Pa­tro­na­to ven­ció el due­lo de go­les de ca­be­za

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - Eri­co Ve­ga san­ta­fe@cla­rin.com

Se da vuel­ta un re­sul­ta­do por vir­tu­des del que arran­có en des­ven­ta­ja o por erro­res del que se creía ga­na­dor. Con mu­cho más de es­to úl­ti­mo, Pa­tro­na­to le ga­nó a Ar­gen­ti­nos. De ca­be­za fue­ron to­dos los go­les, pe­ro tam­bién la ca­be­za (en la fi­gu­ra de la for­ta­le­za y el ca­rác­ter) del lo­cal fue

de­ter­mi­nan­te pa­ra con­su­mar las ven­ta­jas de Ar­gen­ti­nos, de pe­li­gro­sa es­tra­te­gia de­fen­si­va.

De igual a igual, in­clu­so con cier­ta su­pe­rio­ri­dad du­ran­te los pri­me­ros 30 mi­nu­tos, Ar­gen­ti­nos hi­zo de su re­gre­so a Pri­me­ra con una ex­po­si­ción se­ria, ma­du­ra y a la al­tu­ra de la cir­cuns­tan­cia. Pa­re­ció im­po­ner­le con­di­cio­nes a un atur­di­do Pa­tro­na­to, que - des­co­lo­ca­do por la pro­pues­ta aje­nano reac­cio­na­ba. El buen pie de los me­dio­cam­pis­tas y ata­can­tes del Bi­cho bo­rra­ron de un plu­ma­zo aque­llo de la adap­ta­ción de la B Na­cio­nal a la Pri­me­ra, co­mo si es­te de­por­te fue­ra otro. Al to­que, es­ta su­pe­rio­ri­dad tu­vo pre­mio, no des­de la po­se­sión sino des­de un con­tra­ata­que. A los 12 mi­nu­tos, Brian Ro­me­ro -de ca­be­za- co­nec­tó un re­ma­te de­fec­tuo­so de Ba­ta­lli­ni, tras el cen­tro de Ca­bre­ra: 1 a 0.

Lue­go de eso, Ar­gen­ti­nos si­guió do­mi­nan­do con una idea ries­go­sa: sa­lir ju­gan­do del fon­do, aún con ca­si to­dos

Fue su­fri­do, pe­ro jus­to. No­so­tros le apun­ta­mos a la ta­bla de aba­jo y le ga­na­mos a un ri­val di­rec­to”. Se­bas­tián Ri­bas

los re­cep­to­res mar­ca­dos. Esa de­ci­sión se con­ver­tí­ría en la prin­ci­pal ar­ma de pe­li­gro que tu­vo el lo­cal, que em­pe­zó a en­con­trar­se en el par­ti­do lue­go de los 30 ini­cia­les, cuan­do Bal­boa y Qui­ro­ga apa­re­cie­ron más en es­ce­na. Así le fue in­co­mo­dan­do la vic­to­ria par­cial al equi­po de Ber­ti has­ta lle­gar al em­pa­te. Ren­zo Ve­ra, dis­fra­za­do de wing, eje­cu­tó un cen­tro per­fec­to pa­ra la ca­be­za de Lu­cas Már­quez, que en la so­le­dad más ab­so­lu­ta pu­so el 1 a 1.

En el se­gun­do tiem­po el par­ti­do se ni­ve­ló pa­ra aba­jo. Qui­zá un po­co de cul­pa es­tu­vo en las im­pre­ci­sio­nes y en las mar­cas fi­jas. Aun­que Pa­tro­na­to sa­có ven­ta­ja por la flo­ja de­fen­sa de Ar­gen­ti­nos: arries­ga­da y siem­pre mano a mano con los de­lan­te­ros ri­va­les. Al­go de cul­pa tu­vo eso en el gol que le dio la vic­to­ria a Pa­tro­na­to. Los in­gre­sa­dos Guz­mán y Ri­bas fue­ron pro­ta­go­nis­tas ex­clu­yen­tes. El pri­me­ro en el cen­tro y el se­gun­do en la con­ver­sión, que -co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra en la no­che- fue de ca­be­za.

Con la di­fe­ren­cia que Pa­tro­na­to la uti­li­zó no só­lo pa­ra ga­nar; tam­bién pa­ra apro­ve­char las bon­da­des de­fen­si­vas de Ar­gen­ti­nos.

JO­SÉ AL­MEI­DA

Se aga­rra la ca­be­za. Pio­vi su­fre. Ri­bas gri­ta el 2-1 lo­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.