Ar­te al res­ca­te.

La­re­cu­pe­ra­ción y el equi­pa­mien­to del his­tó­ri­co edi­fi­cio. La ca­ja es­cé­ni­ca­de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción y los pi­sos in­te­li­gen­tes.

ARQ - - EDITORIAL | SUMARIO - AGOS­TI­NA SAMBATARO Sambataro ar­qui­tec­tos

Los tra­ba­jos de re­cu­pe­ra­ción del Teatro Co­li­seo, un edi­fi­cio con va­lor his­tó­ri­co y emo­ti­vo.

Du­ran­te el re­ce­so 2016/17, las au­to­ri­da­des del Teatro Co­li­seo com­ple­ta­ron una nue­va eta­pa del am­bi­cio­so pro­yec­to de pues­ta en va­lor, re­mo­de­la­ción, equi­pa­mien­to y mo­der­ni­za­ción de las ins­ta­la­cio­nes edi­li­cias. Ini­cia­das en 2013, es­ta ini­cia­ti­va de Eli­sa­bet­ta Ri­va -di­rec­to­ra ge­ne­ral del teatro-, co­men­zó con un pro­fun­do es­tu­dio de re­le­va­mien­to y diag­nós­ti­co que per­mi­tió di­se­ñar un pro­yec­to in­te­gral que abar­ca no só­lo su ca­ja es­cé­ni­ca sino tam­bién to­da la in­fra­es­truc­tu­ra edi­li­cia, tan­to en sus as­pec­tos de fun­cio­na­li­dad téc­ni­ca co­mo en lo re­fe­ren­te a la es­té­ti­ca y la con­ser­va­ción del pa­tri­mo­nio.

El plan de re­cu­pe­ra­ción de un tra­di­cio­nal y va­lio­so espacio cul­tu­ral pa­ra la ciudad de­man­dó im­por­tan­tes re­cur­sos eco­nó­mi­cos y de tiempo, con­si­de­ran­do que las au­to­ri­da­des del Teatro es­ta­ble­cie­ron co­mo una de las prio­ri­da­des rea­li­zar­lo sin in­te­rrum­pir la ac­ti­vi­dad del Co­li­seo en nin­gún pe­río­do. El pro­yec­to se pu­do con­cre­tar desa­rro­llan­do un pro­yec­to mul­ti­dis­ci­pli­na­rio, que con­tem­pló un cui­da­do­so es­ta­ble­ci­mien­to de las dis­tin­tas eta­pas de eje­cu­ción, su co­rre­la­ti­vi­dad con la pro­gra­ma­ción de ca­da tem­po­ra­da por un la­do y con el va­lio­so apor­te de la Ley de Me­ce­naz­go de la CABA. Así, el nue­vo Co­li­seo re­cu­pe­ra su im­pron­ta ar­qui­tec­tó­ni­ca ori­gi­nal e in­cor­po­ra la más mo­der­na tec­no­lo­gía en equi­pa­mien­to es­ce­no­téc­ni­co del país.

Res­tau­ra­ción de fa­cha­da

Den­tro de es­te mar­co, se con­cre­tó la re­pa­ra­ción com­ple­ta de la fa­cha­da, res­pe­tan­do la ar­qui­tec­tu­ra ori­gi­nal de los 1.250 m2 de fren­te. Se lle­va­ron a ca­bo las ope­ra­cio­nes de con­ser­va­ción edi­li­cia que com­pren­die­ron el re­gis­tro y do­cu­men­ta­ción, lim­pie­za, con­so­li­da­ción, es­ta­bi­li­za­ción de me­ta­les, co­rrec­ción de des­ajus­tes, rein­te­gra­ción de fal­tan­tes y re­no­va­ción de sis­te­mas que ha­yan lle­ga­do al fin de su vi­da útil.

El ob­je­ti­vo bus­ca­do con es­ta in­ter­ven­ción fue con­ser­var el tes­ti­mo­nio fí­si­co re­cu­pe­ran­do su lec­tu­ra vi­sual ori­gi­nal, pe­ro res­pe­tan­do los de­ta­lles de en­ve­je­ci­mien­to no­ble de los ma­te­ria­les. Así se adop­tó co­mo prin­ci­pio ge­ne­ral la re­cu­pe­ra­ción de la to­ta­li­dad de los ma­te­ria­les y dis­po­si­ti­vos ori­gi­na­les en con­di­cio­nes de ser con­ser­va­dos. La bús­que­da de au­ten­ti­ci­dad en la in­ter­ven­ción obli­gó a dis­tin­guir en­tre las par­tes ori­gi­na­les y ele­men­tos de re­em­pla­zo pa­ra no rea­li­zar un fal­so his­tó­ri­co so­bre un edi­fi­cio con­si­de­ra­do tes­ti­mo­nio de una época.

El diag­nós­ti­co con­clu­yó que el es­ta­do de con­ser­va­ción ge­ne­ral de la en­vol­ven­te era bueno, sien­do los de­te­rio­ros más gra­ves aque­llos ori­gi­na­dos por in­ter­ven­cio­nes an­te­rio­res, la fal­ta de man­te­ni­mien­to y la ob­so­les­cen­cia de al­gu­nos sis­te­mas cons­truc­ti­vos. Por for­tu­na, la ma­yo­ría de los ele­men­tos cons­ti­tu­ti­vos fue­ron re­cu­pe­ra­bles y se los con­ser­vó en su po­si­ción ori­gi­nal. La in­ter­ven­ción ac­tual se in­te­gró ar­mó­ni­ca­men­te al edi­fi­cio y res­pe­tó el equi­li­brio ori­gi­nal de lle­nos y va­cíos.

In­terio­ris­mo

Lue­go de un de­ta­lla­do es­tu­dio de pa­le­ta de co­lo­res y gra­dien­tes de to­nos - uti­li­zan­do ma­que­tas vir­tua­les-, se rea­li­zó la pin­tu­ra de la sa­la, de ma­ne­ra tal de fa­vo­re­cer la am­bien­ta­ción an­tes y du­ran­te el es­pec­tácu­lo. Se re­cu­pe­ra­ron las ter­mi­na­cio­nes su­per­fi­cia­les de la sa­la, res­pe­tan­do el am­bien­te ori­gi­nal y se re­com­pu­sie­ron sec­to­res que ha­bían si­do in­ter­ve­ni­dos en los úl­ti­mos años y no fa­vo­re­cían su fun­cio­na­li­dad.

En cuan­to a ilu­mi­na­ción, se re­cu­pe­ra­ron los pla­fo­nes ori­gi­na­les que ge­ne­ran la luz am­bien­te de la sa­la, los cua­les fue­ron to­tal­men­te ade­cua­dos a las nor­ma­ti­vas vi­gen­tes. Se agre­gó luz LED cá­li­da en las gar­gan­tas pe­ri­me­tra­les de los mu­ros de fon­do de ca­da ni­vel, re­mar­can­do la geo­me­tría cur­va de borde y re­sal­tan­do la tex­tu­ra de la ma­de­ra.

Pi­so de es­ce­na­rio

Pa­ra el di­se­ño del nue­vo pi­so de es­ce­na­rio, se adop­tó un cri­te­rio de má­xi­ma fle­xi­bi­li­dad de trans­for­ma­ción geo­mé­tri­ca que, con­ser­van­do las ca­rac­te­rís­ti­cas de re­sis­ten­cia tí­pi­cas del uso tea­tral, lo con­vier­te en un ver­da­de­ro sis­te­ma po­li­fun­cio­nal úni­co en nues­tro país. El área re­mo­de­la­da abar­có tan­to el es­ce­na­rio co­mo la ca­pi­lla y los ac­ce­sos pos­te­rio­res que co­nec­tan con los nue­vos de­pó­si­tos de pia­nos y am­bos ac­ce­sos al ex­te­rior. El tra­ba­jo rea­li­za­do con­sis­tió en rem­pla­zar to­tal­men­te la vie­ja y de­te­rio­ra­da es­truc­tu­ra de ma­de­ra exis­ten­te que so­por­ta­ba el pi­so del es­ce­na­rio, por un sis­te­ma to­tal­men­te nue­vo, di­se­ña­do con un cri­te­rio fun­cio­nal de má­xi­ma fle­xi­bi­li­dad de uso en cuan- to a sus po­si­bles con­fi­gu­ra­cio­nes geo­mé­tri­cas de aber­tu­ras y tram­pas.

El pi­so del ni­vel ba­jo es­ce­na­rio se rem­pla­zó to­tal­men­te por una lo­sa de hor­mi­gón ar­ma­do con ter­mi­na­ción su­per­fi­cial pu­li­da que per­mi­te gra­cias a la luz li­bre en­tre co­lum­nas de tres me­tros, un má­xi­mo apro­ve­cha­mien­to de la su­per­fi­cie, tan­to pa­ra el des­pla­za­mien­to de téc­ni­cos y ar­tis­tas, co­mo pa­ra el guar­da­do de baú­les, ins­tru­men­tos mu­si­ca­les de me­diano por­te, si­llas y atri­les.

To­do el con­jun­to que­dó pre­pa­ra­do pa­ra la eje­cu­ción de la ins­ta­la­ción del sis­te­ma de plataformas au­to­ma­ti­za­das pa­ra el fo­so de or­ques­ta que se rea­li­za­rá en la pró­xi­ma eta­pa. Es­te pre­vé di­vi­dir la su­per­fi­cie de 120 m2, en dos plataformas trans­ver­sa­les ac­cio­na­das por ac­tua­do­res eléc­tri­cos de ti­po he­li­coi­dal que per­mi­ti­rá múl­ti­ples con­fi­gu­ra­cio­nes, que van des­de la pro­lon­ga­ción del pros­ce­nio y su­per­fi­cie del es­ce­na­rio in­tro­du­cién­do­lo en la sa­la, has­ta la re­gu­la­ción de dis­tin­tos vo­lú­me­nes de fo­so de or­ques­ta se­gún los requerimientos del es­pec­tácu­lo.

Cá­ma­ra de con­cier­to

Se di­se­ñó y fa­bri­có en el país una cá­ma­ra de con­cier­to mo­du­lar des­ar­ma­ble que per­mi­tió me­jo­rar no­ta­ble­men­te la acús­ti­ca de la sa­la, in­cor­po­rán­do­le un nue­vo sis­te­ma de ilu­mi­na­ción que per­mi­te mo­di­fi­car la am­bien­ta­ción se­gún la ti­po­lo­gía de con­cier­to.

La plan­ta de la nue­va cá­ma­ra acús­ti­ca tie­ne la tí­pi­ca geo­me­tría de tra­pe­cio. Una pa­red de fon­do rec­ta, dos pa­re­des la­te­ra­les in­cli­na­das y un pla­fón su­pe­rior co­mo cie­rre de la “bo­ci­na”. Tan­to sus pa­re­des la­te­ra­les co­mo su pla­fón es­tán ma­te­ria­li­za­dos en es­truc­tu­ras re­sis­ten­tes de alu­mi­nio re­ves­ti­das con ca­pas de ma­de­ra lus­tra­da co­lor na­tu­ral, adop­tan­do dis­tin­tas cur­va­tu­ras pa­ra op­ti­mi­zar la dis­tri­bu­ción del so­ni­do ha­cia la sa­la se­gún el di­se­ño acús­ti­co. A su vez, po­seen un dis­po­si­ti­vo que per­mi­te re­gu­lar la in­cli­na­ción y su po­si­ción de in­ci­den­cia res­pec­to del plano ho­ri­zon­tal y ver­ti­cal pa­ra un ajus­te más fino.

Hu­bo tam­bién un con­jun­to de in­ter­ven­cio­nes en las ins­ta­la­cio­nes de ali­men­ta­ción eléc­tri­ca y de frío-ca­lor, así co­mo tam­bién en ca­ñe­rías, con­duc­tos y áreas de apo­yo téc­ni­co. En los de­pó­si­tos ar­tís­ti­cos se tra­ba­jó a par­tir de cri­te­rios de con­trol de tem­pe­ra­tu­ra y hu­me­dad.

Pró­xi­ma­men­te co­men­za­rán los úl­ti­mos tra­ba­jos: la re­mo­de­la­ción de los ca­ma­ri­nes del se­gun­do pi­so, la re­cu­pe­ra­ción ple­na de la sa­la de en­sa­yos Vit­to­rio Gas­man y la cons­truc­ción un nue­vo fo­so de or­ques­ta con plataformas au­to­ma­ti­za­das.

La cá­ma­ra acús­ti­ca tie­ne una geo­me­tría de tra­pe­cio. Una pa­red rec­ta, dos la­te­ra­les in­cli­na­das y un pla­fón su­pe­rior de cie­rre de la “bo­ci­na”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.