LA CA­SA ES MÁS QUE UNA CONS­TRUC­CIÓN

ARQ - - ¿CUÁNTO SE PAGA? -

¿Qué opi­nás de las ca­sas chi­nas que quie­ren im­por­tar? Por lo que vi no son ca­sas, son de­par­ta­men­tos des­pa­rra­ma­dos por el te­rreno. La di­fe­ren­cia en­tre una ca­sa y un de­par­ta­men­to es que la ca­sa tie­ne afue­ra. A la gen­te le en­can­tan las ca­sas por­que tie­nen un pa­tio, un jar­dín, un lu­gar pa­ra la pa­rri­lla. Esos pro­yec­tos son to­do aden­tro, no tie­nen ca­rac­te­rís­ti­ca de ca­sa. ¿Pe­ro tie­nen un par­que al­re­de­dor? Pe­ro no es­tá pen­sa­do, di­se­ña­do. El error par­te de la idea muy ge­ne­ra­li­za­da de que una ca­sa es un ob­je­to cons­trui­do. La ca­sa es el en­cuen­tro de las per­so­nas y los lu­ga­res, no es lo uno ni lo otro so­lo. La ca­sa se de­ter­mi­na por el mo­vi­mien­to de la gen­te, los chi­cos que van al fon­do a ju­gar, la se­ño­ra que quie­re plan­tar al­go. To­das esas co­sas hay que pen­sar­las an­tes. Si esos ba­rrios de ca­sas chi­nas se cons­tru­ye­ran, en me­ses se con­ver­ti­rían en una gran vi­lla mi­se­ria, des­or­de­na­da y caó­ti­ca. Y se­ría muy di­fí­cil ras­trear la vi­vien­da ori­gi­nal por­que la gen­te la trans­for­ma­ría bus­can­do lo que la ca­sa no le da: re­la­ción con el ex­te­rior, una ha­bi­ta­ción más, un lu­gar pa­ra un co­mer­cio. To­do se pue­de pre­ver di­se­ñan­do su cre­ci­mien­to. Y no siem­pre cre­cer sig­ni­fi­ca cons­truir más, a ve­ces es só­lo cam­biar al­go. ¿El error es que esas ca­sas res­pon­den a las cos­tum­bres chi­nas? No ne­ce­sa­ria­men­te, la idea de que una ca­sa es una cons­truc­ción es­tá muy di­fun­di­da. Es por eso que pa­ra am­pliar su vi­vien­da, la gen­te lla­ma a un al­ba­ñil, por­que sa­be de cons­truc­ción. Los ar­qui­tec­tos a ve­ces tam­bién nos equi­vo­ca­mos, di­vi­di­mos la ca­sa en zo­nas: pri­va­da, pú­bli­ca y de ser­vi­cio. Y re­sul­ta que a la gen­te le en­can­ta es­tar en la co­ci­na que es­tá en la “zo­na de ser­vi­cio”. La ca­sa es el tra­je de la fa­mi­lia. La fa­mi­lia en­gor­da, tie­ne ca­lor, adel­ga­za, cre­ce, se achi­ca y el tra­je tie­ne que cam­biar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.