Una so­lu­ción que acor­ta los tiem­pos pa­ra la ven­ta

Un de­cre­to del GCBA per­mi­te sub­di­vi­dir un in­mue­ble y ven­der sus uni­da­des en me­nos pa­sos. Bas­ta­rá con la ter­ce­ra ins­pec­ción.

ARQ - - INMOBILIARIO - Inés Álvarez ial­va­rez@cla­rin.com

Fi­nal­men­te lle­gó la res­pues­ta a años de re­cla­mos de dis­tin­tos con­se­jos pro­fe­sio­na­les: el de ar­qui­tec­tos, des­de lue­go, pe­ro tam­bién el de in­ge­nie­ros y es­cri­ba­nos. El de­cre­to 420 emi­ti­do a me­dia­dos de no­viem­bre por el GCBA exi­me de la obli­ga­ción de con­tar con el re­gis­tro de fi­nal de obra pa­ra rea­li­zar la sub­di­vi­sión del bien, una ope­ra­ción que lle­va­ba va­rios años y de­mo­ra­ba la eta­pa de ven­ta de las uni­da­des.

La de­ci­sión im­pli­ca una “vuel­ta a la le­ga­li­dad”, se­gún de­fi­ne la ar­qui­tec­ta Mag­da­le­na Eg­gers, es­pe­cia­lis­ta en nor­ma­ti­va. “No es le­gal que no au­to­ri­cen la sub­di­vi­sión si los pla­nos coin­ci­den y el edi­fi­cio ya es­tá cons­trui­do, por­que es­to sig­ni­fi­ca que ya pue­de fun­cio­nar”, ex­pli­ca Eg­gers. En efec­to, en el tí­tu­lo V del Có­di­go Civil y Co­mer­cial se ex­pre­sa que “el de­re­cho de pro­pie­dad ho­ri­zon­tal se de­ter­mi­na en la uni­dad fun­cio­nal, que con­sis­te en pi­sos, de­par­ta­men­tos, lo­ca­les u otros es­pa­cios sus­cep­ti­bles de apro­ve­cha­mien­to por su na­tu­ra­le­za o des­tino, que ten­gan in­de­pen­den­cia fun­cio­nal y co­mu­ni­ca­ción con la vía pú­bli­ca, di­rec­ta­men­te o por un pa­sa­je co­mún”. Es­to sig­ni­fi­ca que mien­tras se com­prue­be el co­rrec­to fun­cio­na­mien­to del bien, és­te es­tá en con­di­cio­nes de sub­di­vir­se y es­cri­tu­rar sus uni­da­des.

El de­cre­to 420 ma­ni­fies­ta ex­pre­sa­men­te que “la sus­crip­ción del ac­ta de la ter­ce­ra ve­ri­fi­ca­ción im­pli­ca una cons­truc­ción con un es­ta­do de avan­ce que per­mi­te la iden­ti­fi­ca­ción de los lo­ca­les y sus di­men­sio­nes; que eso per­mi­ti­rá pro­ce­der a la sub­di­vi­sión en pro­pie­dad ho­ri­zon­tal de los in­mue­bles y con­si­guien­te­men­te trans­mi­tir la ti­tu­la­ri­dad de do­mi­nio de las di­fe­ren­tes uni­da­des fun­cio­na­les”.

Ha­ce tres años la obli­ga­ción de con­tar con la cuar­ta ins­pecc­ción y el re­gis­tro de fi­nal de obra ha­bía em­pan­ta­na­do los trá­mi­tes al pun­to que un edi­fi­cio po­día pa­sar dos años ter­mi­na­do has­ta que es­ta­ba au­to­ri­za­do a ven­der y es­cri­tu­rar los de­par­ta­men­tos. La me­di­da se to­mó en aquel en­ton­ces de­bi­do a la can­ti­dad de edi­fi­cios que pre­sen­ta­ban irre­gu­la­ri­da­des: en oca­sio­nes no se pre­sen­ta­ba el fi­nal de obra, lo que traía mu­chas com­pli­ca­cio­nes a los pro­pie­ta­rios.

CAM­BIO. El de­cre­to 420 su­po­ne un me­nor tiem­po pa­ra sub­di­vi­dir y ven­der las uni­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.