CAMILA MORRONE & LEO DI CA­PRIO

JUN­TOS EN LOS AN­GE­LES

Caras - - FOCO - Pro­duc­cion pe­rio­dís­ti­ca Ma­ría Bos­si

La es­tre­lla de Holly­wood de 43 años se mos­tró cer­ca de la mo­de­lo de 20. Camila es hi­ja de Lu­ci­la Po­lak, la mu­jer ar­gen­ti­na de Al Pacino.

Se­duc­tor incansable, tan fa­mo­so por su ta­len­to co­mo por su ex­ten­sa lis­ta de con­quis­tas amo­ro­sas, Leonardo DiCa­prio (43) ten­dría un nue­vo mo­ti­vo para son­reir. Y es que el as­tro de Holly­wood fue vis­to jun­to a la be­llí­si­ma mo­de­lo, 23 años me­nor, Camila Morrone, hi­ja de Lu­ci­la Po­lak (38), la ex mo­de­lo y ac­triz ar­gen­ti­na que des­de ha­ce 10 años es­tá en pa­re­ja con Al Pacino (77).

Días trás, el ac­tor fue fo­to­gra­fia­do cuan­do sa­lía de la ca­sa de

Camila, en Los Án­ge­les, para lue­go in­gre­sar a su ca­mio­ne­ta. Tan só­lo unos mi­nu­tos des­pués fue el turno de la jo­ven de aban­do­nar la mis­ma pro­pie­dad. No se su­po cuál fue el des­tino fi­nal de la ¿fla­man­te pa­re­ja?, pe­ro sí cuan­do ha­bría si­do el ini­cio de un po­si­ble ro­man­ce que ya tu­vo re­per­cu­sión mun­dial.

Se­gún Allie Jo­nes, del me­dio “The Cut”, to­do ha­bría co­men­za­do en el Art Ba­sel de Mia­mi, en el que Camila fue invitada de ho­nor jun­to a otras ce­le­bri­ties co­mo Cindy Craw­ford y Pa­ris Hil­ton y don­de DiCa­prio pa­só más de 45 mi­nu­tos ne­go­cian­do el pre­cio de un di­bu­jo de Bas­quiat, va­lua­do en 850.000 dó­la­res. Pe­ro, al pa­re­cer, ade­más de des­pun­tar su pa­sión por el ar­te, el ac­tor tam­bién ha­bría des­plea­go to­dos sus en­can­tos para con­quis­tar a Morrone, du­ran­te una ex­clu­si­ví­si­ma ce­na que tu­vo lu­gar den­tro del mar­co del even­to más sig­ni­fi­ca­ti­vo del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal del ar­te.

Na­ci­da en los EE. UU, don­de su ma­dre se ins­ta­ló jun­to al re­co­no­ci­do ex mo­de­lo y fo­tó­gra­fo Má­xi­mo Morrone (49), Camila com­par­tió, des­de muy tem­prano, la pa­sión de sus pa­dres ar­gen­ti­nos. “Pa­pá fue mo­de­lo muy groso, y ma­má tam­bién. Por eso de chi­ca me fa­mi­lia­ri­cé con las cá­ma­ras, so­bre to­do cuan­do pa­pá se con­vir­tió en fo­tó­gra­fo. Por al­gu­na u otra ra­zón me acos­tum­bré a vi­vir de­lan­te de una cá­ma­ra, y cuan­do a los 14 co­men­cé a mo­de­lar ya no pu­de pa­rar”, le con­tó a CA­RAS Camila, quien ya fes­te­jó el mi­llón de se­gui­do­res en Ins­ta­gram y fue ele­gi­da por mar­cas co­mo Vic­to­ria’s Se­cret, ade­más de po­sar para dis­tin­tas ta­pas de re­vis­tas, entre ellas, Vo­gue. Tam­bién in­cur­sio­nó co­mo ac­triz, en los re­cien­te fil­mes de 2018 “De­seo de ma­tar”, jun­to a Bru­ce Wi­llis y Eli­za­beth Shue, y “Ne­ver Goin’ Back”, con el que lle­ga­rá al Sun­dan­ce Fes­ti­val y, el año pró­xi­mo, con “Bu­kows­ki”.

En­ro­la­da en la pres­ti­gio­sa agen­cia de mo­de­los IMG, den­tro del

sec­tor “De­ve­lop­ment”, la be­llí­si­ma “It girl” al­ter­na su re­si­den­cia entre Los An­ge­les, don­de su ma­dre vi­ve con el ac­tor Al Pacino, y Nue­va York, don­de se con­cen­tra su tra­ba­jo de mo­de­lo. “Yo tra­ba­jo y via­jo por el mun­do, no me que­do en una ciu­dad más de cin­co días”, agre­ga con hu­mor. Cla­ro que Bue­nos Ai­res tam­bién fi­gu­ra entre sus ciu­da­des des­tino, pe­ro por cues­tio­nes fa­mi­lia­res, ya que aquí ado­ra vi­si­tar a sus abue­los y fa­mi­lia­res y re­en­con­trar­se con ami­gos lo­ca­les. “El ci­ne es par­te de mi vi­da por­que co­noz­co a Al des­de los ocho años y para mí es una fi­gu­ra fuer­te. Pe­ro no le pi­do con­se­jos: hay co­sas que ne­ce­si­to des­cu­brir so­la, aun­que nues­tra re­la­ción es muy na­tu­ral y bue­na”, con­fe­só Camila. El año pa­sa­do la jo­ven acom­pa­ñó a su ma­dre y al re­nom­bra­do ac­tor du­ran­te su vi­si­ta a en la Ar­gen­ti­na, cuan­do Pacino pre­sen­tó su uni­per­so­nal en el Tea­tro Co­lón. “No me veo con un be­bé a los 20 co­mo mi ma­má. Quie­ro te­ner hi­jos y soy muy ma­ter­nal, pe­ro es lo­co pen­sar que, con ape­nas unos años más que yo, ella ya da­ba vuel­tas por el mun­do con­mi­go. Para mí fue una gran suer­te, por­que so­mos muy ami­gas, co­mo her­ma­nas. Ca­si co­mo la mis­ma per­so­na en dos cuer­pos, aun­que a ella le to­que ha­cer de ma­dre y po­ner lí­mi­tes”, agre­gó so­bre Lu­ci­la, su ma­má.

Lo cier­to es que aho­ra su nom­bre se aso­cia al de Di Ca­prio, un galán a quien en oc­tu­bre se lo vio con la su­per­mo­de­lo To­ni Garnn, una ale­ma­na de 25 años que ya ha­bía sa­li­do con el as­tro en 2014. Con­quis­ta­dor incansable, el ga­na­dor del Os­car y ac­ti­vis­ta por la eco­lo­gía tam­bién su­ma no­viaz­gos y re­la­cio­nes cor­tas con dio­sas co­mo Bar Ra­fae­li, Gi­se­lle Bünd­chen ,y Bla­ke Li­vely. El año pa­sa­do, in­clu­si­ve, has­ta tu­vo un bre­ve ro­man­ce con la can­tan­te Rihan­na. Ha­brá que ver si Camila es la in­di­ca­da para po­ner fin a la eter­na sol­te­ría del galán.

Fue en la úl­ti­ma edi­ción del Art Ba­sel de Mia­mi don­de la “it girl” ha­bría fle­cha­do a Leo. Una ce­na los reunió con Pa­ris Hil­ton y Cindy Craw­ford.

Días atrás a DiCa­prio se lo vio sa­lien­do de la ca­sa de Camila en Los Án­ge­les. Tres se­ma­nas an­tes ha­bían coin­ci­di­do en un even­to muy ex­clu­si­vo de ar­te.

Be­lla y se­duc­to­ra, Morrone po­só para Vic­to­ria´s Se­cret y Vo­gue. Tam­bién in­cur­sio­nó en ci­ne co­mo la hi­ja de Bru­ce Wi­llis en “De­seo de Ma­tar”, fil­me que se es­tre­na­rá en 2018. Per­te­ne­ce al staff de nue­vos ta­len­tos de IMG, la pres­ti­gio­sa agen­cia de mo­de­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.