LOS SIG­NOS

Caras - - REVELACIONES - Or­de­na­dos se­gún el gra­do de in­fluen­cia cós­mi­ca que pre­sen­tan en la se­ma­na

ESCORPIO (2-10 – 22-11): Lap­so ideal pa­ra ha­cer un via­je de­mo­ra­do o en­ca­mi­nar pla­nes que no ter­mi­na­ba de de­ci­dir­se a em­pe­zar, tie­ne el im­pul­so y los re­cur­sos. Se­ma­na en la que se mul­ti­pli­can las opor­tu­ni­da­des, apro­vé­che­la. LEO (23-7-22-8): El amor y la amis­tad son te­so­ros que los fe­li­nos ce­les­tes tie­nen co­mo los más va­lio­sos, es­te es un lap­so en el que esa fuen­te de ener­gía se­rá pró­di­ga, dis­frú­ten­la. Bie­nes­tar y bue­nas no­ti­cias, éxi­to. CAPRICORNIO (22-12 – 20-1): El res­pal­do as­tral de Ve­nus ga­ran­ti­za ve­la­das de sen­sua­li­dad y acer­ca­mien­tos, la ama­bi­li­dad ha­bi­tual de las ca­bras se en­cien­de de pa­sión. Las bue­nas de­ci­sio­nes me­jo­ran el hu­mor. LI­BRA (23-9 – 22-10): es no­ta­ble la de­ter­mi­na­ción con la que avan­za ha­cia los ob­je­ti­vos, es un buen mo­men­to pa­ra to­mar de­ci­sio­nes res­pec­to de via­jes, com­pras y cam­bios que se vie­nen ges­tan­do. Amor y amis­tad en al­za. VIRGO (23-8 – 22-9): Los la­zos afec­ti­vos más cer­ca­nos de­man­dan ma­yor aten­ción, ocú­pe­se de ese ítem fun­da­men­tal, lo de­más pue­de es­pe­rar. En lo pro­fe­sio­nal hay se­ña­les de cre­ci­mien­to, per­so­na­li­da­des des­ta­ca­das lo ha­la­gan. TAURO (21-4 – 21-5): Gran co­mien­zo de ju­lio en te­rreno amo­ro­so, los to­ros ce­les­tes es­tán de pa­ra­bie­nes con los in­tere­ses del co­ra­zón y apren­der a mo­de­rar los gas­tos y a ob­ser­var con ma­yor de­ta­lle las co­lum­nas del de­be y el ha­ber. ACUARIO (21-1 – 19-2): Ro­man­ti­cis­mo cre­cien­te, ga­nas de en­cuen­tro y po­si­bi­li­da­des cer­te­ras de to­par­se con al­guien in­tere­san­te le dan a es­ta se­ma­na el per­fil de lo amo­ro­so. No es re­co­men­da­ble ven­ti­lar se­cre­tos, eví­te­lo. CANCER (22-6 – 22-7): es ne­ce­sa­rio dejar la ti­mi­dez a un la­do y ocu­par sus es­pa­cios con con­fian­za, no se pue­de gus­tar a to­do el mun­do pe­ro re­traer­se no es una op­ción. Muy buen ma­ne­jo de cues­tio­nes de la con­vi­ven­cia. SAGITARIO (23-11 – 21-12): Mo­men­to en el que re­co­no­ce un fuer­te im­pul­so in­te­rior pa­ra mo­di­fi­car el rum­bo de las co­sas y ac­tuar más acor­de con los de­seos per­so­na­les. No­ta el avan­ce ha­cia sus me­tas, dis­fru­te y va­lo­re la cal­ma. PISCIS (20-2 – 20-3): Buen cli­ma emo­cio­nal que fa­vo­re­ce in­cur­sio­nes in­tere­san­tes en te­rreno fi­nan­cie­ro. La opor­tu­ni­dad de un via­je po­dría cam­biar sus pla­nes y me­jo­rar no­ta­ble­men­te su pers­pec­ti­va, pién­se­lo. ARIES (21-3 – 20-4): Jor­na­das en las que po­dría re­en­con­trar lo que creía per­di­do, la ma­te­ria­li­dad del amor pue­de sor­pren­der­lo. Ajus­te el re­gis­tro de lo que pa­sa y co­li­ja si sus de­seos si­guen sien­do los que eran. GEMINIS (22-5 – 21-6): Lle­ga Ve­nus y de­rra­ma sus do­nes so­bre el signo, sen­sua­li­dad y go­ce es­té­ti­co se adue­ñan de sus días. Per­so­na­li­dad que irra­dia mag­ne­tis­mo, dis­fru­te de los lo­gros y de las con­quis­tas pe­ro no se des­con­cen­tre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.