Nue­vo Volks­wa­gen Po­lo

Lle­ga en enero, y a pa­sar de que su nom­bre es­tá re­la­cio­na­do con el se­dán, tie­ne 5 puer­tas. Des­de 320.000 pe­sos.

Clarin - Autos - - TAPA - Her­nán Oli­ve­ri ho­li­ve­ri@cla­rin.com

Lle­ga­rá en enero pa­ra com­pe­tir en­tre los chi­cos más mo­der­nos del mer­ca­do.

Volks­wa­gen Ar­gen­ti­na mos­tró en Bra­sil, a mo­do de avant pre­mie­re, al Po­lo que co­men­za­rá a co­mer­cia­li­zar en el país a par­tir de enero de 2018. Es­te mo­de­lo, que ya se ven­de en el país ve­cino, ofre­ce­rá una ga­ma de seis ver­sio­nes; to­das equi­pa­das con el co­no­ci­do mo­tor naf­te­ro 1.6 li­tros de 110 ca­ba­llos, con pre­cios que hoy arran­ca­rían en $ 320.000 y lle­ga­rían has­ta $ 420.000, aun­que ha­brá que ver qué su­ce­de con el dólar y el real cuan­do se lo lan­ce du­ran­te el ve­rano.

A di­fe­ren­cia del an­ti­guo Po­lo Clas­sic (que se fa­bri­ca­ra en Pa­che­co) o de ac­tual Po­lo que lle­ga de In­dia, es­te mo­de­lo se di­fe­ren­cia por te­ner ca­rro­ce­ría de 5 puer­tas, ubi­cán­do­se co­mo una nue­va ofer­ta en­tre el Gol Trend y Golf. La mar­ca con­fir­mó que se­gui­rá ofre­cien­do el Fox, pe­ro con una ga­ma re­du­ci­da.

Se­rá la pri­me­ra vez que un Po­lo 5 puer­tas cir­cu­le por nues­tras ca­lles, aun­que más ade­lan­te lo acom­pa­ña­rá el Vir­tus, la variante se­dán que le

da­rá de ba­ja al Po­lo de ori­gen in­dio.

Los ni­ve­les de equi­pa­mien­to son cua­tro: Trend­li­ne (ma­nual de 5 mar­chas y au­to­má­ti­ca de 6); Com­fortli­ne (ma­nual); Com­fortli­ne Plus (au­to­má­ti­co), y High­li­ne (ma­nual y au­to­má­ti­co). De se­rie, to­das con­ta­rán con con­trol de es­ta­bi­li­dad (ESP) y trac­ción (TC), air­bags fron­ta­les y la­te­ra­les de­lan­te­ros, fre­nos ABS con distribuidor elec­tró­ni­co de fre­na­do (EBD), asis­ten­te de arran­que en pen­dien­te, sis­te­ma de fre­na­do post co­li­sión, y gan­chos Iso­fix pa­ra su­je­tar si­llas in­fan­ti­les. Es­to, su­ma­do a la má­xi­ma ca­li­fi­ca­ción ob­te­ni­da en las prue­bas de cho­que rea­li­za­das por La­tin NCAP, lo con­vier­te de an­te­mano en uno de los mo­de­los más se­gu­ros de su seg­men­to.

En cuan­to a tec­no­lo­gía, el nue­vo Po­lo es el pri­mer Volks­wa­gen que trae la se­gun­da ge­ne­ra­ción de Ac­ti­ve In­fo Dis­play, un ta­ble­ro de ins­tru­men­tos di­gi­tal de 10,25 pul­ga­das (si­mi­lar al del nue­vo Pas­sat) que in­te­gran fun­cio­nes de con­duc­ción, na­ve­ga­ción y asis­ten­cia al ma­ne­jo. Es­ta­rá dis­po­ni­ble úni­ca­men­te en la ver­sión High­li­ne (to­pe de ga­ma).

Ade­más cuen­ta con dos sis­te­mas mul­ti­me­dia, se­gún la ver­sión. La variante High­li­ne lle­va el sis­te­ma Dis­co­ver Me­dia, con pan­ta­lla de 8 pul­ga­das y tres en­tra­das USB, en­tre otros ítems; mien­tras que las Trend­li­ne y Com­fortli­ne ofre­cen el sis­te­ma Com­po­si­tion Touch 6,5” con App Con­nect.

Pa­ra te­ner una le­ve im­pre­sión de su com­por­ta­mien­to ma­ne­ja­mos un pe­que­ño tra­mo de 60 ki­ló­me­tros por cir­cui­tos ur­ba­nos e in­ter­ur­ba­nos. Allí tes­tea­mos la ver­sión de en­tra­da de ga­ma (Trend­li­ne), con ca­ja ma­nual de 5 mar­chas. Lo pri­me­ro que no­ta­mos fue­ron fal­tan­tes en su equi­pa­mien­to. Por ejem­plo, la co­lum­na de di­rec­ción no se ajusta ni si­quie­ra en al­tu­ra; los es­pe­jos se re­gu­lan de for­ma ma­nual y la aper­tu­ra del baúl es úni­ca­men­te de ac­cio­na­mien­to eléc­tri­co, ya sea me­dian­te una te­cla ubi­ca­da al la­do de la pa­lan­ca de cam­bios o des­de el lla­ve­ro. Abrir­lo des­de el por­tón no es po­si­ble.

De­be­mos de­cir que el com­por­ta­mien­to del mo­tor 1.6 de 110 CV nos de­jó con sa­bor a po­co. En ciu­dad, don­de no se lo exi­ge mu­cho, se desen- vuel­ve bien y con sol­tu­ra. Es se­reno y si­len­cio­so, y muy agra­da­ble de ma­ne­jar. En au­to­pis­ta o en los tí­pi­cos tra­mos de subida bra­si­le­ños lo no­ta­mos pe­re­zo­so, de­bien­do es­ti­rar ca­si al má­xi­mo ca­da mar­cha o acu­dir a re­ba­jes pa­ra rea­li­zar so­bre­pa­sos. La re­cu­pe­ra­ción del mo­tor es len­ta. La ca­ja, en cam­bio, nos pa­re­ció muy pre­ci­sa.

Lo me­jor re­cae so­bre la fir­me­za de sus tre­nes de ro­da­je y so­bre la efi­cien­te y con­for­ta­ble di­rec­ción eléc­tri­ca.

Si bien el nue­vo Po­lo es­tá con­fir­ma­do só­lo con es­ta mo­to­ri­za­ción, la mar­ca no des­car­ta in­cor­po­rar otro a fu­tu­ro. En Bra­sil, es­te mis­mo vehícu­lo se ofre­ce, en­tre otros, con el mo­tor 1.0 TSI (tur­bo) de 116 ca­ba­llos. Otra op­ción po­dría ser una variante con el mo­tor 1.4 TSI, que equi­pa al Golf.

La ha­bi­ta­bi­li­dad es co­rrec­ta. Nos pa­re­ció có­mo­do tan­to ade­lan­te co­mo atrás. El es­pa­cio en las pla­zas tra­se­ras es ideal pa­ra dos adul­tos, no pa­ra tres co­mo nos to­có en nues­tra uni­dad de prue­ba. Aún así, el es­pa­cio pa­ra las pier­nas es sa­tis­fac­to­rio.

El Volks­wa­gen Po­lo se fa­bri­ca en la plan­ta bra­si­le­ña de Sao Ber­nar­do Do Cam­po y es el pri­mer lan­za­mien­to de un to­tal de 20 que la com­pa­ñía tie­ne pre­vis­to has­ta 2020. Tam­bién es el pri­mer mo­de­lo bra­si­le­ño pro­du­ci­do so­bre la nue­va pla­ta­for­ma mo­du­lar MQB-A0, una adap­ta­ción de la MQB que lle­van Golf, Ti­guan y Pas­sat, pe­ro pa­ra vehícu­los eco­nó­mi­cos del Gru­po VW.w

Ga­ma. Con­ta­rá con 6 ver­sio­nes; to­das con el mo­tor naf­te­ro 1.6 de 110 ca­ba­llos, com­bian­do con una ca­ja ma­nual de 5 mar­chas o una au­to­mác­ti­ca de 6.

Di­men­sio­nes. Mi­de 4,05 me­tros de lar­go; 1,75 de an­cho y 1,46 de al­to, con una dis­tan­cia en­tre ejes de 2,56 me­tros, di­men­sio­nes que lo acer­can (y mu­cho) a un Golf). Por su par­te, la ca­pa­ci­dad de car­ga del baúl es de 300 dm3.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.