DEL PO­TRO Y BARON

CON MO­RRI­SON, FE­LI­CES LOS TRES

Caras - - CARAS - Por Car­los Cer­vet­to

Ya no sor­pren­de ver­los jun­tos, pe­ro si pue­de lla­mar la aten­ción el gra­do de con­fia­bi­li­dad que ad­qui­rie­ron co­mo pa­re­ja en ape­nas me­ses de re­la­ción. Co­mo si el des­tino los hu­bie­se ele­gi­do pa­ra amal­ga­mar un víncu­lo só­li­do y con­vin­cen­te, Juan Martín del Po­tro (28) y Jimena Ba­rón (30) dis­fru­tan de un pre­sen­te in­me­jo­ra­ble a ni­vel afec­ti­vo. Y se­ría muy in­jus­to no in­cluir en la bo­nan­za a Mo­rri­son Os­val­do, el hi­jo de tres años que la ac­triz tu­vo con el ex fut­bo­lis­ta Da­niel Os­val­do (31), ya que en­tre los tres pa­re­ce ha­ber­se ges­ta­do una fa­mi­lia he­cha y de­re­cha. Bas­ta con re­cor­dar un re­cien­te posteo en los Es­ta­dos Uni­dos de Jimena, cuan­do subió una foto del te­nis­ta con su hi­jo y re­co­no­ció que no le al­can­za­ría “ni el uni­ver­so en­te­ro pa­ra mos­trar­les has­ta dón­de amo a es­tos dos hom­bres”, pa­ra te­ner una ca­bal di­men­sión de lo que se es­tá ges­tan­do.

Des­pués de una ex­ci­tan­te per­for­man­ce en el US Open, tor­neo en el que ca­yó en se­mi­fi­na­les an­te el cam­peo­ní­si­mo Ra­fael Na­dal (31), “Del­po” tu­vo una se­ma­na de va­ca­cio­nes da­da su de­ci­sión ta­jan­te de no re­pre­sen­tar más al país en Co­pa Da­vis, Y co­mo es­te fin de se­ma­na el equi­po ar­gen­tino ju­gó Da­vis en Ka­za­jis­tán, el tan­di­len­se apro­ve­chó pa­ra des­can­sar y re­crear su al­ma jun­to a Jimena y Mo­rri­son. El so­lea­do me­dio­día del sá­ba­do los in­ci­tó pa­ra aga­rrar la ca­mio­ne­ta de él y sa­lir a al­mor­zar a Hap­pe­ning Cos­ta­ne­ra, uno de los res­tau­ran­tes que más los se­du­cen. Huho que

es­pe­rar has­ta las tres y me­dia de la tar­de pa­ra ver en vi­vo una pos­tal que em­pie­za a ser mo­ne­da co­rrien­te: Juan Martín, con Mo­rri­son en sus bra­zos, ca­mi­nan­do con Ji­mer­na son­rien­tes y de­rro­chan­do sim­pa­tía. La pre­sen­cia de los pa­pa­raz­zi a la sa­li­da, le­jos de in­quie­tar­los, la asu­mie­ron co­mo una fa­ce­ta más a la que de­bie­ron acos­tum­brar­se. An­tes ha­bían de­gus­ta­do los me­jo­res car­tes de car­ne del lu­gar y has­ta se sa­lu­da­ron cá­li­da­men­te con Mar­ce­lo Ti­ne­lli (57), que al­mor­zó tam­bíen ahí an­tes de ir a ver a San Lo­ren­zo. Y se re­ti­ra­ron fe­li­ces, un es­ta­do aními­co-emo­cio­nal que só­lo el co­ra­zón pue­de ga­ran­ti­zar.

Le­jos de in­quie­tar­se por los pa­pa­raz­zi, se de­ja­ron ver son­rien­tes y afa­bles. Al día si­guien­te ella pos­teó una foto de am­bos con una fra­se que lo re­su­me to­do: “Otro do­min­go muer­ta de amor”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.