“QUIE­RO QUE MI BE­BA TEN­GA EL PE­LO DEL PA­PA”

GA­BRIE­LA SA­RI, EMBARAZADA DE 6 ME­SES

Caras - - FOCO - Por Fe­de Le­vin (Pro­duc­ción: Fer­nan­da Vau­dag­na)

Embarazada de seis me­ses Ga­brie­la Sa­ri (36) lu­ce ple­na y fe­liz y su gran son­ri­sa no se ago­ta ja­más. Di­ce que vi­ve su em­ba­ra­zo a full y que a pe­sar de que los tres pri­me­ros me­ses su­frió de náu­seas y otros fac­to­res de­ri­va­dos de su es­ta­do, hoy dis­fru­ta co­mo nun­ca de su vi­da y es­pe­ra ilu­sio­na­da a su pri­me­ra hi­ja.

En pa­re­ja con Da­rian “Ru­lo” Schij­man (34) des­de ha­ce cua­tro años, cuen­ta que él la con­quis­tó con su gra­cia y na­tu­ra­li­dad. Hoy, mien­tras es­pe­ran la lle­ga­da de su he­re­de­ra, cum­plen 4 años jun­tos. “Nos co­no­ci­mos cuan­do él me hi­zo una no­ta pa­ra “CQC” y yo tra­ba­ja­ba en “Dul­ce Amor”. En ese mo­men­to es­ta­ba de no­via pe­ro al año cor­té y Da­rian se vol­vió a acer­car y me con­quis­tó”, cuen­ta ella fe­liz

—¿Có­mo tran­si­ta su se­gun­do tri­mes­tre del em­ba­ra­zo?

—Lo ven­go lle­van­do muy bien pe­ro di­cen que los úl­ti­mos tres me­ses son fa­ta­les, así es que es­pe­re­mos que to­do si­ga bien. Por aho­ra duer­mo bien; re­ci­bo al­gu­na que otra pa­ta­di­ta, pe­ro fe­liz. Los tres pri­me­ros me­ses es­tu­ve des­com­pues­ta, con náu­seas y vó­mi­tos. La pa­sé re mal. So­ma­ti­cé to­do lo que me di­je­ron que me iba a pa­sar.

—¿Con su pa­re­ja que­ría te­ner una ne­na o les da­ba lo mis­mo el se­xo?

—Que­ría una ne­na y se me cum­plió. El que más que­ría be­ba era Da­rian; el es­tá en­can­ta­do con te­ner una ne­na. Yo al prin­ci­pio que­ría un va­rón pe­ro des­pués me ima­gi­né a mi hi­ja co­mo una prin­ce­sa y qui­se una ne­na. Igual aún no de­ci­di­mos có­mo se va a lla­mar. —¿Qué op­cio­nes ba­ra­jan? —¡Ah no! Eso es sú­per se­cre­to… (Ri­sas).

—¿Re­cuer­da có­mo vi­vió el mo­men­to en el que se en­te­ró que iba a

ser ma­má? —La ver­dad no lo po­día creer por­que fue to­do muy rá­pi­do. Em­pe­za­mos a bus­car y que­dé al ins­tan­te. Nues­tra hi­ja es un be­bé muy bus­ca­do. Nos em­ba­ra­za­mos al to­que. No­so­tros arran­ca­mos a bus­car re­la­ja­dos, sin apu­ro y de re­pen­te lle­gó.

—¿Có­mo lle­ga­ron a to­mar la de­ci­sión de ser pa­dres, lo ha­bla­ron?

—No hu­bo mu­chas pa­la­bras en el me­dio, nos ima­gi­ná­ba­mos a una “ru­li­ta” o un “ru­li­to” y nos co­pó la idea de for­mar una fa­mi­lia jun­tos. No hay na­da más lin­do que bus­car un hi­jo. Traer vi­da al mun­do co­mo mu­jer te ha­ce sen­tir es­plén­di­da, es­pe­cial. Sen­tir sus mo­vi­mien­tos, có­mo pa­tea y có­mo su in­quie­tud me des­pier­ta por la no­che es en­can­ta­dor.

—¿Có­mo se ima­gi­na a Da­rian co­mo pa­pá?

—In­creí­ble y es­pec­ta­cu­lar; me lo ima­gino co­mo el me­jor pa­pá. El va a ser me­jor pa­dre que yo ma­dre. (Ri­sas). Lo veo co­mo una per­so­na muy amo­ro­sa cui­da­do­sa, pre­ca­vi­da y res­pon­sa­ble. Tie­ne una gran vi­sua­li­za­ción a fu­tu­ro que yo no ten­go. Des­de el or­den de la ca­sa, has­ta to­do. El es or­ga­ni­za­do y me­tó­di­co. Me vie­ne bár­ba­ro.

—¿Y us­ted co­mo ma­má có­mo se ve? ¿Ya sien­te una co­ne­xión con su hi­ja? —Yo me veo bien. Tu­ve te­mo­res has­ta que ví a mi as­tró­lo­ga y me di­jo que no sin­tie­ra te­mo­res por­que voy a ser una gran ma­má. Uno se po­ne te­me­ro­so por­que se va a en­con­trar con un desafío y con una per­so­ni­ta que de-

pen­de to­do el tiem­po de vos. Me asus­ta­ba la idea de si iba a es­tar pre­pa­ra­da pa­ra ser ma­dre. Aho­ra to­mé con­fian­za en mí y as­tro­ló­gi­ca­men­te me in­di­ca que to­do va a es­tar bien. Y sí, sien­to con fuer­za una co­ne­xión con mi hi­ja que cre­ce ca­da día. Me en­can­ta­ría po­der co­mu­ni­car­me con ella pa­ra que en­tien­da que hay ho­ra­rios en los que no se tie­ne que mo­ver tan­to... Ya es­tá ubi­ca­da ca­be­za aba­jo. Tie­ne co­sas del pa­dre, es pre­ca­vi­da y se to­ma su tiem­po pa­ra to­do.

—¿Au­men­tó mu­cho de pe­so con el em­ba­ra­zo?

—La ver­dad es que no, ten­go pu­ra pan­za, de­bo ha­ber en­gor­da­do 7 ki­los. No me cui­do pe­ro man­ten­go una ali­men­ta­ción muy sa­na. —¿Tie­ne an­to­jos? -Sì, de fru­tas y de co­sas ju­go­sas. Por las ma­ña­na me ex­pri­mo cua­tro na­ran­jas pe­ro an­tes du­ran­te los pri­me­ros me­ses los cí­tri­cos me caían pé­si­mo; an­da­ba to­do el día mal. Re­cuer­do que tu­ve un an­to­jo te­rri­ble y tu­vi­mos que sa­lir con “Ru­lo” a re­co­rrer las he­la­de­rías por­que que­ría uno de pis­ta­cho. —¿Có­mo se ima­gi­na a su hi­ja? —Mi sue­ño es que ten­ga ru­li­tos co­mo el pa­dre, que­re­mos te­ner una “ru­li­ta” o un “ru­li­to”. El no se pei­na pe­ro a mí me en­can­ta­ría te­ner una ne­na con ru­los y pei­nar­la to­dos los días.

—¿Qué le gus­ta­ría que ten­ga de us­ted y de su pa­re­ja?

—La ener­gía que ten­go que siem­pre ti­ra pa­ra ade­lan­te y no me de­ten­go nun­ca. Sue­ño con que mi hi­ja ten­ga las fuer­zas pa­ra arra­sar con lo que ven­ga. De Da­rian quie­ro que sa­que los ru­los que tie­ne y el hu­mor. El tie­ne una ale­gría úni­ca que jus­ta­men­te fue lo que me enamo­ró. Siem­pre so­ña­ba có­mo iba a ser mi hom­bre ideal; el que me hi­cie­ra fe­liz y hoy lo ten­go.

En pa­re­ja des­de ha­ce 4 años con Da­rian “Ru­lo” Schij­man, el ex no­te­ro de CQC, la ac­triz di­ce que sue­ña con que su fu­tu­ra hi­ja sea una “ru­li­ta” co­mo el pa­dre. Gaby tie­ne fe­cha pa­ra me­dia­dos de sep­tiem­bre.

Fe­liz y ple­na Ga­brie­la ase­gu­ra que tran­si­ta el se­gun­do tri­mes­tre del em­ba­ra­zo con tran­qui­li­dad, pe­ro que los pri­me­ros me­ses tu­vo náu­seas y no la pa­só na­da bien. Au­men­tó sie­te ki­los aun­que ase­gu­ra que no le im­por­ta.

“Quie­ro que mi hi­ja ten­ga la fuer­za de vo­lun­tad que ten­go yo. Que se lle­ve la vi­da por de­lan­te.” “Gaby” y “Ru­lo” se co­no­cie­ron cuan­do él le hi­zo una no­ta pa­ra “Cai­ga Quien Cai­ga”. En ese tiem­po ella es­ta­ba de no­via pe­ro al año se se­pa­ró y Da­rian fue con to­das sus ar­mas pa­ra con­quis­tar­la. Hoy lle­van 4 años jun­tos y enamo­ra­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.