Ca­pa­ci­ta­ción, de­ci­sión im­pos­ter­ga­ble

Se ubi­ca al to­pe se­gún una encuesta del Co­le­gio Pro­fe­sio­nal In­mo­bi­lia­rio.

Clarin - Clasificados - - TAPA -

En un re­cien­te even­to con­vo­ca­do por la Co­mi­sión de Jó­ve­nes Ma­tri­cu­la­dos del Co­le­gio Pro­fe­sio­nal In­mo­bi­lia­rio de la Ciu­dad, se lle­vó a ca­bo una encuesta com­ple­ta­da por más del 80% de los ca­si dos­cien­tos par­ti­ci­pan­tes. Allí se pre­gun­ta­ba cuá­les eran las prin­ci­pa­les ac­cio­nes es­pe­ra­das por los ma­tri­cu­la­dos de par­te del Co­le­gio Pro­fe­sio­nal. Las res­pues­tas fue­ron con­tun­den­tes: 47% ca­pa­ci­ta­ción, 32% fa­ci­li­tar ne­go­cios, 12% com­ba­tir ile­ga­les, 6% in­vo­lu­crar­se en po­lí­ti­ca. Es­tá cla­ro que en el pro­ce­so de pro­fe­sio­na­li­za­ción que ha co­men­za­do con el fun­cio­na­mien­to del Co­le­gio, es­tán in­vo­lu­cra­dos sus ma­tri­cu­la­dos que as­pi­ran a dar más y me­jo­res ser­vi­cios a sus clien­tes y pa­ra ello, son cons­cien­tes de la ne­ce­si­dad de con­tar con las he­rra­mien­tas que brin­da la ca­pa­ci­ta­ción per­ma­nen­te en las múl­ti­ples dis­ci­pli­nas que con­for­man la ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal in­mo­bi­lia­ria. La ac­tual co­yun­tu­ra se pre­sen­ta co­mo un in­tere­san­te pun­to de in­fle­xión en el ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio. A di­fe­ren­cia de lo que ha ocu­rri­do en los úl­ti­mos años no to­do se va a ven­der y no to­dos los pre­cios se sos­ten­drán. An­te ca­da al­ter­na­ti­va de in­ver­sión, ha­brá que de­te­ner­se a es­tu­diar el mer­ca­do, el pro­duc­to, la lo­ca­li­za­ción, la es­truc­tu­ra­ción fi­nan­cie­ra del ne­go­cio. Es ne­ce­sa­rio evi­tar las ge­ne­ra­li­za­cio­nes y en­con­trar los pro­duc­tos ade­cua­dos pa­ra ca­da per­fil de com­pra­dor. En es­ta nue­va eta­pa el fo­co pa­sa de la ma­cro­eco­no­mía a la mi­cro­eco­no­mía de ca­da ope­ra­ción in­mo­bi­lia­ria. No ca­ben du­das que, hoy en día, la ca­pa­ci­ta­ción cum­ple un pa­pel de pri­mor­dial im­por­tan­cia en­tre los pro­fe­sio­na­les in­mo­bi­lia­rios que de­ben ayu­dar a sus clien­tes en la asig­na­ción de re­cur­sos pa­ra ser des­ti­na­dos a ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios. Las ope­ra­cio­nes in­mo­bi­lia­rias sur­gen de las ne­ce­si­da­des in­di­vi­dua­les y co­lec­ti­vas de la per­so­na. Lo que im­por­tan son sus ne­ce­si­da­des, que de­ben sa­tis­fa­cer­se te­nien­do en cuen­ta la reali­dad so­cial, cultural y eco­nó­mi­ca en la que el ne­go­cio pre­ten­de desa­rro­llar­se. No que­da es­pa­cio pa­ra la im­pro­vi­sa­ción. El es­que­ma que pu­do re­sul­tar un par de años atrás, de tra­ba­jar de mo­do “ama­teur”, no tie­ne sus­ten­to en el nue­vo con­tex­to. En es­te nue­vo es­ce­na­rio, só­lo tra­ba­jan­do pro­fe­sio­nal­men­te se po­drá ob­te­ner ren­ta­bi­li­dad. Es­tos “mo­men­tos de des­can­so” que el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio nos pro­po­ne, son el tiem­po opor­tuno pa­ra pa­rar­nos a pen­sar, pa­ra de­li­near la es­tra­te­gia, pa­ra au­nar fuer­zas y pa­ra ali­men­tar la men­te y el es­pí­ri­tu. Son pe­río­dos ade­cua­dos pa­ra or­de­nar con­cep­tos, pa­ra es­tu­diar de­te­ni­da­men­te pro­yec­tos y pa­ra tan­tas ac­ti­vi­da­des pos­ter­ga­das por el dia­rio de­ve­nir. El nue­vo es­ce­na­rio de ne­go­cios es pro­pi­cio pa­ra la pro­fe­sio­na­li­za­ción y es por eso que el Co­le­gio Pro­fe­sio­nal In­mo­bi­lia­rio po­ne las he­rra­mien­tas al al­can­ce de sus ma­tri­cu­la­dos pa­ra cap­tar el in­te­rés por la siem­pre cons­tan­te ta­rea de ca­pa­ci­tar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.