“SUFRI BU­LI­MIA Y ANOREXIA”

CAN­DE­LA­RIA TI­NE­LLI, A CORAZON ABIER­TO

Caras - - FOCO -

Dos días an­tes de cum­plir sus 28, Can­de­la­ria Ti­ne­lli sor­pren­dió con la más du­ra con­fe­sión: “No sé si es por que se acer­ca mi cum­ple y me pon­go más sen­si­ble de lo que soy, pe­ro sen­tía ga­nas de apro­ve­char la ex­po­si­ción (sin in­ten­ción de que ha­gan no­tas), sa­bien­do que me si­guen mu­chas ado­les­cen­tes, pa­ra con­tar­les un po­co mi his­to­ria, y de­jar­les un men­sa­je a los que lo ne­ce­si­ten”, es­cri­bió la hi­ja del con­duc­tor de Show­Match en su per­fil de Ins­ta­gram, don­de posteó ima­ge­nes su­yas de ex­tre­ma del­ga­dez. “No quie­ro dar pe­na con es­to. Quie­ro que abran los ojos to­das. Anorexia y bu­li­mia des­de los 15 has­ta los 27. Pe­san­do 10 ki­los me­nos que hoy. Cin­co años sin mens­truar. Caí­da ex­tre­ma de pe­lo. De­pre­sión y mal hu­mor. No po­der dis­fru­tar na­da. En­ce­rrar­me so­la. No ver gen­te. Ata­ques de pá­ni­co y fo­bia so­cial. To­do es­to y mu­chas co­sas más, que real­men­te me arre­pien­to de que ha­yan exis­ti­do. Per­dí tan­tos mo­men­tos her­mo­sos por es­ta en­fer­me­dad de mierd* que to­mó mi vi­da por com­ple­to, que me pi­do dis­cul­pas a mi mis­ma y a las per­so­nas que me ro­dean, que bien sa­ben los ma­los mo­men­tos que los hi­ce vi­vir. Gra­cias por sa­car­me de es­to, les agra­dez­co el amor y la pa­cien­cia, es­pe­cial­men­te a mi pa­pá y a mi her­ma­na, Mi­cae­la. Mi fa­mi­lia me sal­vó”, pro­si­guió Can­de­la­ria a co­ra­zón abier­to.

“Chi­cas, por fa­vor, no cai­gan en es­to. Ins­ta­gram mues­tra co­sas irrea­les, cuer­pos que no exis­ten. No se ca­guen la vi­da, en se­rio ¡Es de­ma­sia­do her­mo­sa! Y to­das so­mos her­mo­sas. Con unos ki­los de más, de me­nos. La vi­da es así, un día uno pue­de es­tar más fla­co, o ver­se peor. ¿Pe­ro cuán­ta im­por­tan­cia hay que dar­le a es­to? No a es­tos ex­tre­mos en­fer­mi­zos que pue­den ter­mi­nar mal, al pe­do ab­so­lu­ta­men­te. El cuer­po me pa­sa fac­tu­ra has­ta el día de hoy. En mi ca­be­za que­dan se­cue­las. Así que sean in­te­li­gen­tes y no cai­gan en es­to, y si les pa­sa por fa­vor pi­dan ayu­da. Es muy im­por­tan­te que lo de­tec­ten y lo com­par­tan. Yo es­toy pa­ra us­te­des. Oja­lá sir­va es­ta pu­bli­ca­ción. Lxs amo”, con­clu­yó la jo­ven ar­tis­ta, quien re­ci­bió el apo­yo in­con­di­cio­nal de su fa­mi­lia tras ha­cer pú­bli­co su pa­de­ci­mien­to.

La hi­ja de Mar­ce­lo con­tó vía Ins­ta­gram co­mo fue su pa­de­ci­mien­to. Des­de los 15 a los 27 su­frió tras­tor­nos de ali­men­ta­ción, de­pre­sión, ata­ques de pá­ni­co y has­ta caí­da del ca­be­llo. Las fo­tos de su ex­tre­ma del­ga­dez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.