Jue­go de opues­tos en un re­fu­gio pri­va­do

El pro­yec­to po­ne el fo­co en la pri­va­ci­dad de dos ca­sas plan­tea­das pa­ra cons­truir en dos eta­pas y plan­tea re­la­cio­nes an­ta­gó­ni­cas que con­fron­tan lle­nos y va­cíos, es­pa­cios abier­tos y ce­rra­dos.

ARQ - - ARQ - Mar­tín Alo­ras mar­ti­na­lo­ras.com

San Se­bas­tián es un ba­rrio ce­rra­do ubi­ca­do en la lo­ca­li­dad de Fu­nes al que abor­da­mos con el pro­yec­to de dos vi­vien­das en los ini­cios de su desa­rro­llo.

La ca­ren­cia de cons­truc­cio­nes ad­ya­cen­tes co­mo tam­bién de fo­res­ta­ción nos pre­sen­ta es­ca­sas re­fe­ren­cias don­de la tie­rra aún se funde con el cie­lo y la apro­pia­ción de la pam­pa es per­cep­ti­ble só­lo por las cir­cu­la­cio­nes vehi­cu­la­res, los es­pa­cios téc­ni­cos de ser­vi­cios y los mo­jo­nes que de­fi­nen los lí­mi­tes en­tre te­rre­nos.

Dos her­ma­nos jun­to a sus fa­mi­lias em­pren­den el éxo­do ha­cia es­te ti­po de ur­ba­ni­za­ción por el de­te­rio­ro de la ca­li­dad de vi­da en los ba­rrios de la ciu­dad de Ro­sa­rio, de­bi­do a la gran in­se­gu­ri­dad que se per­ci­be.

El en­car­go pre­vé que las vi­vien­das se pro­yec­ten con una di­fe­ren­cia de só­lo unos me­ses de di­fe­ren­cia. Así, la pri­mer ca­sa que se di­se­ña es la DL.

Es­ta cons­truc­ción bus­ca re­pli­car y re­cu­pe­rar el mo­do de ha­bi­tar ac­tual de los pro­pie­ta­rios, acos­tum­bra­dos a la ti­po­lo­gía de vi­vien­da ur­ba­na ba­sa­da en una fuer­te con­ten­ción es­pa­cial y, so­bre to­do, de mu­cha pri­va­ci­dad. Es­te desafío nos re­pre­sen­ta. No só­lo co­mo es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra sino tam­bién co­mo ha­bi­tan­tes y de­fen­so­res de la ciu­dad.

Así es que em­pren­de­mos una re­in­ter­pre­ta­ción de las re­la­cio­nes en­tre fren­te y fon­do, pú­bli­co y pri­va­do, y tam­bién del con­cep­to de ca­lle in­ten­tan­do re­cu­pe­rar la es­pa­cia­li­dad de una vi­vien­da en re­la­ción un pa­tio.

El ex­ten­so y com­ple­jo pro­gra­ma da lu­gar a que la cons­truc­ción dis­pues­ta en for­ma de L, se­gún las me­jo­res orien­ta­cio­nes, pue­da lle­gar has­ta los lí­mi­tes del lo­te y me­dian­te un mu­ro exen­to se cie­rra ha­cia la ca­lle otor­gan­do ca­rác­ter, pri­va­ci­dad y una cla­ra e in­ten­cio­na­da fa­cha­da ur­ba­na.

Es­te pa­tio, a la es­pe­ra de la se­gun­da cons­truc­ción, se­rá un es­pa­cio a cie­lo abier­to ri­gu­ro­sa­men­te de­fi­ni­do.

Los usos pri­va­dos se ubi­can en el ni­vel su­pe­rior, pro­te­gi­dos de las vi­sua­les por un bal­cón de pa­ra­pe­to cie­go. Los es­pa­cios de es­par­ci­mien­to (sa­la de en­sa­yos y ca­va) fue­ron ubi­ca­dos en el sub­sue­lo y el área pu­bli­ca a ni­vel del te­rreno por cues­tio­nes acús­ti­cas y fac­to­res cli­má­ti­cos.

Por otra par­te, los es­pa­cios in­ters­ti- cia­les ge­ne­ra­dos por los re­ti­ros se uti­li­zan pa­ra ubi­car una huer­ta or­gá­ni­ca y el área des­ti­na­da a los seis pe­rros de la pro­pie­ta­ria.

El uso del hor­mi­gón res­pon­de a la su­ge­ren­cia plan­tea­da por el co­mi­ten­te, por eso la bús­que­da se reali­zó a tra­vés de la ex­plo­ra­ción de sus ca­pa­ci­da­des es­truc­tu­ra­les y su ex­pre­sión for­mal.

La vi­vien­da pro­yec­ta­da en se­gun­da ins­tan­cia pro­po­ne un pro­gra­ma si­mi­lar, pe­ro al­gu­nos pe­di­dos de los co­mi­ten­tes (di­fe­ren­ciar­se de la pri­me­ra) co­mo las pro­por­cio­nes del lo­te de­ter­mi­nan el pro­yec­to.

El solar de me­nor fren­te que el an­te­rior, im­po­ne una cons­truc­ción mas com­pac­ta que sur­ge de in­ter­pre­tar que la por­ción de va­cío ge­ne­ra­do por el pa­tio de la pri­me­ra cons­truc­ción es por la sus­trac­ción de una ma­sa que aho­ra se dis­pon­drá en el lo­te lin­de­ro.

Así, se op­tó por des­pla­za­mien­tos de una se­cuen­cia es­truc­tu­ral en bus­ca de pe­que­ños pa­tios in­te­rio­res pa­ra do­tar de luz a es­ta ma­sa apa­ren­te­men­te com­pac­ta. Y, al mis­mo tiem­po, una se­rie de es­pa­cios a cie­lo abier­to con­tro­la­dos.

Así es co­mo es­tas dos cons­truc­cio­nes apa­ren­te­men­te si­mi­la­res en­sa­yan los si­guien­tes opues­tos: abier­to/ce­rra­do, ex­ten­so/com­pac­to, al­to/ba­jo, lleno/va­cío, pa­tio/fon­do y gru­po/in­di­vi­duo.

La ma­te­ria­li­dad ex­te­rior se re­pi­te, no así su re­la­ción con el ex­te­rior don­de los pa­tios son mas pe­que­ños y con­tro­la­dos.

1

2

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.