POLO AR­GEN­TINO EN PALM BEACH

LOS CAM­BIA­SO Y LOS PIE­RES, EM­BLE­MAS DE LA TEM­PO­RA­DA

Caras - - AGENDA - Por Car­los Cer­vet­to

Ins­ta­la­do con su fa­mi­lia des­de enero en Palm Beach, Adol­fi­to com­par­te equi­po con Fa­cun­do Pie­res y se en­tu­sias­ma con el ni­vel de su hi­ja, Mía, que ga­na tor­neos.

Pa­ra quie­nes gus­tan com­pa­rar al polo con el fút­bol, Adol­fo Cam­bia­so (42) y Fa­cun­do Pie­res (31) ven­drían a ser al­go así co­mo el Lio­nel Mes­si (30) y el Cris­tiano Ro­nal­do (33) del de­por­te hí­pi­co. Un pa­ra­le­lis­mo mar­ke­ti­ne­ro que ayu­da a com­pren­der un he­cho cu­rio­so: por pri­me­ra vez, am­bos com­par­tan equi­po en una com­pe­ten­cia de me­diano o al­to hán­di­cap, co­mo ocu­rre en la ac­tual tem­po­ra­da in­ter­na­cio­nal de los Es­ta­dos Uni­dos. Una so­cie­dad que bien po­dría lla­mar­se “in­ven­ci­ble” y que po­si­cio­na al equi­po de am­bos, Va­lien­te, co­mo gran fa­vo­ri­to pa­ra que­dar­se con el US Open, tor­neo que aca­ba de co­men­zar y en el que la du­pla argentina ga­nó su pri­mer par­ti­do.

Ins­ta­la­do des­de me­dia­dos de enero en Palm Beach con su mu­jer, Ma­ría Váz­quez (41), y sus tres hji­jos, Mía (15), Adol­fo ju­nior (12) y My­la (7), “Adol­fi­to” si­gue sien­do el mis­mo de siem­pre.

Un con­cep­to abar­ca­ti­vo, ya que el me­jor po­lis­ta del mun­do con­ser­va in­tac­tas su pa­sión y su inago­ta­ble ta­len­to jue­gue don­de jue­gue. Y si en­ci­ma tie­ne de com­pa­ñe­ro a Fa­cun­do, ca­da par­ti­do se­rá un desafío cues­ta arri­ba pa­ra los ri­va­les. Aun­que el de­but no re­sul­tó ser tan sen­ci­llo, ya que en­fren­te es­tu­vie­ron dos vie­jos co­no­ci­dos de ellos, Juan Mar­tín Ne­ro (tam­bién diez de han­di­cap) y Ale­jan­dro No­vi­llo As­tra­da. Hu­bo em­pa­te de 4 a 4 has­ta el en­tre­tiem­po, pe­ro en los chuk­kers fi­na­les, to­do una cos­tum­bre de

Cam­bia­so, los de Va­lien­te sa­ca­ron la di­fe­ren­cia ne­ce­sa­ria pa­ra con­ser­var el in­vic­to en la tem­po­ra­da 2018. Por eso las fe­li­ci­ta­cio­nes de “Adol­fi­to” pa­ra con su ami­go Tu­cán Pe­rey­ra Irao­la, quien fue el coach del equi­po de­rro­ta­do, Us Polo Assn.

Ya de­fi­ni­ti­va­men­te acos­tum­bra­dos a pa­sar los pri­me­ros me­ses de ca­da año en Palm Beach, Ma­ría Váz­quez y sus he­rer­de­ros son una com­pa­ñía in­dis­pen­sa­ble pa­ra Cam­bia­so. Ade­más de re­tro­ali­men­tar la con­ten­ción fa­mi­liar, Mía y “Po­ro­to” no só­lo asis­ten al co­le­gio, sino que ca­da vez se pro­yec­tan más co­mo fu­tu­ros ju­ga­do­res. Sobre to­do Mía, que se acos­tum­bra des­de pe­que­ña a le­van­tar co­pas, co­mo la que ga­nó es­te do­min­go en el Grand Cham­pions Polo Club. La hi­ja de Adol­fo y Ma­ría tu­vo co­mo com­pa­ñe­ra a Mía No­vi­llo As­tra­da, hi­ja del po­lis­ta Mi­guel No­vi­llo As­tra­da, y co­mo par­te del cuar­te­to Cha­teau D’Es­clans fue ele­gi­da co­mo la ju­ga­do­ra más va­lio­sa de la fi­nal. Su pa­dre la fue a ver en las se­mi­fi­na­les, pe­ro el día de la fi­nal no pu­do por­que se su­per­po­nía con la pre­pa­ra­ción de su par­ti­do. Sin em­bar­go, la acom­pa­ñó con el sen­ti­mien­to , ya que se cha­teó per­ma­nen­te­men­te con un ami­go que le in­for­ma­ba las al­ter­na­ti­vas del jue­go. A pe­sar de ser una quin­cea­ñe­ra, no es la pri­me­ra vez que Mía se con­sa­gra cam­peo­na. En di­ciem­bre pa­sa­do se im­pu­so con su equi­po, La Dol­fi­na Bra­va, en el pri­mer Cam­peo­na­to Ar­gen­tino Abier­to de Polo Fe­me­nino, en Pa­ler­mo. Y ha­ce un par de se­ma­nas, en la mis,mí­si­ma Palm Beach, fue par­te de otra ha­za­ña a las que no tie­nen acos­tum­bra­dos los Cam­bia­so: jun­to con su pa­dre y su her­mano, ga­na­ron la Co­pa Ster­ling, re­ser­va­da pa­ra equi­pos de has­ta 20 go­les de hán­di­cap.

Sos­tén in­dis­pen­sa­ble de la fa­mi­lia, Ma­ría Váz­quez se acos­tum­bró a pa­sar bue­na par­te del año en Palm Beach. My­la, de sie­te años, ya se mi­me­ti­za con sus her­ma­nos. My­la tam­bién emu­la a Ma­ría: hi­zo su pri­mer pro­duc­ción de mo­da pa­ra una re­vis­ta in­fan­til.

Mía se toma en se­rio lo del polo, y en Palm Beach ya ga­nó dos tor­neos: uno de polo fe­me­nino y otro pa­ra equi­pos de has­ta 20 go­les, don­de com­par­tió equi­po con su pa­dre y su her­mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.