La FADU fue una fiesta.

To­do lo que pa­só en la 3° Bienal, con la par­ti­ci­pa­ción de las sie­te ca­rre­ras.

ARQ - - EDITORIAL - Va­le­ria Me­lon Es­pe­cial pa­ra ARQ

Du­ran­te cua­tro días, in­nu­me­ra­bles ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas con­vo­ca­ron a alum­nos, do­cen­tes, pro­fe­sio­na­les e in­ves­ti­ga­do­res de las dis­tin­tas áreas del Di­se­ño y la Ar­qui­tec­tu­ra a la 3° edi­ción de la Bienal Na­cio­nal de Di­se­ño de la FADU-UBA. Tam­bién lle­ga­ron par­ti­ci­pan­tes de dis­tin­tas pro­vin­cias y paí­ses ve­ci­nos.

El saldo más des­ta­ca­ble de es­ta edi­ción de la Bienal fue que mos­tró de ma­ne­ra más cla­ra y abier­ta por qué en los úl­ti­mos dos años es­ta fa­cul­tad fue ran­kea­da in­ter­na­cio­nal­men­te por dos organismos dis­tin­tos en­tre las me­jo­res 50 en­tre miles de es­cue­las de di­se­ño.

Las ex­po­si­cio­nes de pro­duc­tos y per­for­man­ces fue­ron cier­ta­men­te su ca­ra más es­pec­ta­cu­lar y po­ten­te. Sin em­bar­go, puer­tas adentro de los ta­lle­res, la ex­pe­rien­cia se nu­tría aca­dé­mi­ca­men­te y a otro rit­mo me­nos fre­né­ti­co: se pre­sen­ta­ron 3 li­bros, hu­bo más de 10 con­fe­ren­cias ma­gis­tra­les dic­ta­das por pro­fe­so­res de la ca­sa, pro­fe­sio­na­les des­ta­ca­dos, e in­vi­ta­dos del ex­te­rior y 250 works­hops.

Es ver­dad que la pri­vi­le­gia­da ar­qui­tec­tu­ra de la FADU, con un pa­tio cen­tral al que bal­co­nean tres pi­sos de pa­si­llos y au­las, co­la­bo­ró a la vin­cu­la­ción cons­tan­te en­tre las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des pa­ra­le­las. En­tre los es­pa­cios co­mu­nes se des­ta­ca­ron even­tos co­mo la Fe­ria Em­pren­dis ; el Fes­ti­val de Cor­tos, or­ga­ni­za­do por la ca­rre­ra de Ima­gen y So­ni­do, que tu­vo lu­gar en el nue­vo au­di­to­rio Si­món Feld­man; el Des­fi­le de las Cá­te­dras de Di­se­ño de In­du­men­ta­ria, el con­cier­to de la Ban­da Sin­fó­ni­ca de Bue­nos Ai­res que eje­cu­tó mú­si­ca de pe­lí­cu­las fa­mo­sas; y el avan­ce pro­gre­si­vo de murales co­lec­ti­vos de Naz­za, San Spi­ga y Fadu Ilus­tra­da, que reunió el tra­ba­jo de 30 re­co­no­ci­dos ilus­tra­do­res.

Ade­más, en la plan­ta ba­ja se ins­ta­ló la Fe­ria del Li­bro, mien­tras que el pri­mer pi­so fue ocu­pa­do por la­so­si­cio­nes de las 7 ca­rre­ras de la FADU: Ar­qui­tec­tu­ra, Di­se­ño Grá­fi­co, Di­se­ño In­dus­trial, Di­se­ño de In­du­men­ta­ria, Di­se­ño Tex­til, Di­se­ño de Ima­gen y So­ni­do y la Li­cen­cia­tu­ra en Di­se­ño del Pai­sa­je, ade­más del CBC.

En es­te mis­mo pi­so tam­bién se des­ta­có la ex­po del “Se­llo Buen Di­se­ño Ar­gen­tino” que ex­hi­bía los pro­duc­tos cer­ti­fi­ca­dos por el Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción de la Na­ción, con ob­je­tos de in­dus­tria na­cio­nal co­mo mo­bi­lia­rio en ma­de­ras re­no­va­bles, in­du­men­ta­ria y cal­za­do pa­ra deportes de al­ta com­pe­ten­cia o tec­no­lo­gía mé­di­ca co­mo un ecó­gra­fo por­tá­til.

Las con­fe­ren­cias, me­sas re­don­das y pre­sen­ta­cio­nes de li­bros li­de­ra­ron el even­to en cuan­to a con­cu­rren­cia, al­gu­nas con más de 500 asis­ten­tes. En­tre ellas es­tu­vo la pre­sen­ta­ción de “From sketch to sketch”, de Da­niel Aze­rrad. El ar­qui­tec­to ar­gen­tino ra­di­ca­do en Israel des­ta­có la im­por­tan­cia de la rea­li­za­ción de bo­ce­tos co­mo par­te del pen­sar el proyecto y de per­mi­tir su evo­lu­ción.

Otro gran pro­ta­go­nis­ta fue Mar­tín Chur­ba. En su con­fe­ren­cia pre­sen­tó el proyecto “No­roes­te hi­la­do”, que lle­va ade­lan­te jun­to a la or­ga­ni­za­ción ci­vil de te­je­do­ras “Red Pu­na¨, el Fon­do Na­cio­nal de las Ar­tes y la UBA. El ta­ller cul­mi­nó con una de­mos­tra­ción de la téc­ni­ca de te­ñi­do con tin­tes na­tu­ra­les en el par­que ex­te­rior de la fa­cul­tad, a car­go de miem­bros de la Or­ga­ni­za­ción de Co­mu­ni­da­des Abo­rí­ge­nes y Cam­pe­si­nas de la Pu­na y Que­bra­da de Ju­juy.

El ar­tis­ta grá­fi­co Naz­za, mun­dial­men­te re­co­no­ci­do y do­cen­te en la ca-

rre­ra Di­se­ño Grá­fi­co, brin­dó a sa­la lle­na de la an­ti­gua Au­la Mag­na del 3° pi­so un re­co­rri­do por su lar­ga tra­yec­to­ria y mos­tró la his­to­ria de los in­men­sos murales que hoy son hi­tos en ciu­da­des de dis­tin­tas pro­vin­cias, el Co­nur­bano y el sub­te por­te­ño.

La Fe­ria del Li­bro reunió más de 50 tí­tu­los so­bre di­se­ño y ar­qui­tec­tu­ra im­pre­sos en el país en los úl­ti­mos cin­co años. Fue uno de los es­pa­cios más vi­si­ta­dos de la Bienal y una sor­pre­sa pa­ra mu­chos, por su al­ta ca­li­dad y por­que en mu­chos ca­sos se tra­ta de te­sis doc­to­ra­les o producciones de cá­te­dras edi­ta­das por se­llos in­de­pen­dien­tes que no sue­len es­tar dis­po­ni­bles en las gran­des li­bre­rías y a ve­ces, ni si­quie­ra, en las es­pe­cia­li­za­das. El ca­tá­lo­go in­clu­yó tí­tu­los co­mo “Plie­gos y Des/plie­gos”, de En­ri­que Lon­gi­not­ti; “Di­se­ñar au­tos: vi­da y pa­sión de Gus­ta­vo Fos­co”, de Alan Neu­markt y Gui­ller­mo Por­ta­lup­pi; “Di­se­ño y Sis­te­ma” de Ce­ci­lia Maz­zeo; la no­ve­na edi­ción del co­lec­ti­vo ar­gen­tino “Anua­rio de Ilus­tra­do­res”; “So­bre la for­ma en el proyecto de la ves­ti­men­ta”, de An­drea Sal­tz­man; o “Nue­vos Diá­lo­gos en­tre mor­fo­lo­gía y fabricación di­gi­tal”, de Pa­tri­cia Mu­ñoz.

Hu­bo tres li­bros que se pre­sen­ta­ron en el mar­co de con­fe­ren­cias. Ba­jo la con­sig­na de “Di­se­ñar­nos o ser di­se­ña­dos”, el di­se­ña­dor Se­bas­tián Gue­rri­ni, au­tor del li­bro “Los Po­de­res del Di­se­ño”, in­ter­pe­ló a los alum­nos a de­fi­nir su pro­pio per­fil y tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal. “Hoy co­mo alum­nos de­ben ser muy cons­cien­tes de sus for­ta­le­zas y ca­ren­cias. Si las tie­nen, de­ben bus­car la ma­ne­ra de su­plir­las con más sa­be­res, con más ex­pe­rien­cias. Es la úni­ca ma­ne­ra de con­se­guir des­ta­car­se en un mun­do muy for­ma­do”, re­co­men­dó.

Por su par­te, los di­se­ña­do­res grá­fi­cos Ru­bén Fon­ta­na y Da­niel Rol­dán com­par­tie­ron un in­tere­san­tí­si­mo pa­nel jun­to a la bai­la­ri­na y co­reó­gra­fa Fa­bia­na Ca­priot­ti pa­ra pre­sen­tar el li­bro “Con­ver­sa­cio­nes so­bre el di­se­ño y la crea­ti­vi­dad”, que reúne 24 tes­ti­mo­nios de di­se­ña­do­res y ar­tis­tas de la ta­lla de Dis­té­fano, San­fe­lip­po, Ser­gio Ma­ne­la, Mar­ta Zá­ton­yi o Da­niel Wol­co­wicz. “La pa­la­bra crea­ti­vi­dad siem­pre me pa­re­ció un tér­mino am­bi­guo por­que se aso­cia in­me­dia­ta­men­te a la ori­gi­na­li­dad”, ex­pre­só Ru­bén Fon­ta­na en me­dio de una en­tra­ña­ble bi­tá­co­ra, lle­na de anéc­do­tas in­tere­san­tes y lú­ci­das re­fle­xio­nes. “Si yo di­se­ño un li­bro en un ca­ño, la gen­te va a ver un ca­ño con le­tras, no un li­bro. Es la per­ti­nen­cia y no la crea­ti­vi­dad la que nos ha­bi­li­ta el sen­ti­do a los di­se­ña­do­res”.

En la sa­la de Te­le­con­fe­ren­cias otro trío de no­ta­bles pre­sen­tó “Los Di­rec­to­res”, una co­lec­ción de bio­gra­fías de gran­des di­rec­to­res del ci­ne uni­ver­sal co­mo Berg­man, Bur­ton, Fa­vio o Her­zog. La me­sa re­don­da es­ta­ba for­ma­da por la Dra. Mar­ta Zá­ton­yi, di­rec­to­ra de la co­lec­ción, el Dr.ro­ber­to Do­ber­ti y el di­se­ña­dor de ima­gen y so­ni­do Pa­blo Do­mín­guez. Con la sen­ci­lla sa­ga­ci­dad que la ca­rac­te­ri­za, Zá­ton­yi ex­pli­có que su pri­me­ra idea so­bre la co­lec­ción fue atraer al mun­do del ci­ne con­cep­tual a la ma­yor can­ti­dad de pú­bli­co po­si­ble. “Pa­ra ello -di­jo- es muy im­por­tan­te el tono exac­to, no de­jar que ni que el que sepa se abu­rra; ni que el que no sepa se asus­te¨.

Con una con­cu­rren­cia de 12.000 alum­nos, los 250 works­hops gra­tui­tos que ofre­ció la Bienal re­sul­ta­ron en una con­ver­gen­cia, apre­ta­da pe­ro fun­cio­nal, de ex­pe­rien­cias en vi­vo, re­fle­xio­nes y nue­vas enun­cia­cio­nes. En cua­tro ho­ras, la me­cá­ni­ca era in­da­gar pri­me­ro el te­ma en pro­fun­di­dad a par­tir de una ex­po­si­ción au­dio­vi­sual o me­sa re­don­da y lue­go proponer a los alum­nos (de cual­quier ca­rre­ra aso­cia­da al di­se­ño) una apli­ca­ción pro­yec­tual es­pe­cí­fi­ca so­bre la que trabajar co­lec­ti­va­men­te.

Tam­bién hu­bo ta­lle­res que pro­pu­sie­ron te­mas en in­ves­ti­ga­ción, co­mo “El ga­to y la ca­ja”, e in­clu­so nue­vas in­cum­ben­cias. “Aun­que el tér­mino food des­gin nos re­sul­te un po­co in­có­mo­do, en es­pa­ñol ‘co­mi­da’ es muy co­lo­quial y ‘ali­men­ta­ción’”, abrió el di­se­ña­dor in­dus­trial Pe­dro Reis­sig el works­hop so­bre Food De­sign, que ofre­ció jun­to a la di­se­ña­do­ra in­dus­trial Ma­le­na Pa­sin. “En el mun­do, el Food De­sign abar­ca des­de el di­se­ño de es­tra­te­gias ins­ti­tu­cio­na­les y po­lí­ti­cas, la re­gio­na­li­za­ción o efi­ca­cia en la sus­ten­ta­bi­li­dad y lo­gís­ti­ca de las fuen­tes, pro­ce­sa­mien­to, dis­tri­bu­ción, co­mer­cio, al­ma­ce­na­mien­to y ad­qui­si­ción, has­ta al­go tan con­cre­to co­mo idear un quios­co uni­ver­si­ta­rio sa­lu­da­ble, que es lo que va­mos a desa­rro­llar en es­te ta­ller”, ex­pli­có Reis­sig, quien lle­va in­ves­ti­gan­do más de cin­co años des­de la Red La­ti­noa­me­ri­ca­na de Food De­sign.

La pers­pec­ti­va de gé­ne­ro tam­bién tu­vo su ta­ller y re­ci­bió alum­nos de dis­tin­tas ca­rre­ras e in­clu­so del CBC. “La idea fue ge­ne­rar una grá­fi­ca co­lec­ti­va, que coor­di­nó el co­lec­ti­vo Onai­re, a par­tir de re­fle­xio­nar so­bre las ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cí­fi­cas de las vio­len­cias de gé­ne­ro en la FADU. Y la vez hu­bo un in­ter­cam­bio en­ri­que­ce­dor con los par­ti­ci­pan­tes, que re­sig­ni­fi­có la pro­duc­ción grá­fi­ca. En­ten­de­mos que so­la­men­te des­de lo co­lec­ti­vo y en la ar­ti­cu­la­ción con el otro po­de­mos ge­ne­rar una cul­tu­ra de la no vio­len­cia en la FADU” -con­clu­yó Gri­sel­da Fles­ler, ti­tu­lar de la cátedra de Di­se­ño y Es­tu­dios de Gé­ne­ro. Otro works­hop que se des­ta­có por com­bi­nar el tra­ba­jo del pos­gra­do, el gra­do y el ha­cer pro­fe­sio­nal fue “In­ter­ven­cio­nes Ti­po­grá­fi­cas”, dic­ta­do por Pa­blo Cos­ga­ya, Mar­ce­la Ro­me­ro y Héc­tor Gat­ti. En el ta­ller se pre­sen­tó y tra­ba­jó con la nue­va co­lec­ción “Press Se­ries” de la fun­di­do­ra ti­po­grá­fi­ca di­gi­tal Om­ni­bus Type, hoy dis­po­ni­ble on­li­ne de for­ma to­tal­men­te gra­tui­ta.

En el cie­rre, el ¨Es­pa­cio Fanzine”, coor­di­na­do por el Arq. Va­len­tino Tig­na­ne­lli fun­cio­nó co­mo works­hop gi­gan­tes­co que ocu­pó dos pi­sos en la ca­be­ce­ra del edi­fi­cio de la FADU. Más de diez ta­lle­res, ex­po­si­cio­nes y fe­rias de in­ter­cam­bio mos­tra­ron el enor­me po­ten­cial de es­te nue­vo for­ma­to edi­to­rial de ba­jo cos­to de pro­duc­ción y sin cos­to de ta­pa (ya que no se ven­de sino que se in­ter­cam­bia) y por es­to es el for­ma­to en in­ves­ti­ga­ción en uni­ver­si­da­des co­mo FADU, ins­ti­tu­tos y mu­seos alrededor del mun­do.

Es cla­ro que es­ta vez la Bienal FADU fun­cio­nó co­mo una usi­na de pro­yec­tos que con­ver­gie­ron en in­ter­cam­bios abier­tos, pro­gra­ma­dos o im­pro­vi­sa­dos por los pro­pios do­cen­tes y alum­nos, por in­ves­ti­ga­do­res y pro­fe­sio­na­les. Las re­des so­cia­les cum­plie­ron un im­por­tan­te rol en lo que po­dría­mos lla­mar la “Post Bienal”, mo­men­to en que las in­no­va­do­ras ex­pe­rien­cias aca­dé­mi­cas de­ja­ron los in­tra­mu­ros pa­ra po­ner­se en ac­ción y vin­cu­lar­se en­tre sí. En­ho­ra­bue­na.

1 MURAL. En­tre las ac­ti­vi­da­des se reali­zó el mural “FADU Ilus­tra­da”. Los 250 works­hops gra­tui­tos con­vo­ca­ron a 12 mil alum­nos y la Bienal ra­ti­fi­có el al­to gra­do de par­ti­ci­pa­ción que se ge­ne­ró en la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria. 1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.