Ha­cia una cul­tu­ra abier­ta y di­gi­tal

A par­tir de qué ba­ses se ela­bo­ró el mas­ter plan pa­ra la crea­ción del mul­ti­es­pa­cio.

ARQ - - ARQUITECTURA - Mi­le­na Zapata Pro­duc­to­ra Ge­ne­ral de Con­te­ni­dos Di­gi­ta­les de No­ti­cias en Artear

La nueva re­dac­ción in­te­gra­da de ARTEAR es el re­sul­ta­do de un tra­ba­jo de re­le­va­mien­to que em­pe­zó cua­tro años an­tes de su lan­za­mien­to -en ma­yo de 2017-, con vi­si­tas a re­dac­cio­nes de to­do el mun­do pa­ra in­ves­ti­gar so­bre las po­si­bi­li­da­des de co­nec­tar lo broad­cas­ting con lo di­gi­tal y vi­ce­ver­sa. Así se con­for­mó un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio con gen­te de tec­no­lo­gía, del equi­po de no­ti­cias y de re­cur­sos hu­ma­nos.

Se hi­zo un re­le­va­mien­to in­terno de las ne­ce­si­da­des de ca­da equi­po, de los flu­jos de tra­ba­jo y de la pro­yec­ción de cre­ci­mien­to bus­ca­da. Y así, con el tra­ba­jo de los ar­qui­tec­tos, se cons­tru­yó un es­pa­cio pen­san­do en es­tos con­cep­tos: co­la­bo­ra­ti­vo, es­ce­no­grá­fi­co, mó­vil y efi­cien­te.

Pa­ra que eso fue­ra po­si­ble, se pen­sa­ron los es­pa­cios, la or­ga­ni­za­ción de la re­dac­ción en zo­na ca­lien­te, in­ter­me­dia y fría, con pun­tos de en­cuen­tro (es­pa­cios de reunio­nes, for­ma­les e in­for­ma­les, es­pa­cio de ca­fé, un co­me­dor) y se bus­ca­ron, es­pe­cial­men­te, he­rra­mien­tas di­gi­ta­les.

El cen­tro de con­te­ni­dos es­tá pen­sa­do pa­ra el vi­vo per­ma­nen­te con un chro­ma key y tres sets con cá­ma­ras ro­bo­ti­za­das y equi­pa­mien­tos que per­mi­ten sa­lir en vi­vo en cual­quier pla­ta­for­ma. Es­tán pre­vis­tos múl­ti­ples ti­ros de cá­ma­ra y tam­bién una cá­ma­ra con riel que va a re­co­rrer la re­dac­ción pa­ra te­ner ti­ros des­de las al­tu­ras.

Es­pa­cio abier­to, con gran lu­mi­no­si­dad y de gran­des di­men­sio­nes. To­da la su­per­fi­cie de la plan­ta per­mi­te el cre­ci­mien­to, pe­ro tam­bién nue­vas con­fi­gu­ra­cio­nes. Hay un pi­so téc­ni­co que per­mi­te cam­biar los pues­tos de po­si­ción, en tan­to que las me­sas de tra­ba­jo y las dis­tin­tas is­las son mó­du­los que pue­den reaco­mo­dar­se e in­ter­cam­biar­se.

Las po­si­bi­li­da­des téc­ni­cas y el con­fort del es­pa­cio apun­tan en esa di­rec­ción, con me­jo­res he­rra­mien­tas de tra­ba­jo se pue­de ser más ve­loz y el fo­co pue­de es­tar pues­to en el con­te­ni­do y no el ar­ti­fi­cio. La tec­no­lo­gía es­tá al ser­vi­cio de los pro­duc­to­res, re­dac­to­res y rea­li­za­do­res.

De ma­ne­ra vir­tual con­vi­ven to­dos los con­te­ni­dos y con­flu­yen to­dos los flu­jos de la TV, la Web, las apli­ca­cio­nes y las re­des so­cia­les. El desafío fi­nal y la bús­que­da de to­do el pro­ce­so es el cam­bio cul­tu­ral, ha­cia una cul­tu­ra abier­ta, co­la­bo­ra­ti­va y di­gi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.