Cam­po, una ven­ta­na de opor­tu­ni­da­des

Con va­lo­res ame­se­ta­dos, es un buen mo­men­to pa­ra in­ver­tir.

Clarin - Clasificados - - TAPA -

El 2013 ter­mi­nó con una in­ci­pien­te reac­ti­va­ción del mer­ca­do en lo que a con­sul­tas y re­co­rri­das de cam­pos se re­fie­re, pe­ro la pers­pec­ti­va de un avan­ce en ne­go­cia­cio­nes con­cre­tas se en­frió con la de­va­lua­ción del pe­so del or­den del 20 % en enero de es­te año. A par­tir de es­to, el rit­mo de las ges­tio­nes dis­mi­nu­yó a los ni­ve­les de me­dia­dos del 2013. Con el trans­cur­so del tiem­po, el mer­ca­do, muy len­ta­men­te, fue re­cu­pe­ran­do ac­ti­vi­dad, con al­gu­nas con­cre­cio­nes de ne­go­cios a pe­sar de la con­ti­nui­dad del ce­po cam­bia­rio. Pe­ro sue­le de­cir­se que las cri­sis son tam­bién gran­des opor­tu­ni­da­des y la ven­ta- na de va­lo­res que se ge­ne­ró es­tos úl­ti­mos años en­tre la zo­na agrí­co­la nú­cleo lo­cal e Illi­nois, en el corn­belt de los Es­ta­dos Uni­dos, pue­de re­sul­tar ex­ce­len­te pa­ra de­fi­nir en es­tos mo­men­tos una in­ver­sión. “Sal­vo Pa­ra­guay, que con­ti­núa con pre­cios fir­mes, los pre­cios de la re­gión se en­cuen­tran en un pla­fond, lue­go de años de suba con­ti­nua. Res­pec­to de Bra­sil ve­re­mos que, si bien las con­di­cio­nes pa­ra pro­du­cir son fa­vo­ra­bles, exis­te una ley que restringe la ven­ta a ex­tran­je­ros. En Bo­li­via, la suba que ve­nía ma­ni­fes­tán­do­se se des­ace­le­ró el úl­ti­mo año, sin lle­gar a una ba­ja, mien­tras que Uru­guay su­frió una des­ace­le­ra­ción en sus va­lo­res, los cua­les per­die­ron én­fa­sis en los úl­ti­mos 3 años con un me­nor nú­me­ro de transac­cio­nes. Si la com­pa­ra­ción la rea­li­za­mos con Illi­nois, los pre­cios de los me­jo­res cam­pos fue­ron in­cre­men­tán­do­se los úl­ti­mos años, con un freno en­tre 2013 y 2014, y va­lo­res ac­tua­les que ron­dan los 30.000 U$ S/ ha”, co­men­ta Juan Jo­sé Ma­de­ro, di­rec­tor de la Di­vi­sión Cam­pos de L.J.Ra­mos Bro­kers In­mo­bi­lia­rios. En nues­tro país los va­lo­res vie­nen ame­se­ta­dos, des­de la ba­ja que se re­gis­tró a par­tir de me­dia­dos de 2012 has­ta el 2013. Co­mo re­fe­ren­cia, la zo­na nú­cleo mai­ce­ra ac­tual­men­te ron­da los 15.000/16.000 dó­la­res por hec­tá­rea. Por su par­te los cam­pos ga­na­de­ros de la Cuen­ca del Sa­la­do tie­nen va­lo­res de 2.500/2.800 dó­la­res por hec­tá­rea y en el Oes­te de Bue­nos Ai­res los pre­cios van des­de los 5.000 has­ta los 7.000 dó­la­res por hec­tá­rea, por el mo­men­to no se es­pe­ran nue­vas ba­jas de pre­cios. Si bien el es­ce­na­rio po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co cau­san­te de es­ta ba­ja, ge­ne­ra es­ca­so in­cen­ti­vo pa­ra pro­du­cir, ya es­ta­mos en la cuen­ta re­gre­si­va de un fin de ci­clo. En es­te sen­ti­do, va­le la pe­na vol­ver a re­cal­car que los va­lo­res de cam­pos agrí­co­las en Illi­nois (USA), to­do es­te tiem­po man­tu­vie­ron una ten­den­cia al­cis­ta muy fir­me, con una bre­cha ac­tual de ca­si el 100% en los úl­ti­mos años, mien­tras los años an­te­rio­res era del or­den de 65%. Pe­ro hay que de­cir­lo: es­ta bre­cha en­tre los va­lo­res no pue­de ser eter­na. Por eso es­ta ven­ta­na que se pro­du­jo en los va­lo­res se con­vir­tió en una op­ción pa­ra te­ner en cuen­ta y ani­mar­se a in­ver­tir en tie­rras. Pa­ra más in­for­ma­ción co­mu­ni­car­se al 4114- 1000. Di­vi­sión Cam­pos de L. J. Ra­mo­sB­ro­kers In­mo­bi­lia­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.