Una mi­ra­da ita­lia­na

El ré­gis­seur bra­si­le­ño ana­li­za “Ma­non Les­caut”, la ópe­ra de Puc­ci­ni que sube es­ta no­che en el Ave­ni­da.

Clarin - - ESPECTACULOS - San­dra de la Fuen­te Es­pe­cial pa­ra Cla­rín

“Uno ne­ce­si­ta de al­guien que le di­ga que es­tá equi­vo­ca­do. Por eso me gus­ta tra­ba­jar en equi­po, y con­fío mu­chí­si­mo en el gru­po de Bue­nos Ai­res Lí­ri­ca”, di­ce el bra­si­le­ño An­dré He­ller-Lopes, el ré­gis­seur que tie­ne a su car­go Ma­non Les­caut, el tí­tu­lo de Puc­ci­ni que, con di­rec­ción mu­si­cal de Ma­rio Pe­rus­so, sube a es­ce­na en el Ave­ni­da.

El ré­gis­seur vie­ne de mon­tar en la ópe­ra de Lis­boa una exi­to­sa ver­sión de Na­buc­co, pe­ro siem­pre vuel­ve a tra­ba­jar con Bue­nos Ai­res Lí­ri­ca. “El año pa­sa­do me pro­pu­sie­ron La flau­ta má­gi­ca (Mo­zart), pe­ro no la sen­tía co­mo un tí­tu­lo cer­cano. La f lau­ta má­gi­ca tie­ne co­sas muy par­ti­cu­la­res en el tex­to, que no tie­nen una re­so­lu­ción sim­ple. Creo que es una obra que ne­ce­si­ta más es­pa­cio. Y uno tie­ne que sa­ber cuán­do es que se pue­den ha­cer las co­sas.

¿ Y por qué aho­ra es el tiem­po de Puc­ci­ni?

Por­que el ve­ris­mo me sa­le bien. Pa­ra mí Puc­ci­ni es más in­tere­san­te que Ver­di en su tea­tra­li­dad. El fi­nal del si­glo XIX trae al­go de nue­vo en los li­bre­tos. Hay re­glas me­nos de­fi­ni­das. Las es­ce­nas tri­par­ti­tas des­apa­re­cen. Es­ta­mos muy cer­ca de la in­ter­pre­ta­ción de los sue­ños que hi­zo Freud. Puc­ci­ni es­tá en un lu­gar di­fe­ren­te por eso: ca­mi­na ha­cia un tea­tro mo­derno. La obra tie­ne una es­cri­tu­ra muy ri­ca, com­ple­ja, de una mo­der­ni­dad im­pen­sa­da. Es­ta­ba co­mo mo­de­lo la Ma­non de Mas­se­net, así que Puc­ci­ni se pro­pu­so ha­cer una Ma­non más ita­lia­na.

¿Qué quie­re de­cir eso?

Más pa­sio­nal. Hay un chis­te muy co­no­ci­do que hi­zo Tos­ca­ni­ni cuan­do vio Tris­tán e Isol­da: “si es­tos per­so­na­jes fue­ran ita­lia­nos ya ha­brían te­ni­do cua­tro hi­jos”. Y yo creo que en la Ma­non de Mas­se­net se ve la ele­gan­cia, el char­me, pe­ro no la pa­sión. Las dos ha­blan del pla­cer, pe­ro la de Mas­se­net can­ta con li­vian­dad, en cam­bio la de Puc­ci­ni es trá­gi­ca. En Puc­ci­ni es­tá el de­seo, la ale­gría y la tra­ge­dia. A la Ma­non de Puc­ci­ni la veo co­mo una per­so­na más ma­du­ra que a la de Mas­se­net.

El con­tras­te de Puc­ci­ni no só­lo se da con la Ma­non de Mas­se­net, sino tam­bién con la no­ve­la del Aba­te Pré­vost.

Cla­ro, en el pri­mer ac­to es­tá el en­cuen­tro de los jó­ve­nes. Pe­ro en Puc­ci­ni sal­ta­mos lue­go di­rec­ta­men­te a la ca­sa de Ge­ron­te. No ve­mos lo que pa­só en el me­dio. Puc­ci­ni ab­sor­be en un úni­co aman­te lo que en la no­ve­la son tres o cua­tro. Hay co­sas que no es­tán del to­do ex­pli­ci­ta­das en la ópe­ra. Pe­ro no lo veo co­mo un de­fec­to del li­bre­to sino más bien co­mo una in­ten­ción di­fe­ren­te por par­te de Puc­ci­ni. Yo quie­ro que apa­rez­can las imá­ge­nes de la no­ve­la, co­mo en un re­cuer­do.

¿Có­mo lo­gra­rás crear esa at­mós­fe­ra de re­mem­bran­za?

No te cuen­to, pe­ro sí pue­do an­ti­ci­par­te que las co­sas es­tán anun­cia­das, que la es­ce­na no es del to­do real, más bien po­dría­mos de­cir que hay al­go de su­rrea­lis­mo.

Com­ple­ja y mo­der­na. Así de­fi­ne He­ller - Lopes la es­cri­tu­ra de Puc­ci­ni.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.