Cin­co he­ri­dos gra­ves al ce­der una va­lla en el fes­te­jo de un gol del Li­lle de Biel­sa

Pu­do ser una tra­ge­dia. Biel­sa, cons­ter­na­do. Acu­sa­cio­nes cru­za­das en­tre di­ri­gen­tes de los dos clu­bes.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO -

Al me­nos cin­co he­ri­dos gra­ves de un to­tal de 29, se­gún los úl­ti­mos da­tos di­fun­di­dos en la me­dia­no­che fran­ce­sa, fue el re­sul­ta­do de la ava­lan­cha que pro­vo­có el de­rrum­be de una va­lla en el es­ta­dio La Li­cor­ne. To­dos los afec­ta­dos son hin­chas de Li­lle que cau­sa­ron una ava­lan­cha al ce­le­brar el gol de Fo­dé Ba­llo Tou­re, a los 16 mi­nu­tos del par­ti­do con Amiens, por la oc­ta­va fe­cha de la Li­gue 1.

Los da­tos, pro­ce­den­tes del hos­pi­tal CHU Amiens-Pi­car­die y aún pro­vi­sio­na­les, ac­tua­li­zan el se­gun­do ba­lan­ce da­do por la de­le­ga­ción del Go­bierno, que en princ­pio si­tua­ba en 26 los he­ri­dos, cua­tro de ellos gra­ves. Los más per­ju­di­ca­dos pre­sen­tan frac­tu­ras de dis­tin­ta con­si­de­ra­ción. Ano­che, los ac­ci­den­ta­dos más le­ves de­ja­ban el cen­tro sa­ni­ta­rio.

Al­re­de­dor de un mi­llar de hin­chas de Li­lle re­co­rrie­ron los 145 ki­ló­me­tros ha­cia al sur pa­ra ver en Amiens al equi­po que di­ri­ge Mar­ce­lo Biel­sa. Ape­nas pa­sa­do el cuar­to de ho­ra, Ba­mu­cho llo Tou­re lo­gró el gol vi­si­tan­te y fue a fes­te­jar­lo al cos­ta­do de­re­cho de la ca­be­ce­ra don­de un “corralito” reunía a los hin­chas de su equi­po. Los más en­fer­vo­ri­za­dos ba­ja­ron los es­ca­lo­nes, hi­cie­ron ce­der la va­lla de pro­tec­ción y ca­ye­ron a tie­rra des­de unos dos me­tros de al­tu­ra. Au­xi­la­res de se­gu­ri­dad, de en­fer­me­ría y has­ta de los cuer­pos téc­ni­cos die­ron las pri­me­ras ayu­das has­ta que llegó la Cruz Ro­ja.

Las imá­ge­nes mues­tran a Biel­sa ce­le­bran­do el gol de su equi­po des­de el ban­co e in­me­di­ta­men­te se ve có­mo se lle­va las ma­nos a la ca­ra y le cam­bia el ges­to, azo­ra­do. Es que en ese pri­mer momento se pen­só que el re­sul­ta­do de la caí­da ma­si­va po­día ser

peor de lo que fue. El ár­bi­tro Tho­mas Leo­nard de­cre­tó de in­me­dia­to la sus­pen­sión. Balo Tou­re di­jo: “Me sien­to cul­pa­ble de lo que ocu­rrió” por­que fue a fes­te­jar su gol con los hin­chas. Li­lle lle­va seis par­ti­dos sin triun­fos, con dos em­pa­tes y cua­tro de­rro­tas.

Ber­nard Joan­nin, el pre­si­den­te del Amiens, club re­cién as­cen­di­do a Pri­me­ra Di­vi­sión, acu­só a los hin­chas del Li­lle por el ac­ci­den­te. “Se aba­lan­za­ron de for­ma des­or­de­na­da so­bre la ba­rre­ra, que es­ta­ba en per­fec­to

es­ta­do”. de­nun­ció Joan­nin.

Sin em­bar­go, los me­dios fran­ce­ses cues­tio­na­ron la ca­li­dad de los equi­pa­mien­tos del es­ta­dio y re­cor­da­ron que es ve­tus­to, a pe­sar de que fue inau­gu­ra­do en 1999. Par­te de La Li­cor­ne es­tá en re­pa­ra­cio­nes pe­ro la zo­na del ac­ci­den­te no es­tá afec­ta­da por las obras.

Tras las acu­sa­cio­nes del pre­si­den­te del Amiens, el director ge­ne­ral del Li­lle, Marc In­gla, res­pon­dió con du­re­za y di­jo que “Li­lle tie­ne de­re­cho a pe­dir una in­ves­ti­ga­ción so­bre las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad ofre­ci­das a nues­tros afi­cio­na­dos”. Más tar­de, en Twit­ter, es­cri­bió que “las de­cla­ra­cio­nes del pre­si­den­te de Amiens son irres­pion­sa­bles e in­dig­nas en es­te con­tex­to dra­má­ti­co”.

AFP

El momento. Un hin­cha vue­la des­de lo al­to, al­gu­nos ge­ri­tan el gol y otros ya es­tán apri­sio­na­dos.

AFP

Ayu­da. Pri­me­ros au­xi­lios so­bre el cés­ped tras el de­rrum­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.