MA­CA PAZ, LA REVELACION DE “100 DIAS PA­RA ENA­MO­RAR­SE”

“PRACTICO EL PERDON Y NO TEN­GO REN­COR”

Caras - - MODA - Por Le­ti­cia Po­mo

El de Ma­ca­re­na Paz (27) es uno de los nom­bres que se des­ta­ca en la nue­va ca­ma­da de ac­to­res de la te­le­vi­sión. Co­mo tan­tas otras his­to­rias co­no­ci­das, un fo­tó­gra­fo la des­cu­brió mien­tras ju­ga­ba al fút­bol con su her­mano en la ve­re­da de la ca­sa y le ofre­ció ha­cer un book. Al po­co tiem­po in­gre­só a una agen­cia de pu­bli­ci­dad y des­de en­ton­ces no pa­ró más.

Su be­lle­za na­tu­ral fue el pun­ta­pié ini­cial pa­ra ha­cer­se un lu­gar en el mun­do ar­tís­ti­co y su ta­len­to hi­zo el res­to. A los 15, in­gre­só a la “Mul­ti­ta­lent Agency” don­de co­men­zó a rea­li­zar pro­duc­cio­nes de mo­da y co­mer­cia­les. En el pri­mer cas­ting de ac­tua­ción que se pre­sen­tó, que­dó se­lec­cio­na­da. “Era pa­ra un co­pro­ta­gó­ni­co en `Con­sen­ti­dos´, una ti­ra que se emi­tió en Ca­nal 13. No te­nía idea de có­mo en­fren­tar­me an­te una cá­ma­ra pe­ro to­do fue flu­yen­do na­tu­ral­men­te. En ese mo­men­to me di cuen­ta que eso era lo que me gus­ta­ba y me em­pe­cé a pre­pa­rar. Pa­só mu­cho tiem­po des­de aquel día y mi vo­ca­ción es­tá in­tac­ta. Ac­tuar es lo mío”, di­ce con se­gu­ri­dad.

Ac­tual­men­te Ma­ca­re­na in­te­gra el elen­co de “100 Días pa­ra Ena­mo­rar­se” don­de in­ter­pre­ta a Ca­ta, una pro­fe­so­ra de in­glés que en­fren­ta un cán­cer de ma­ma y ade­más se en­te­ra que el pa­dre de su hi­ja es gay. “Son te­mas fuer­tes y eso me mo­ti­va co­mo ac­triz. Es lin­do le­van­tar­me ca­da día con esa adre­na­li­na. La gen­te se pue­de sen­tir iden­ti­fi­ca­da con la his­to­ria y po­der in­ter­pre­tar eso, es ma­ra­vi­llo­so pe­ro tam­bién una gran res­pon­sa­bi­li­dad. Lo que le pa­sa a Ca­ta, le pue­de pa­sar a cual­quie­ra.Es uno de los per­so­na­jes más desafian­tes en mi ca­rre­ra que fue cre­cien­do so­bre la mar­cha, ge­ne­ran­do otras co­sas has­ta lle­gar a la Ca­ta de hoy”, agre­ga, Mien­tras des­plie­ga su be­lle­za y su son­ri­sa an­te la len­te, cuen­ta que es la pri­me­ra vez que la lla­ma­ron de Un­der­ground y que es in­creí­ble có­mo se tra­ba­ja en esa pro­duc­to­ra. Ase­gu­ra que to­do es­tá or­ga­ni­za­do pro­fe­sio­nal y hu­ma­na­men­te. “Las co­sas fun­cio­nan por có­mo se ha­cen y siem­pre so­bre­sa­len. Sa­ben con­tar his­to­rias reales y sin gol­pes ba­jos aun­que

mu­chas ve­ces con la cru­de­za pro­pia de la vi­da real. Los Or­te­ga tie­nen maes­tría y van siem­pre al cien por cien­to. Es­ta no­ve­la es van­guar­dia”.

“Ma­ca” co­mo le di­cen sus ami­gos y co­le­gas, atra­vie­sa un gran mo­men­to, no só­lo pro­fe­sio­nal sino tam­bién per­so­nal. Ase­gu­ra es­tar sú­per enamo­ra­da de su no­vio con quien con­vi­ve des­de ha­ce 4 años, Ro­dri­go Pé­rez, gui­ta­rris­ta de “Ci­ro y Los Per­sas”. “So­mos muy com­pa­ñe­ros, nos gus­ta via­jar y en un fu­tu­ro nos gus­ta­ría for­mar una fa­mi­lia. Creo en la leal­tad cuan­do hay un com­pro­mi­so. En mi pa­re­ja el Po­li­amor no va. Que ca­da uno ha­ga lo que quie­ra con su vi­da. No lo juz­go pe­ro pa­ra mi no lo quie­ro. No per­do­na­ría una in­fi­de­li­dad. Soy bas­tan­te es­truc­tu­ra­da”, di­ce con­ven­ci­da.

La ac­triz pro­vie­ne de una fa­mi­lia bas­tan­te “dis­fun­cio­nal” co­mo ella mis­ma la de­fi­ne. Co­no­ció a su pa­pá cuan­do te­nía 15 años y nun­ca tu­vo víncu­lo con él. Ni si­quie­ra lle­va su ape­lli­do. Di­ce que se vie­ron al­gu­nas ve­ces pe­ro que no “conectaron”. Y con­si­de­ra que no se pue­de for­zar una re­la­ción. “Mi ma­má tu­vo otra pa­re­ja con quien tu­vo 3 hi­jos más y lle­gué a te­ner una ima­gen pa­ter­na, pe­ro tam­bién se bo­rró y se des­hi­zo el víncu­lo. Igual, no cam­bia­ría na­da de lo vi­vi­do. No ten­go ren­co­res y ha­go un tra­ba­jo per­so­nal enor­me pa­ra eso. Es­tu­dio Coaching On­to­ló­gi­co pa­ra cre­cer co­mo per­so­na y te­ner he­rra­mien­tas de co­mu­ni­ca­ción e in­te­li­gen­cia emo­cio­nal. Practico el per­dón y no ten­go ren­cor. Apren­dí de mi pa­re­ja a ver la vi­da de una for­ma di­fe­ren­te y ter­mi­nar con los con­flic­tos cam­bian­do la mi­ra­da. Esa soy yo”, con­clu­ye.

Ma­ca in­te­gra el staff de la “Mul­ti­ta­lent Agency”. Di­ce ser es­truc­tu­ra­da, no acep­ta el “po­li­amor” ni per­do­na­ría la in­fi­de­li­dad. Es­tá en pa­re­ja con Ro­dri­go Pé­rez, mú­si­co de “Ci­ro y Los Per­sas”. Tu­vo una fa­mi­lia dis­fun­cio­nal y un pa­dre muy au­sen­te.

En “100 días pa­ra Ena­mo­rar­se” in­ter­pre­ta a Ca­ta, una pro­fe­so­ra de in­glés que tu­vo que vi­vir una di­fí­cil si­tua­ción al sa­ber que el pa­dre de su hi­ja es gay. Ade­más, su mé­di­co gi­ne­có­lo­go (Lu­ciano Cas­tro) le diag­nos­ti­ca un cán­cer de ma­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.