“MIRT­HA LE­GRAND ES LA MAS ELE­GAN­TE”

QUIQUE USALES, EL ES­PE­CIA­LIS­TA FAS­HION DE TE­LE­MUN­DO

Caras - - AGENDA - Pro­duc­cion: Ob­vio­Me­dia Fotos En­ri­que Tu­bio Sty­le Ana Al­fon­zo Agra­de­ci­mien­to MIs­so­ni Baia.

Na­ció en Bue­nos Aires y lle­gó a Mia­mi en 2002 con una pro­pues­ta de tra­ba­jo y sin si­quie­ra un cen­ta­vo. Con su tí­tu­lo de co­mu­ni­ca­dor so­cial de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires, Quique Usales hi­zo sus pri­me­ras ar­mas co­mo pe­rio­dis­ta en Te­le­vi­sa, has­ta que el des­tino tor­ció su rum­bo pro­fe­sio­nal. Un día in­gre­só a una tien­da de Tho­mas Myers a com­prar unos tra­jes de ba­ño y sin sa­ber­lo, coin­ci­dió con el pro­pio Myers, quien lo hi­zo lla­mar pa­ra tra­ba­jar con él. Le ofre­cie­ron el do­ble de lo que ga­na­ba co­mo pe­rio­dis­ta y dio el sal­to. Se con­vir­tió en una suer­te de PR y em­pe­zó a ves­tir a ar­tis­tas de la te­le­vi­sión his­pa­na, has­ta que un día par­ti­ci­pó de un seg­men­to pu­bli­ci­ta­rio en un pro­gra­ma de TV. “Me lo es­tu­dié, lo pre­pa­ré y di­je dos o tres chis­tes mien­tras ex­pli­ca­ba al­go de los jeans, y des­pués me lla­ma­ron pa­ra un me­jor y peor ves­ti­do y des­pués pa­ra otra co­sa. Po­co a po­co, cuan­do me di cuen­ta ya es­ta­ba tra­ba­jan­do en Te­le­mun­do”, re­cuer­da Quique. Hoy par­ti­ci­pa del ci­clo de la mis­ma se­ñal, “Al ro­jo vi­vo”, y de los es­pe­cia­les de la ca­de­na. Una de sus úl­ti­mas gran­des ex­pe­rien­cias fue pa­ra la asun­ción de Do­nald Trump. —¿Quién es la más ele­gan­te de la Ar­gen­ti­na?

—Mirt­ha Le­grand me pa­re­ce una per­so­na muy ele­gan­te, que sa­be com­bi­nar, que tie­ne un sen­ti­do de la es­té­ti­ca sú­per de­sa­rro­lla­do y a sus no­ven­ta sa­le con ta­cos al­tos y co­lo­res, nun­ca re­pi­te y es chic.

—¿Quien es la rei­na de la al­fom­bra ro­ja?

—Jen­ni­fer Ló­pez no fa­lla y Ka­te Hud­son tam­po­co. —¿De los pre­mios Os­car? —Siem­pre la más es­pe­ra­da es Jen­ni­fer Ló­pez, tam­bién Pe­né­lo­pe Cruz, las his­pa­nas es co­mo que traen ese sa­bor a las al­fom­bras. —¿Cuál es su pró­xi­mo pa­so? —Ten­go va­rios pro­yec­tos que me gus­ta­ría ha­cer al­gún día. Me gus­ta mu­cho lo que ha­go en el au­to con los ar­tis­tas, me pa­re­ce que es más en­tre­te­ni­mien­to, que es di­fe­ren­te el pro­gra­ma que ha­cen

en la te­le­vi­sión en in­glés y es una opor­tu­ni­dad pa­ra que mu­chos ar­tis­tas se den a co­no­cer.

—¿Có­mo fue tu me­mo­ra­ble en­cuen­tro con Su­sa­na Giménez?

—En 1987, vi por pri­me­ra vez el pro­gra­ma de Su­sa­na y ahí me enamo­ré. Nun­ca más pu­de de­jar de ver un só­lo show y edi­ción de CA­RAS que sa­lía. Mi tapa fa­vo­ri­ta fue cuan­do sa­lió ha­cien­do de Eva Pe­rón. —¿Có­mo fue su en­cuen­tro con ella?

—Es­ta­ba ner­vio­so, una ho­ra an­tes me es­ta­ba per­fu­man­do, prac­ti­can­do lo que te­nía pa­ra de­cir­le, por­que sa­bía que te­nia mi­nu­tos con­ta­dos, por­que ella es­ta­ba en el me­dio del show y que­ría de­cir­le mu­chas co­sas. Cuan­do la co­no­cí era la mis­ma per­so­na que ha­bía es­ta­do vien­do to­da la vi­da, so­bre­pa­só mis ex­pec­ta­ti­vas y tam­bién me sen­tí muy iden­ti­fi­ca­do. Me emo­cio­né mu­cho por­que des­pués que pu­bli­qué las fotos con Su­sa­na, mu­chos ad­mi­ra­do­res de ella me em­pe­za­ron a man­dar men­sa­jes y más men­sa­jes.

—¿Al­gu­na vez la di­va vio su pro­gra­ma?

—Lo vio, por­que des­pués que fui in­vi­ta­do al show de ella, en uno de los re­por­ta­jes que le hi­cie­ron me man­dó sa­lu­dos, ¡Ca­si me mue­ro! Le man­dé flo­res y ca­da vez que vie­ne a Mia­mi le man­do un re­ga­lo.

Sim­pá­ti­co y ca­ris­má­ti­co, el ar­gen­tino que vi­ve en Mia­mi des­de 2002, es una de las fi­gu­ras de la se­ñal his­pa­na. Es fa­ná­ti­co de Su­sa­na y ya en­tre­vis­tó a An­to­nio Ban­de­ras, Tha­lía y Ricky Mar­tin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.