PO­LO EN MIAMI : FA­CUN­DO LE­SIO­NA­DO Y PO­LI­TO PIE­RES SIN BARBY VELEZ

EN LA REEDICION DEL CLASICO EN­TRE LOS PIE­RES Y CAMBIASO

Caras - - NOTAS DE TAPA - In­for­me: Ve­ró­ni­ca Ste­fa­ni Fo­tos: Gui­ller­mo D’Am­bro­sio

Des­de ha­ce va­rios años hay un due­lo en el po­lo que se lle­va to­das las mi­ra­das: Ellers­ti­na con­tra La Dol­fi­na. Esa ba­ta­lla a ca­ba­llo que sue­le li­brar­se en las ins­tan­cias de­fi­ni­to­rias de ca­da Abier­to ar­gen­tino, tu­vo su co­rre­la­to en los Es­ta­dos Uni­dos, du­ran­te el Tor­neo In­ter­na­cio­nal de Po­lo de Palm Beach. Ese clá­si­co que po­dría de­cir­se “in­ter­na­cio­nal” tie­ne nom­bre y ape­lli­do: Fa­cun­do Pie­res (30) y Adol­fo Cambiaso (41). Los dos me­jo­res ju­ga­do­res de po­lo de la Argentina, al­go así co­mo el Ma­ra­do­na y el Mes­si de los chuk­kers, son con­tem­po­rá­neos pa­ra suer­te de los fa­ná­ti­cos de ese de­por­te que atrae a mi­llo­na­rios del mun­do que pug­nan pa­ra te­ner­los en sus equi­pos. Así ocu­rre a ca­da tem­po­ra­da en We­lling­ton, pe­que­ña y ex­clu­si­va lo­ca­li­dad de Palm Beach, don­de se dispu­ta una de las fe­chas in­ter­na­cio­na­les de po­lo. En ese es­ce­na­rio, Fa­cun­do, jun­to a su pri­mo, “Po­li­to” (el can­di­da­to de Bar­bie Vé­lez), de­fien­de la

“Fue di­fí­cil. Ellos tie­nen un buen equi­po y no­so­tros no ju­ga­mos bien. Tu­vi­mos bue­nos y ma­los mo­men­tos, y con­tra equi­pos co­mo es­tos no po­dés aflo­jar”.

ca­mis­ta de Or­chard Hill, que en­fren­tó en un cua­dran­gu­lar al team de “Adol­fi­to”, “Va­lien­te”. En un dispu­tadí­si­mo par­ti­do, el ex de Pau­la Chaves no pu­do re­sis­tir los em­ba­tes del es­po­so de María Váz­quez (41), que tor­ció el ta­ble­ro a su fa­vor con un 14-10 fi­nal. Aun­que en el de­por­te los par­ti­dos no se me­rez­can, sino que se ga­nen, el crack de los Pie­res no pu­do re­ver­tir el re­sul­ta­do a pe­sar de ha­ber con­ver­ti­do él só­lo to­dos los go­les de su equi­po (6 por pe­nal y 4 des­de el cam­po de jue­go).

“Fue di­fí­cil. Ellos tie­nen un buen equi­po y no­so­tros no ju­ga­mos del to­do bien. Tu­vi­mos mo­men­tos bue­nos y otros más o me­nos, y con­tra equi­pos co­mo es­tos no po­dés te­ner mo­men­tos flo­jos. Nos me­tie­ron un par de go­les pro­duc­to de des­con­cen­tra­cio­nes nues­tras y creo que por ahí an­du­vo el par­ti­do. Si hu­bie­se­mos es­ta­do más con­cen­tra­dos y en­chu­fa­dos qui­zá hu­bie­se­mos te­ni­do otra opor­tu­ni­dad, pe­ro tam­bién sa­bien­do que no era un par­ti­do de vi­da o muer­te y ga­nan­do o per­dien­do era lo mis­mo, eso no ayu­dó mu­cho a la ca­be­za pa­ra en­trar con­cen­tra­do”, ex­pli­có Fa­cun­do que, de to­das for­mas ju­ga­rá la se­mi­fi­nal, así que en ca­so que am­bos equi­pos ga­nen su lla­ve, po­drían re­edi­tar un fi­nal con sa­bor a re­van­cha. Frente a se­me­jan­te es­fuer­zo, al fi­nal del par­ti­do Fa­cun­do de­bió ser asis­ti­do por el fi­sio­te­ra­peu­ta del equi­po quien lo ayu­dó a elon­gar y a des­com­pri­mir una mo­les­tia mus­cu­lar pro­duc­to del fuer­te des­gas­te. A su la­do, su mu­jer, Agus­ti­na Wer­nic­ke, quien es­tu­vo siem­pre a su la­do en com­pa­ñía de una sim­pá­ti­ca pe­rri­ta. Co­mo siem­pre, “Adol­fi­to” fue es­col­ta­do por su es­po­sa, quien es­tu­vo en com­pa­ñía de sus hi­jos, Mía (14), My­la (6) y Adol­fo Jr. (11).

“Me que­do en Es­ta­dos Uni­dos lo que que­da de mar­zo y abril, por­que to­da­vía nos res­ta dispu­tar el US Open. Des­pués vuel­vo 10 ó 15 días a Bue­nos Aires, que se me pa­san vo­lan­do, y de ahí nos vamos pa­ra Eu­ro­pa, a In­gla­te­rra y a Es­pa­ña”, ade­lan­tó Pie­res, quien es­pe­ra an­sio­so la re­van­cha, es­pe­ra­da pa­ra el pró­xi­mo fin de semana en ca­so de que tan­to su equi­po co­mo el de Cambiaso su­peren la se­mi­fi­nal.

Así co­mo ocu­rre en ca­da par­ti­do que dispu­tan Ellers­ti­na y La Dol­fi­na, hu­bo cli­ma de fi­nal. El re­sul­ta­do fue 14-10 a fa­vor del equi­po de Cambiaso, aun­que la fi­gu­ra, por el es­fuer­zo, fue Fa­cun­do. A Adol­fo lo alen­ta­ron María Váz­quez y sus hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.