LOS SIG­NOS

Caras - - REVELACIONES - Or­de­na­dos se­gún el gra­do de in­fluen­cia cós­mi­ca que pre­sen­tan en la se­ma­na

CAPRICORNIO (22-12 – 20-1): In­me­jo­ra­ble pers­pec­ti­va pa­ra las cues­tio­nes del co­ra­zón, las ca­bras ce­les­tes irra­dian una sen­sua­li­dad par­ti­cu­lar por es­tos días y el pro­nós­ti­co en ese sen­ti­do es muy alen­ta­dor. Ar­mo­nía y amis­tad. ESCORPIO (2-10 – 22-11): Se in­cre­men­tan sus ga­nas y cre­ce tam­bién la ener­gía dis­po­ni­ble con un re­sul­ta­do pa­ra na­da des­de­ña­ble: se mul­ti­pli­ca su es­pe­ran­za. Gran di­ná­mi­ca men­tal pa­ra pla­nes y pro­yec­tos. GEMINIS (22-5 – 21-6): Du­ran­te los pri­me­ros días de la se­ma­na es re­co­men­da­ble que los ge­mi­ni­anos se aven­gan a pen­sar an­tes de ac­tuar, la com­pul­sión a la ac­ción pue­de de­mo­rar las co­sas. Mar­te ayu­da a re­sol­ver en­tuer­tos, sa­lud. LI­BRA (23-9 – 22-10): Ex­ce­len­te pers­pec­ti­va pa­ra los pro­yec­tos com­par­ti­dos, apues­te a esas cues­tio­nes que ges­tio­nó no so­lo pa­ra us­ted y ne­ce­si­tan un decidido aval de su par­te pa­ra ma­ni­fes­tar­se. Ex­ce­len­te hu­mor y dis­po­si­ción pa­ra el amor. CANCER (22-6 – 22-7): Buen mo­men­to en lo que a sus afec­tos se re­fie­re y no hay no­ti­cia más es­ti­mu­lan­te pa­ra los can­gre­jos ce­les­tes, la co­rres­pon­den­cia con­mue­ve y vi­ve mo­men­tos en­tra­ña­bles. Do­min­go lleno de pro­pues­tas. ACUARIO (21-1 – 19-2): De­je que su in­tui­ción apa­rez­ca cla­ra y no te­ma que lo guíe, por es­tos días pue­de ser una bue­na brú­ju­la pa­ra con­fir­mar la di­rec­ción que van to­man­do sus in­tere­ses. Buen mo­men­to, pro­duc­ti­vi­dad en al­za. PISCIS (20-2 – 20-3): So­no­ro re­co­no­ci­mien­to de su ta­len­to y de su con­tri­bu­ción al tra­ba­jo con­jun­to que ele­va la au­to­es­ti­ma y lo desafía a nue­vas y más osa­das in­ter­ven­cio­nes. En el amor co­rre la mis­ma suer­te, aven­tú­re­se. SAGITARIO (23-11 – 21-12): Mer­cu­rio y Nep­tuno ar­mó­ni­cos pro­veen una an­da­na­da de cla­rí­si­mas per­cep­cio­nes que de­be­ría de te­ner bien en cuen­ta, per­mí­ta­se la hol­gu­ra de con­fiar en lo que sien­te. Bue­na mar­cha de los pro­yec­tos re­cien­tes. LEO (23-7-22-8): Podría dis­fru­tar de un pe­que­ño pero efec­ti­vo gol­pe de suer­te que lle­va­ría la aten­ción al ám­bi­to co­mer­cial y al te­rreno es­té­ti­co, de us­ted de­pen­de op­ti­mi­zar a fondo la chan­ce que se abre an­te us­ted. La amis­tad es re­ser­vo­rio de be­lle­za. TAURO (21-4 – 21-5): No­ta­ble re­pun­te de la ener­gía psi­co­fí­si­ca y un in­ter­cam­bio con quie­nes es­tán a su la­do más que es­ti­mu­lan­te cam­bian el tono por es­tos días. Per­mi­ta que la in­tui­ción mues­tre el ca­mino: eva­lúe y eli­ja con li­ber­tad. VIRGO (23-8 – 22-9): El trán­si­to lu­nar por un signo afín li­ma las as­pe­re­zas del uni­ver­so emo­cio­nal y con­fie­re se­gu­ri­dad y con­fort en el tra­to a quie­nes con­vi­ven. Un sá­ba­do pa­ra es­tar aten­to y no per­der una opor­tu­ni­dad úni­ca. ARIES (21-3 – 20-4): Un pe­que­ño pero efec­ti­vo gol­pe de suer­te podría de­vol­ver el bri­llo a su pro­duc­ti­vi­dad as­cen­den­te, de us­ted de­pen­de op­ti­mi­zar el su­ce­so. La ar­mo­nía en­tre Mar­te y la Lu­na pre­dis­po­ne al buen hu­mor y las ga­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.