Se­mi to­rre de ofi­ci­nas en Pa­ler­mo

Dos vo­lú­me­nes di­fe­ren­tes y una se­rie de bal­co­nes cur­vos re­suel­ven la di­fe­ren­cia de al­tu­ra y ubi­ca­ción de los edi­fi­cios ve­ci­nos.

ARQ - - SUMMERS -

Sum­mers es un edi­fi­cio des­ti­na­do a ofi­ci­nas, en So­ler al 5700, en el ba­rrio de Pa­ler­mo. Es­tá com­pues­to por una Plan­ta Ba­ja, que cuen­ta con los ac­ce­sos pea­to­nal y vehi­cu­lar, y un lo­cal co­mer­cial. El te­rreno, de 16m de an­cho, tie­ne co­mo ve­ci­nos, dos edi­fi­cios de vi­vien­da mul­ti­fa­mi­liar, di­si­mi­les en­tre sí. El de la iz­quier­da es un edi­fi­cio ba­jo, de 16m de al­tu­ra, con un desa­rro­llo de 16 m so­bre la lí­nea mu­ni­ci­pal. El otro lindero tie­ne 29m de al­tu­ra, ocu­pa un fren­te de 25 me­tros y po­see un re­ti­ro de dos me­tros.

Pro­pu­si­mos tra­ba­jar con dos vo­lú­me­nes di­fe­ren­tes, ca­da uno de los cua­les co­pia­ra la al­tu­ra, ubi­ca­ción y lar­go de los edi­fi­cios ve­ci­nos. Lo que da co­mo re­sul­ta­do una plan­ta de ma­yor di­men­sión, ex­ten­di­da de me­dia­ne­ra a me­dia­ne­ra en­tre los ni­ve­les de plan­ta ba­ja y 5° pi­so, y una de me­no­res di­men­sio­nes, trans­for­ma­da en se­mi­to­rre y apo­ya­da so­bre el ve­cino al­to en­tre los ni­ve­les 6° y 8°.

El nú­cleo ver­ti­cal se en­cuen­tra en el cen­tro del edi­fi­cio, pe­ro es per­ci­bi­do so­bre la fa­cha­da en el sec­tor de se­mi­to­rre. Se ma­te­ria­li­za co­mo un tu­bo va­cío, de la­dri­llo de vi­drio, que se ini­cia en la fa­cha­da de plan­ta ba­ja, a tra­vés del mon­ta­vehicu­los y se ex­tien­de en to­da la al­tu­ra del edi­fi­cio, re­ma­tan­do en un ojo mirador.

Es­te tu­bo en­vuel­ve a las es­ca­le­ras y per­mi­te in­tro­du­cir luz na­tu­ral en la par­te más os­cu­ra de la plan­ta, las es- ca­le­ras e ilu­mi­nar el pa­lier.

Pro­pu­si­mos re­cu­pe­rar la uti­li­za­ción de bal­co­nes en un edi­fi­cio de ofi­ci­nas, prac­ti­ca en desuso, dán­do­les a los usua­rios un es­pa­cio se­mi­cu­bier­to de tra­ba­jo pa­ra ser uti­li­za­do en los pe­río­dos de cli­ma más be­nigno y a ma­ne­ra de cá­ma­ra de ai­re en los más des­fa­vo­ra­bles.

Co­mo los bal­co­nes se en­cuen­tran al fren­te en los ni­ve­les in­fe­rio­res, es­ta ope­ra­ción for­mal acen­túa el des­a­li­nea­mien­to del vo­lu­men in­fe­rior y su­pe­rior. En el con­tra­fren­te, los bal­co­nes se ubi­can en los ni­ve­les su­pe­rio­res y el la­te­ral de la se­mi­to­rre.

Di­chos bal­co­nes on­du­lan­tes que sua­vi­zan la ar­ti­cu­la­ción del pro­pio edi­fi­co con sus ve­ci­nos, ge­ne­ran un se­gun­da piel ma­te­ria­li­za­da con una su­ce­sión de la­mas ver­ti­ca­les de vi­drio. Sus gra­dos de aper­tu­ra per­mi­ten con­tro­lar la in­ci­den­cia so­lar, ge­ne­ran­do una piel di­ná­mi­ca que trans­for­ma la apa­rien­cia del edi­fi­cio. Por mo­men­tos se ve­rá más trans­pa­ren­te y permea­ble, mien­tras que en los pi­cos de in­ci­den­cia so­lar, se­rá más opa­ca y re­fle­xi­va.

Las la­mas se­rán se­ri­gra­fia­das con cin­co di­bu­jos de dis­tin­ta den­si­dad, to­dos de círcu­los blan­cos, que se ubi­ca­rán de acuer­do a un es­tu­dio de in­ci­den­cia so­lar. En los ni­ve­les in­fe­rio­res de con­tra­fren­te, la fa­cha­da es or­to­go­nal con va­nos zig­za­guean­tes de ven­ta­nas re­fle­jan­tes. «

1 1 VE­CI­NOS. El pro­yec­to apro­ve­cha la di­fe­ren­cia de al­tu­ra pa­ra in­ser­tar el edi­fi­cio.

33 RE­TI­RO. El nú­cleo recibe ilu­mi­na­ción na­tu­ral en el pa­lier y es­ca­le­ras.

22 CON­TROL SO­LAR. Se re­suel­ve con la­mas de vi­drio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.