QUÉ HA­CE­MOS Y QUÉ PEN­SA­MOS CO­MO DO­CEN­TES

ARQ - - ARQUITECTURA - Ho­me­ro Pe­llio­cer Mg. Ar­qui­tec­to y do­cen­te

Den­tro de las ac­ti­vi­da­des pro­gra­ma­das en la Bienal, con el Pos­gra­do pro­pu­si­mos di­fe­ren­tes es­pa­cios de mues­tras y ac­cio­nes que in­ten­ta­ron re­fle­jar el es­ta­do de su pro­duc­ción y pen­sa­mien­to actual. En­tre ellas, fue muy sen­ti­do el ac­to de agra­de­ci­mien­to a los pri­me­ros egre­sa­dos de la Ca­rre­ra de Es­pe­cia­li­za­ción en Do­cen­cia pa­ra Ar­qui­tec­tu­ra, Di­se­ño y Ur­ba­nis­mo, ya que es úni­ca por su es­pe­ci­fi­ci­dad a ni­vel na­cio­nal y gra­tui­ta pa­ra los do­cen­tes de FADU. Hoy, los pri­me­ros ca­tor­ce egre­sa­dos de es­ta es­pe­cia­li­za­ción, son la sim­bo­li­za­ción de un de­seo que se pu­so en mar­cha ha­ce cua­tro años con la crea­ción de la ca­rre­ra, pro­duc­to de la ac­ción en con­jun­to de las se­cre­ta­rias aca­dé­mi­cas y de pos­gra­do de la FADU, con el apo­yo y ase­so­ra­mien­to de la se­cre­ta­ria aca- dé­mi­ca de la UBA y la di­rec­ción de la Maes­tría en Do­cen­cia Uni­ver­si­ta­ria de la UBA. Es­te es­pa­cio de for­ma­ción emer­gió de la de­man­da de los pro­pios do­cen­tes de la FADU, que en sus dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des, ca­rre­ras, áreas y cá­te­dras han cons­trui­do des­de ha­ce mu­cho tiem­po la reali­dad em­pí­ri­ca que da cuer­po a la en­se­ñan­za del proyecto y sos­tén a una ba­se teó­ri­ca y epis­te­mo­ló­gi­ca que bus­ca po­si­cio­nar­se en el ma­pa de la for­ma­ción uni­ver­si­ta­ria. Tam­bién, creo, es la ve­ri­fi­ca­ción de un mo­de­lo de tra­ba­jo in­ter­dis­ci­pli­na­rio en don­de egre­sa­dos y do­cen­tes brin­dan sus apor­tes des­de di­fe­ren­tes áreas y cam­pos, y afian­zan­do un ca­mino cu­rri­cu­lar en la for­ma­ción y ca­pa­ci­ta­ción de los do­cen­tes ha­cia maes­trías y fu­tu­ros doc­to­ra­dos en la te­má­ti­ca, per­mi­tien­do la ge­ne­ra­ción de una ma­sa cri­ti­ca de do­cen­tes uni­ver­si­ta­rios que op­tan y po­nen en va­lor la in­da­ga­ción so­bre la en­se­ñan­za y for­ma­ción en nues­tras dis­ci­pli­nas es­pe­cí­fi­cas. Es­ta sin­gu­la­ri­dad só­lo se cons­ti­tu­ye al es­ta­ble­cer y ofre­cer un es­pa­cio de for­ma­ción es­pe­cia­li­za­da en do­cen­cia pa­ra ar­qui­tec­tu­ra, di­se­ño y ur­ba­nis­mo que mu­chas ve­ces se enun­cia y tam­bién se sim­pli­fi­ca en “la en­se­ñan­za del Di­se­ño o la en­se­ñan­za del Proyecto”. Es­tos tí­tu­los son siem­pre un de­ba­te y re­po­si­cio­na­mien­to cons­tan­te de qué ha­ce­mos y qué pen­sa­mos co­mo do­cen­tes. Es­to des­de la Ca­rre­ra nos obli­ga a una re­fle­xión que mu­chas ve­ces no se pro­fun­di­za o cae en la me­ra des­crip­ción de mo­men­tos y par­ti­cu­la­ri­da­des no ar­ti­cu­la­das; y en otros ca­sos se con­fun­de y sub­su­me a di­fe­ren­tes áreas de la en­se­ñan­za per­dien­do el es­pe­sor y la par­ti­cu­la­ri­dad que tie­ne el plan­teo des­de el pro­pio cam­po del Proyecto. El he­cho sin­gu­lar es la con­cor­dan­cia de ac­cio­nes po­lí­ti­cas y aca­dé­mi­cas que con­flu­ye­ron, no co­mo cris­ta­li­za­ción o cer­te­za de de­fi­ni­ción ob­je­ti­va de un mo­men­to, sino co­mo mo­jón del pre­sen­te que tra­za lí­neas de pro­yec­ción a fu­tu­ros po­si­bles en la en­se­ñan­za del Proyecto.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.