MES­SI Y AN­TO­NE­LA YA SON MA­RI­DO Y MU­JER

CA­SA­MIEN­TO CI­VIL Y AL­TA FIES­TA PA­RA 260 IN­VI­TA­DOS EN RO­SA­RIO

Caras - - FOCO - por Carlos Cer­vet­to y Naia­ra Vec­chio (des­de Ro­sa­rio)

Aun­que sus pro­ta­go­nis­tas sean fie­les cul­to­res del ba­jo per­fil, no de­jan de ser lo que son. Y cuan­do se con­fir­mó que Lio­nel Mes­si (30) y An­to­ne­la Roc­cuz­zo (29) se ca­sa­ban en Ro­sa­rio el vier­nes 30 de ju­nio, una ola de ex­pec­ta­ti­vas, su­po­si­cio­nes y ru­mo­res co­men­zó a ro­dear el acon­te­ci­mien­to, ca­ra­tu­la­do des­de el va­mos co­mo “La bo­da del año”. Pe­ro los aman­tes del show off y la gran­di­lo­cuen­cia de­bie­ron ajus­tar­se a los de­seos y la esen­cia de sus pro­ta­go­nis­tas, quie­nes al fin y al ca­bo lo­gra­ron trans­for­mar una bo­da me­diá­ti­ca­men­te es­te­lar en un co­lo­quial ca­sa­mien­to “en­tre ami­gos”. Sí, acor­de con los idea­les de “Lío”y“An­to”, la no­che tan es­pe­ra­da fue tal cual ellos la con­ci­bie­ron, con la gen­te y los in­vi­ta­dos que te­nían que es­tar sin nin­gu­na cla­se de com­pro­mi­sos ni ata­du­ras. Por eso, la lis­ta de 260 in­vi­ta­dos re­com­pen­só a quie­nes en al­gún mo­men­to for­ma­ron par­te del círcu­lo afec­ti­vo de los no­vios, un mix en­tre pa­sa­do y pre­sen­te que no con­tem­pló opor­tu­nis­mo ni víncu­los go­lon­dri­na. Y así co­mo el ca­sa­mien­to de Diego Ma­ra­do­na (56) a fi­nes de los ochen­ta, con 1200 in­vi­ta­dos y un Lu­na Park re­ple­to de lu­ces y ce­le­bri­da­des, fue un fiel re­fle­jo de la per­so­na­li­dad y el ca­ris­ma de Diego, la bo­da del otro gran as­tro del fút­bol ar­gen­tino reunió en el com­ple­jo City Cen­ter a un com­bo de fa­mi­lia­res, ami­gos y co­no­ci­dos que se co­rres­pon­die­ron con los no­vios, y que res­pe­ta­ron la pri­va­ci­dad y las po­cas pa­la­bras que fi­de­li­za­ron la cau­sa.

Si hu­bo un pun­to en co­mún en­tre am­bas bo­das in­sig­nes, ese fue la lle­ga­da des­de Eu­ro­pa de los fut­bo­lis­tas que com­par­tie­ron mo­men­tos de­por­ti­vos cum­bres de los dos. Y así co­mo en 1989 vi­nie­ron des­de Ita­lia gran par­te de los ju­ga­do­res que for­ma­ron par­te de aquel plan­tel his­tó­ri­co del Ná­po­li, aho­ra le to­có a los co­le­gas de Mes­si en el Barcelona

des­em­bar­car en tie­rras rio­pla­ten­ses. Los Ca­re­ca (56), Ale­mao (55) y Ci­ro Fe­rra­ra (50) de en­ton­ces se trans­for­ma­ron en los Gerard Pi­qué (30), Car­les Pu­yol (39) o Cesc Fa­bre­gas (30) de aho­ra. Una di­fe­ren­cia su­til, aun­que in­vo­lun­ta­ria, fue un de­seo que los no­vios no pu­die­ron sa­tis­fa­cer: el de ca­sar­se por igle­sia. Tal co­mo lo hi­cie­ron Ma­ra­do­na y Clau­dia Vi­lla­fa­ñe (55) en el San­tí­si­mo Sa­ca­ra­men­to, Mes­si y An­to­ne­la ha­bían pre­vis­to ca­sar­se en la Ca­te­dral de Ro­sa­rio, y en tal sen­ti­do so­li­ci­ta­ron un turno pa­ra la tar­de del vier­nes 30. Sin em­bar­go, los en­car­ga­dos del ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad y las pro­pias fa­mi­lias de los no­vios no ob­ser­va­ron con bue­nos ojos el éxi­to de se­me­jan­te mo­vi­da, ya que el des­bor­de de cu­rio­sos an­te se­me­jan­te con­gre­ga­ción de es­tre­llas hu­bie­se si­do com­ple­jo. Lo cier­to es que la pa­re­ja in­ten­tó con­ven­cer a las au­to­ri­da­des ecle­siás­ti­cas de que los ca­sen en el mis­mí­si­mo City Cen­ter, don­de se lle­vó a ca­bo el ci­vil y la fies­ta, un pe­di­do re­cha­za­do de cua­jo por el ar­zo­bis­pa­do lo­cal. “Se ne­gó es­te pe­di­do por­que an­tes

se le ne­gó tam­bién a otras per­so­nas. No au­to­ri­zan ce­re­mo­nias fue­ra de ám­bi­tos re­li­gio­sos por cues­tio­nes sa­cra­men­ta­les”, ex­pli­ca­ron vo­ce­ros cer­ca­nos al ar­zo­bis­po de Ro­sa­rio, Eduar­do Mar­tín.

El pri­mer sín­to­ma de que no se­ría un fin de se­ma­na más en Ro­sa­rio

“La pró­xi­ma le to­ca al 'Po­cho'”, avi­só Ja­vier Mas­che­rano cuan­do po­sa­ron los pla­yers de la se­lec­ción, a mo­do de pre­sa­gio nup­cial.

se co­men­zó a vi­vir el miér­co­les 28, con la can­ti­dad de avio­nes pri­va­dos que in­va­die­ron el ae­ro­puer­to de Fis­her­ton. Los in­vi­ta­dos ex­tran­je­ros fue­ron ins­ta­lán­do­se, y así el jue­ves 29 se or­ga­ni­zó una re­cep­ción con asa­do en la ca­sa de cam­po La Quin­ta, un pre­dio

si­tua­do en Pue­blo Est­her, a vein­te ki­ló­me­tros de Ro­sa­rio. Mes­si y su fa­mi­lia sue­len al­qui­lar­lo pa­ra dis­tin­tas reunio­nes fa­mi­lia­res, y allí los ju­ga­do­res del Barcelona con­vi­vie­ron en la pre­via con los in­te­gran­tes del se­lec­cio­na­do ar­gen­tino y con ex com­pa­ñe­ros de “Lío” en la re­cor­da­da ca­ma­da ‘87 de Ne­well’s. Ellos son los ami­gos de la in­fan­cia de Mes­si, los pri­me­ros en de­tec­tar a un ta­len­to so­bre­na­tu­ral que ya asom­bra­ba de pe­que­ño con sus gam­be­tas y fi­ni­tas. Le­jos de ol­vi­dar­se de ellos, el no­vio par­ti­ci­pó en­tre otros a Lu­cas Sca­glia (30), pri­mo de An­to­ne­la, ce­les­tino de la pa­re­ja y hoy en el fút­bol de los Es­ta­dos Uni­dos, al ar­que­ro Juan

En un do­ble rol de can­tan­te e in­vi­ta­da, a pe­di­do de los no­vios, Ka­ri­na can­tó “Fue­ra”.

Cruz Le­gui­za­món (29), ex Cen­tral Cór­do­ba de Ro­sa­rio, a Agus­tín Rua­ni, Fran­co Casanova y Gon­za­lo Maz­zía, un quin­te­to al que el as­tro ya ha­bía in­vi­ta­do en el 2014 a Brasil pa­ra ver par­ti­dos de la se­lec­ción. La reunión du­ró has­ta el atar­de­cer, y por la no­che se par­ti­ci­pó a quie­nes ya es­ta­ban en la ciu­dad a un cóc­tel de bien­ve­ni­da en el pro­pio Ho­tel Pull­man, don­de se hos­pe­da­ron to­dos los in­vi­ta­dos.

El vier­nes ama­ne­ció tan so­lea­do y des­pe­ja­do co­mo pa­ra in­ter­pre­tar que el cli­ma se com­plo­tó con la fes­ti­vi­dad que se vi­vi­ría en la ciu­dad. En el ae­ro­puer­to lo­cal ter­mi­na­ban de lle­gar los úl­ti­mos in­vi­ta­dos top, co­mo Sha­ki­ra (40) y Pi­qué, cer­ca del me­dio­día, y más a la tar­de los bra­si­le­ños Ney­mar (25) y Dani Al­ves (34) sin com­pa­ñía femenina. En las en­tra­ñas del Ho­tel Pull­man, y sin que la bo­da afec­ta­ra en lo más mí­ni­mo el fun­cio­na­mien­to y la ac­ti­vi­dad del gi­gan­tes­co ca­sino, las ho­ras pre­vias se so­bre­lle­va­ron con dis­ten­sión y ex­ce­len­te ca­ma­ra­de­ria, so­bre to­do por par­te del grue­so con­ti­gen­te de fut­bo­lis­tas con pa­sa­do o pre­sen­te ce­les­te y blanco. “Ha­cien­do la pre­via”, fue el re­ca­do que acom­pa­ñó a la ima­gen en la que fi­gu­ran Ja­vier Mas­che­rano (33), An­gel di Ma­ría (29), Mar­cos Ro­jo (27), Nahuel Guz­mán (31), Gon­za­lo Hi­guaín (29), Ma­riano An­du­jar (33), Pa­blo Za­ba­le­ta (32), Eze­quiel La­vez­zi (32), Ma­xi­mi­li­ano Ro­drí­guez (36), Lau­ta­ro Formica (31), el uti­le­ro Daddy Ga­llar­do, el ex te­nis­ta Gui­ller­mo Co­ria (35) y el ac­tor Ni­co­lás Váz­quez (40), en­tre otros. Ellos, los ga­la­nes de la ve­la­da, tam­bién tu­vie­ron su es­pa­cio de be­lle­za en el ho­tel a la par de las mu­je­res, quie­nes dis­pu­sie­ron de un es­pa­cio con ma­qui­lla­do­ras y pe­lu­que­ras pro­pias. Por­que el equi­po de tra­ba­jo del Sa­lón Berlín emu­ló su bar­be­ría de la ca­lle Ca­llao, en Ro­sa­rio, y de las su­cur­sa­les en Pa­ler­mo y San Isi­dro, en uno de los pi­sos del Ho­tel

Pull­man. Con mú­si­ca am­bien­te de Frank Si­na­tra y ves­ti­dos con la es­té­ti­ca de los años ‘30, los bar­be­ros Ati­lio, Miguel Ángel, Fe­li­pe, Bruno, Mauro, Ni­co­lás, Cristian, To­más y Leo aten­die­ron a to­dos los in­vi­ta­dos que qui­sie­ron el ser­vi­cio. Los pri­me­ros en re­cu­rrir fue­ron Mes­si y Mar­tín Demichelis (36), quie­nes se hi­cie­ron un ser­vi­cio de pe­lo y bar­ba que du­ró dos ho­ras. Mien­tras se aten­dían los de­más pla­yers co­mo “El Pa­tón” Guz­mán y Mas­che­rano, quién mos­tró su nue­vo look con tu­pi­da bar­ba, “Lío” de­sa­fió al uru­gua­yo Luis Suá­rez (30) a ju­gar un par­ti­do de me­te­gol. Ape­ri­ti­vo en mano, “El Diez” cu­lé fue el ga­na­dor y chi­ca­neó al go­lea­dor cha­rrúa, cuan­do los de­más ju­ga­ban con la Play Sta­tion. El úl­ti­mo en lle­gar a la sa­la de bar­be­ría fue Lu­cas Bi­glia (31), a tal pun­to que sa­lió co­rrien­do del sa­lón apre­mia­do por el ini­cio del ci­vil.

Co­mo la ce­re­mo­nia se de­mo­ró al­gu­nos mi­nu­tos res­pec­to de lo es­ti­pu­la­do, que era a las 19:00 ho­ras, al­gu­nos in­vi­ta­dos apro­ve­cha­ron pa­ra sa­lir a la al­fom­bra ro­ja, el úni-

co lu­gar don­de la pren­sa tu­vo con­tac­to con los in­vi­ta­dos. Los pri­me­ros en inau­gu­rar el ri­tual fue­ron el ca­me­ru­nés Samuel Eto’o (36) y su mu­jer, Geor­get­te, y a con­ti­nua­ción le si­guie­ron va­rios de los com­pa­ñe­ros de “Lio” en Barcelona: Fa­bre­gas y Da­nie­lla Se­maan (una de las me­jo­res ami­gas de An­to­ne­la), Xa­vi Her­nán­dez (37) y Nuria Cu­ni­lle­ra (by Ro­sa Cla­rá), Pu­yol y la ex mo­de­lo y ac­triz Va­ne­sa Lo­ren­zo (40), por una­ni­mi­dad la más bella de la fies­ta, y Jor­di Al­ba (28) con su pa­re­ja, Ro­ma­rey Ven­tu­ra, tam­bién ves­ti­da por Ro­sa Cla­rá. El si­len­cio de los ivi­ta­dos fue ro­to por “Ni­co” Váz­quez, cu­ya re­la­ción con

Mes­si se ges­tó por la bue­na on­da re­cí­pro­ca que hu­bo cuan­do fue­ron pre­sen­ta­dos por Adrián Suar (49). Acom­pa­ña­do por Gi­me­na Ac­car­di (32), el ac­tor de­mos­tró es­tar más acos­trum­bra­do a esa cla­se de con­tac­to con la pren­sa, y ase­gu­ró que al no­vio se lo vio “más fe­liz que nun­ca”. An­tes del im­pas­se que sig­ni­fi­có el co­mien­zo del ci­vil sa­lie­ron a es­ce­na dos de los me­jo­res ami­gos de Lio­nel: “El Po­cho” La­vez­zi con Ya­ni­na Scre­pan­te, muy es­bel­ta con un di­se­ño de Lo­ris Az­za­ro, y “El Kun” Sergio Agüe­ro (29) con “La Prin­ce­si­ta” Ka­ri­na Te­je­da (31), una de las ani­ma­do­ras mu­si­ca­les de la fies­ta.

Des­pués que el Di­rec­tor Pro­vin­cial del Re­gis­tro Ci­vil de San­ta Fe, Gon­za­lo Ca­rri­llo, con­sas­gra­ra a los no­vios co­mo ma­ri­do y mu­jer, mo­men­to que co­ro­nó Abel Pin­tos (33) con el te­ma “Sin Prin­ci­pio ni Fi­nal”, to­da una de­bi­li­dad de la no­via, las fi­gu­ras del fút­bol in­ter­na­cio­nal si­guie­ron des­fi­lan­do por la Red Car­pet, mon­ta­da so­bre un es­pa­cio ex­te­rior en­tre el ho­tel y el ca­sino. La se­gun­da tan­da de fo­tos co­men­zó con Luis Suá­rez, uno de los in­te­gran­tes de la le­tal de­lan­te­ra MSN, y su mu­jer, So­fía Bal­bi, so­cia de An­to­ne­la en el lo­cal de za­pa­tos de Sar­kany que aca­ban de inau­gu­rar en Barcelona. El tan­dem con­ti­nuó con Sergio Bus­quets (28) y Ele­na Gha­le­ra (by Ro­sa Cla­rá), Di Ma­ría, Fer­nan­do Ga­go (31) y Ever Ba­ne­ga (29) con sus res­pec­ti­vas pa­re­jas, Jor­ge­li­na Car­do­so, Gi­se­la Dul­ko (32) y Va­le­ria Juan, Sergio Ro­me­ro (30) y Elia­na Guer­cio (39), y por fin la es­pe­ra­da sa­li­da de los no­vios, con la li­bre­ta ro­ja de ma­tri­mo­nio en la mano de­re­cha de An­to­ne­la. El as­tró ro­sa­rino no ocul­tó la emo­ción y fe­li­ci­dad del mo­men­to, y si bien no fue lo­cuaz, in­ter­ac­tuó con los fo­tó­gra­fos pa­ra que nin­guno se que­da­se sin la ins­tan­tá­nea más bus­ca­da

Los sie­te bar­ten­ders aga­sa­ja­ron a la no­via con su tra­go pre­fe­ri­do: cai­pi­ros­ka de fru­tos ro­jos.

de to­da la no­che. La se­cuen­cia cul­mi­nó con el be­so uná­ni­me­men­te re­cla­ma­do, y así la pa­re­ja nup­cial se re­ti­ró jun­to con la asis­ten­te que cui­da­ba la co­la del ves­ti­do de An­to­ne­la. El set fo­to­gra­fi­co tu­vo dos ca­pí­tu­los más tras la sa­li­da del fla­man­te ma­tri­mo­nio: los pa­dres del fut­bo­lis­ta, Jor­ge y Ce­lia Mes­si, con su hi­ja, Ma­ría Sol Mes­si, am­bas ves­ti­das por Clau­dio Co­sano, y un gru­po de ju­ga­do­res de la se­lec­ción en el que apa­re­cie­ron ca­ras que no se ha­bían mos­tra­do co­mo las de Mas­che­rano, Bi­glia, Guz­mán y An­du­jar, to­dos con sus mu­je­res. Cuan­do se re­ti­ra­ban, “Mas­che” to­mó la pos­ta y bro­meó muy con­ven-

ci­do que “la pró­xi­ma te to­ca a vos, Po­cho”, au­gu­ran­do una fu­tu­ra bo­da en­tre el de­lan­te­ro y Scre­pan­te.

Des­pués de una va­ria­da re­cep­ción de de­li­ca­tes­sen en ban­de­jas y aún con la emo­ción a flor de piel por aca­bar de dar el “sí”, la pa­re­ja inau­gu­ró la pis­ta de bai­le cuan­do em­pe­za­ron a so­nar las con­so­las de los DJ Da­ni­lo Mi­chaut y Fer Sta­ver. Los re­cién ca­sa­dos in­gre­sa­ron al sa­lón jun­to a to­dos los in­vi­ta­dos. No hu­bo te­ma de en­tra­da ni vals de los no­vios. “Cin­co Mi­nu­tos”, de Lu­cas Su­go, fue la can­ción que dio ini­cio a la pri­me­ra tan­da con cum­bia y reg­ge­tón, don­de no fal­tó el hit “Des­pa­ci­to”. Cesc Fá­bre­gas, Jor­di

Al­ba, Ney­mar, Suá­rez, Pi­qué, Mas­che­rano, Dani Al­ves, Xa­vi y los ar­gen­ti­nos Guz­mán, Demichelis y “Po­cho” La­vez­zi fue­ron los pro­ta­go­nis­tas de la pis­ta, ani­man­do bue­na par­te de la ve­la­da. Hu­bo mú­si­ca pa­ra to­dos los gus­tos: cum­bia san­ta­fe­si­na, pop y los shows en vi­vo con or­ques­ta com­ple­ta de Má­ra­ma y Ka­ri­na. Cuan­do la no­via hi­zo el tra­di­cio­nal lan­za­mien­to del ra­mo ya te­nía pues­to el se­gun­do di­se­ño más có­mo­do de Ro­sa Cla­rá. E in­me­dia­ta­men­te se vio el des­plie­gue lu­mí­ni­co de la no­che: los in­vi­ta­dos re­ci­bie­ron pulseras elec­tró­ni­cas compu­tari­za­das que, en coor­di­na­ción, se­guían el rit­mo del te­ma “Ping Pong”. No fal­tó un sú­per co­ti­llón al rit­mo del dan­ce, don­de los no­vios es­tu­vie­ron en an­das bai­lan­do en las al­tu­ras y has­ta los lan­za­ron por los ai­res va­rias ve­ces. Hu­bo un cor­te en el bai­le pa­ra dar pa­so a que los mo­zos sir­vie­ran en­tre las me­sas el lo­mo asa­do del pla­to prin­ci­pal, y con ame­ni­za­ción se si­guió in­clu­so has­ta el pos­tre. Fue allí, a la me­dia­no­che, cuan­do Mar­ce­lo Ti­ne­lli (57), su hi­jo, Fran­cis­co (19), Gui­ller­mi­na Val­des (39) y “El Ti­rri” Luciano Giug-

no (50) in­gre­sa­ron al Cen­tro de Con­ven­cio­nes del com­ple­jo City Cen­ter. El me­nú abar­có una re­cep­ción de seis es­ta­cio­nes: en la Char­cute­rie se ofre­cían va­rie­dad de fiam­bres, spia­na­ta, sa­la­me al ají, bre­sao­la, sa­la­me pre­mium, lo­mi­to a las hier­bas y bon­dio­la. En la va­rie­dad de quesos se po­día de­gus­tar Mor­bie­re, Pa­te­gras, Gou­da, Ra­ciet­te, Atuel y ar­te­sa­na­les de ca­bras. Tam­bién pa­ta de ja­món cru­do re­ser­va oro, va­rie­da­des de pa­nes ca­se­ros, en­sa­la­das y es­ca­be­ches de au­tor. En la sec­ción Di­fe­ren­tes Des­ti­nos ha­bía so­rren­ti­nos de dis­tin­tos sa­bo­res, chop suey de po­llo, em­pa­na­das de car­ne, mi­ni em­pa­na­das de bo­gas y fi­ja de ter­ne­ra. La es­ta­ción ca­lien­te ar­gen­ti­na fue la más so­li­ci­ta­da y ofre­ció ca­zue­la de mo­lle­jas, car­nes trin­cha­das ahu­ma­das, ri­ño­nes a la pro­ven­zal, y cho­ri­zos y mor­ci­llas bom­bón. Por pe­di­do del no­vio hu­bo una ex­qui­si­ta es­ta­ción de sus­hi. Lue­go lle­gó el turno del pla­to prin­ci­pal, pos­tre, me­sa dul­ce y un fi­nal de fies­ta con chu­rros y cho­co­la­te al rit­mo bra­si­le­ño y car­na­val ca­rio­ca. A es­ca­sos mi­nu­tos de las 8:00, el DJ tu­vo que cor­tar la mú­si­ca des­pués de 15 mi­nu­tos de alar­gue so­li­ci­ta­do por “Lío”, quien qui­so co­ro­nar su gran no­che con el te­ma “Por Pri­me­ra Vez”, de Los Pal­me­ras. —¿Quién es esa chi­ca? —¡Mi pri­ma, Lío! Mes­si te­nía nue­ve años cuan­do en el cum­plea­ños de su com­pa­ñe­ro de las in­fe­rio­res de Ne­well’s, Lu­cas Sca­glia, pre­gun­ta por An­to­ne­la. Él la mi­ra y son­ríe. Ella tam­bién. Pe­ro su ti­mi­dez lo ven­ce y re­cién con los días Mes­si en­cuen­tra en el lá­piz y pa­pel la for­ma de acer­car­se: to­das sus car­tas cul­mi­na­ban con la mis­ma fra­se: “Al­gún día vas a ser mi no­via, An­to­ne­la”. Ese día lle­gó pe­ro se in­te­rrum­pió en el 2000, cuan­do a los 13 años Lio­nel via­jó a Es­pa­ña jun­to con su pa­dre, Jor­ge, pa­ra pro­bar suer­te en las in­fe­rio­res del Barcelona. Sin em­bar­go, su ilu­sión

sen­ti­men­tal nun­ca se des­mo­ro­nó. Es­ta­ba con­ven­ci­do de que for­ma­ría una fa­mi­lia con “An­to”. In­clu­so tras en­te­rar­se que mien­tras él co­men­za­ba a des­lum­brar al Camp Nou, ella em­pe­za­ba a sa­lir con Gui­ller­mo Bu­rro­ni. Des­pués el tiem­po, la pa­cien­cia y per­se­ve­ran­cia del crack ro­sa­rino reubi­có los ro­les. “‘Lío’ y ‘La Ne­gra’ ja­más de­ja­ron de ha­blar­se. Siem­pre que él ve­nía a Ro­sa­rio se in­tere­sa­ba por ella. Hu­bo un mo­men­to que los unió más. Cuan­do mu­rió la me­jor ami­ga de ella (Úr­su­la) du­ran­te un ac­ci­den­te au­to­mo­vi­lís­ti­co que con­mo­cio­nó a la sociedad ro­sa­ri­na, el ‘Ca­so Ca­poz­zu­ca’, él la acom­pa­ñó en to­do mo­men­to. Ese re­en­cuen­tro fue cru­cial pa­ra que ella lue­go de­ja­ra a su no­vio, quien en los días pre­vios a la bo­da bro­meó que ‘aun­que sea me de­jó por Mes­si’”, le con­fió a CA­RAS un alle­ga­do de la fa­mi­lia. Fue en ese año, el 2007, cuan­do “La Pul­ga” le pro­pu­so ser la no­via e ir­se con él a Es­pa­ña. Y ella, aún ado­les­cen­te, no acep­tó.

An­to­ne­la es la se­gun­da de las tres hi­jas que tu­vie­ron Jo­sé Roc­cuz­zo y Pa­tri­cia Blanco, due­ños de la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos Úni­co. Las cu­ña­das de Mes­si, Pau­la (30) y Carla (26) Roc­cuz­zo, ado­ran a Leo­nel des­de pe­que­ño, cuan­do los Roc­cuz­zo le re­ga­la­ban bo­ti­nes y lo lle­va­ban du­ran­te sus sa­li­das al ci­ne y sus fi­nes de se­ma­na a su quin­ta de Rol­dán. Du­ran­te ese tiem­po en el que “An­to” es­tu­dió los pri­me­ros años de Odon­to­lo­gía y Co­mu­ni­ca­ción So­cial en Ro­sa­rio, “Lío” la vi­si­ta­ba ape­nas su ca­rre­ra de fut­bo­lis­ta se lo per­mi­tía. Tam­bién en va­ca­cio­nes, cuan­do ella ter­mi­na­ba sus tor­neos de gim­na­sia de­por­ti­va en GER, via­ja­ba a Barcelona pa­ra que­dar­se al­gu­nos me­ses con él. Fue re­cién a fi­nes de 2009, po­co an­tes del Mun­dial de Su­dá­fri­ca 2010, cuan­do la pa­re­ja ofi­cia­li­zó su no­viaz­go y An­to­ne­la se ins­ta­ló en la ca­sa de Leo­nel en Barcelona: una man­sión de cua­tro plan­tas, cos­te­ra en Cas­tel­de­fels, que les re­cor­da­ba el río Pa­ra­ná. En esos días de en­sue­ño, en los al­re­de­do­res de Pla­za Ca­ta­lu­ña, mien­tras Leo­nel en­tre­na­ba, An­to­ne­la per­fec­cio­na­ba su in­glés y con­ti­nua­ba con su ru­ti­na de ejer­ci­cios. En ju­nio de 2012, an­te una col­ma­da can­cha de Ri­ver con hin­chas ar­gen­ti­nos, Mes­si fes­te­jó un gol a Ecua­dor con la pe­lo­ta de­ba­jo de su ca­mi­se­ta de la se­lec­ción. Así, “El 10” anun­ció la lle­ga­da de su pri­mer hi­jo, Thia­go (4), tres años an­tes de que naz­ca su se­gun­do he­re­de­ro, Mateo (1).

“Gra­cias por to­do que­ri­do ami­go.Me gus­ta ver­te fe­liz. Her­mo­so to­do. Te quie­ro mu­cho Leo” .

(Mar­ce­lo Ti­ne­lli)

El amor pu­do con la dis­tan­cia, el tiem­po y la fa­ma. El vier­nes 30 de ju­nio de 2017, en el Ho­tel Pull­man del Ca­sino City Cen­ter, Mes­si di­jo “¡sí, quie­ro!” an­te la mu­jer de su vi­da. Le­jos de la fa­ma por ser el me­jor ju­ga­dor del mun­do, esa no­che es­ta­ba el ni­ño que se for­jó en el ba­rrio Ge­ne­ral Las He­ras, don­de desafia­ba la ley de la gra­ve­dad ca­da vez que pa­tea­ba un ba­lón. Una fe­cha que Lio­nel y An­to­ne­la in­mor­ta­li­za­ron en un ta­tua­je de nú­me­ros ro­ma­nos en su de­do anu­lar de­re­cho, don­de hoy, mien­tras dis­fru­tan de una ca­ri­be­ña lu­na de miel en las is­las de An­ti­gua y Bar­bu­da, lu­cen sus alian­zas de re­cién ca­sa­dos.

Se co­no­cie­ron de muy chi­cos gra­cias a un pri­mo de Lio­nel, Lu­cas Sca­glia, pe­ro el amor ver­da­de­ro co­men­zó en el año 2007 cuan­do se re­en­con­tra­ron en Ro­sa­rio. De ahí en más fue­ron in­se­pa­ra­bles, tu­vie­ron dos hi­jos, Thia­go y Mateo, y aho­ra for­ma­li­za­ron por ci­vil.

Los ves­ti­dos lar­gos con las es­pal­das al des­cu­bier­to se hi­cie­ron no­tar en Ya­ni­na Scre­pan­te y en la mu­jer de Co­ria, Carla Fran­co­vigh. La pa­re­ja del “Po­cho” La­vez­zi eli­gió un di­se­ño de Az­za­ro, con so­bre YSL y za­pa­tos ita­lia­nos de Gian­vi­to Ros­si.

Cesc Fà­bre­gas y su mu­jer, Da­nie­lla Se­mann, fue­ron los más osa­dos. El op­tó por un tra­je con una es­tam­pa de len­te­jue­las en la es­pal­da que for­ma­ban dos aves de pie y un gran aba­ni­co, mien­tras que ella im­pac­tó con un ves­ti­do es­co­ta­do de ter­cio­pe­lo vio­le­ta.

Samuel Eto´o y su mu­jer, Geor­get­te.

Mar­tín Demichelis, uno de los me­jo­res ami­gos de “Leo”, fes­te­jó has­ta la ma­dru­ga­da con su es­po­sa, Eva An­der­son, el “Kun” Agüe­ro y “La Prin­ce­si­ta”.

Sergio Agüe­ro jun­to a sus pa­dres Adria­na y Leo­nel, y su pa­re­ja Ka­ri­na. Las fi­gu­ras del fút­bol lo­cal e in­ter­na­cio­nal se die­ron ci­ta en la lla­ma­da “bo­da del si­glo”. Gerard Pi­qué fue uno de los más di­ver­ti­dos de la no­che y se ani­mó a bai­lar jun­to a Sha­ki­ra du­ran­te los shows en vi­vo de “Má­ra­ma” y de la Prin­ce­si­ta Ka­ri­na.

Ja­vier Mas­che­rano y su es­po­sa Fer­nan­da.

Ga­briel Mi­li­to, jun­to a sus hi­jos Lu­cas y San­tia­go, Leo Mes­si, Gerard Pi­qué y Jo­sé Ma­nuel Pinto.

Adrián Pa­vía, Ce­ci­lia Inés Tra­bat­to­ni y Lo­re­na Fa­ri­na.

Luis Suá­rez y su mu­jer So­fía Bal­bi (by Ro­sa Cla­rá y Ricky Sar­kany).

Xa­vi Her­nán­dez jun­to a su es­po­sa Nú­ria Cu­ni­lle­ra (by Ro­sa Cla­rá).

La tor­ta de bo­das de cua­tro pi­sos es­ta­ba de­co­ra­da con flo­res y la me­sa dul­ce con co­lo­ri­dos bou­que­tes. A pe­di­do de los no­vios, to­do lo que se sir­vió te­nía dul­ce de le­che.

Sergio Bus­quets y su pa­re­ja Ele­na Ga­le­ra (by Ro­sa Cla­rá).

Ma­xi Ro­drí­guez y su es­po­sa Ga­brie­la.

En­ca­je ne­gro y ele­gan­cia. La ma­yo­ría de las mu­je­res lu­cie­ron ves­ti­dos lar­gos con sexys de­ta­lles en es­co­tes, man­gas y es­pal­das. Ka­ri­na “la Prin­ce­si­ta”, by Na­ta­lia An­to­lin, acom­pa­ñó a un im­pe­ca­ble Kun Agüe­ro. Mien­tras el ju­ga­dor Jor­di Al­ba lle­gó con su es­cul­tu­ral y bella mu­jer, Ro­ma­rey Ven­tu­ra.

Los ju­ga­do­res del Ba­rça en el ae­ro­puer­to Fis­her­ton. Los ga­la­nes tu­vie­ron su es­pa­cio de be­lle­za. El jue­ves, el equi­po de Sa­lón Berlín emu­ló su bar­be­ría de la ca­lle Ca­llao de Ro­sa­rio en un pi­so del Ca­sino. Ati­lio, Miguel, Fe­li­pe, Bruno, Mauro, Ni­co, Cris, To­más y Leo aten­die­ron a los que qui­sie­ron el ser­vi­cio.

Gi­me­na Ac­car­di, Da­nie­lla Se­maan, So­fía Bal­bi y Ele­na Gar­le­ro.

Mar­ce­lo Ti­ne­lli lle­gó más tar­de en avión pri­va­do por­que Gui­lle Val­des te­nía tea­tro. Leo los re­ci­bió fe­liz y se to­ma­ron va­rias sel­fies con el Ti­rri y con Juan Cruz Le­gui­za­món, ami­go de Mes­si y ex ju­ga­dor de Cen­tral Cór­do­ba. La con­sig­na de la fies­ta fue la bue­na on­da.

Los no­vios usa­ron cal­za­dos cus­to­mi­za­dos por Ricky Sar­kany. An­to­ne­la lu­ció un par de san­da­lias con la fe­cha de la bo­da y sus nom­bres, en ca­bri­to per­la­do y he­bi­lla de strass. Y ca­da uno tu­vo su par de za­pa­ti­llas, con sus ini­cia­les y las de sus hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.