra­ción y uso de los forrajes con­ser­va­dos. Ade­más de una di­ná­mi­ca a cam­po, en la que se ex­hi­bió la úl­ti­ma tec­no­lo­gía en ma­qui­na­ria agrí­co­la pa­ra la pro­duc­ción y el su­mi­nis­tro de ali­men­tos pa­ra la ga­na­de­ría.

El me­nor vo­lu­men de ma­te­ria se­ca que apor­ta­rán los forrajes, de­bi­do a la se­quía estival, va a obli­gar a uti­li­zar más su­per­fi­cie pa­ra su con­fec­ción.

Des­de el In­ta es­ti­man que en es­ta cam­pa­ña se des­ti­na­rán a ni­vel na­cio­nal más de dos mi­llo­nes de hec­tá­reas pa­ra pi­ca­do –una su­per­fi­cie ré­cord–, por en­ci­ma de los 1,75 mi­llo­nes de hec­tá­reas del año an­te­rior.

Su­ce­de que los maí­ces de pri­me­ra que iban a ser des­ti­na­dos a re­ser­va tu­vie­ron es­trés hí­dri­co en di­ciem­bre, al igual que los maí­ces de se­gun­da que pa­de­cie­ron el dé­fi­cit de agua en­tre fe­bre­ro y mar­zo, en ple­na flo­ra­ción.

“Es­ta si­tua­ción hi­zo que la con­fec­ción de si­la­je de maíz de plan­ta en­te­ra, el más ba­ra­to por ki­lo de ma­te­ria se­ca, se vie­ra per­ju­di­ca­da. Por eso esa fal­ta de grano en el si­la­je se com­pen­sa­rá con grano de maíz y grano o ex­pe­ller de so­ja”, in­di­có Sán­chez.

A par­tir de es­ta ne­ce­si­dad, la Bol­sa de Ce­rea­les de Cór­do­ba cal­cu­la que en la pro­vin­cia se va a du­pli­car la can­ti­dad de grano de maíz pa­ra con­su­mo ani­mal, un vo­lu­men que su­pe­raría las 400 mil to­ne­la­das.

Por la se­quía de fe­bre­ro y mar­zo tam­bién fal­tan ro­llos y me­ga­far­dos de al­fal­fa, la fuen­te de pro­teí­na más ba­ra­ta. De­bi­do a ello, el mer­ca­do ex­hi­be una es­ca­sez de am­bas re­ser­vas.

An­te el fal­tan­te de fi­bra pa­ra equi­li­brar las die­tas, Sán­chez men­cio­nó al­gu­nas si­tua­cio­nes co­yun­tu­ra­les que ocu­rren en los lo­tes con so­ja: co­se­cha­do­ras tra­ba­jan­do con el des­pa­rra­ma­dor des­ac­ti­va­do, por­que atrás vie­ne una ro­toen­far­da­do­ra que con­fec­cio­na ro­llos con el ras­tro­jo.

La recarga hí­dri­ca del oto­ño, si bien no es ho­mo­gé­nea en to­da la pro­vin­cia, le es­tá abrien­do chances a la siembra de ce­rea­les de in­vierno con fi­nes forrajeros.

Sem­bra­dos en ma­yo y pi­ca­dos en oc­tu­bre (en grano le­cho­so), su in­clu­sión en la ro­ta­ción per­mi­te que el lo­te es­té li­be­ra­do a tiem­po pa­ra ha­cer una so­ja o un maíz de se­gun­da. “Va a ser una he­rra­mien­ta im­por­tan­te pa­ra com­pen­sar la fal­ta de fi­bra y de ener­gía de las re­ser­vas rea­li­za­das en ve­rano y oto­ño”, ob­ser­vó Sán­chez.

Pa­que­te

El avan­ce de la ma­qui­na­ria agrí­co­la des­ti­na­da a la con­fec­ción fo­rra­je­ra tam­bién per­mi­te sa­car pro­ve­cho de es­ta co­yun­tu­ra.

Du­ran­te el año pa­sa­do, el mer­ca­do na­cio­nal de pi­ca­do­ras au­to­pro­pul­sa­das in­vo­lu­cró a 55 uni­da­des, de las cua­les 24 ve­nían equi­pa­das con crac­kers de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción pa­ra pro­ce­sar hí­bri­dos con más de 40 por cien­to de ma­te­ria se­ca.

El pa­pel de los crac­kers

Se­gún des­cri­bió Sán­chez, en épo­cas co­mo la ac­tual, cuan­do el cli­ma de­mo­ra el pi­ca­do de los maí­ces tar­díos, el grano se pa­sa y se en­du­re­ce, lo que di­fi­cul­ta su pro­ce­sa­mien­to.

“Los crac­kers per­mi­ten su uti­li­za­ción. Ha­cen que se pue­da am­pliar la ventana de tra­ba­jo y per­mi­tir apro­ve­char me­jor los cul­ti­vos pa­sa­dos”, com­ple­tó el es­pe­cia­lis­ta.

El uso de ge­né­ti­ca de pun­ta, en cuan­to a hí­bri­dos, tam­bién re­dun­da en una ma­yor efi­cien­cia en la con­ver­sión de ma­te­ria se­ca en car­ne o le­che. Si bien hay una ten­den­cia ma­yo­ri­ta­ria a pi­car hí­bri­dos que en los ca­tá­lo­gos co­mer­cia­les ex­hi­ben al­ta po­ten­cia­li­dad co­mo grano, la ofer­ta por par­te de los se­mi­lle­ros de ma­te­ria­les si­le­ros vie­ne cre­cien­do. Lo que en el sec­tor es bien­ve­ni­do.

LUE­GO DE LA SE­QUÍA ESTIVAL, LAS LLU­VIAS DE OTO­ÑO INCREMENTAN LAS CHANCES PA­RA LA SIEMBRA DE CE­REA­LES CON FI­NES FORRAJEROS. LA FAL­TA DE ENER­GÍA EN LOS SI­LA­JES DE MAÍZ SE VA A COM­PEN­SAR CON EL SU­MI­NIS­TRO DE GRA­NOS DE MAÍZ Y SO­JA. Fe­de­ri­co Sán­chez, téc­ni­co del In­ta Man­fre­di SE­GÚN CÁLCULOS DEL IN­TA, EN LA PRE­SEN­TE CAM­PA­ÑA SE VAN A DES­TI­NAR AL­RE­DE­DOR DE DOS MI­LLO­NES DE HEC­TÁ­REAS PA­RA LA CON­FEC­CIÓN DE SI­LA­JES DE MAÍZ Y SORGO.

(LA VOZ)

Tec­no­lo­gía. Pi­ca­do­ras y mi­xers se ex­hi­bie­ron ayer en el In­ta Man­fre­di, co­mo par­te de la Jor­na­da Na­cio­nal de Forrajes Con­ser­va­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.