Seis go­les y pu­ra emo­ción de prin­ci­pio a fi­nal

El lo­cal no su­po ma­ne­jar la di­fe­ren­cia que ha­bía sa­ca­do. Fue­ron más re­gu­la­res los san­jua­ni­nos.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - SAN­TA FE. CO­RRES­PON­SAL Eri­co Vega san­ta­fe@cla­rin.com

Hay pe­lí­cu­las que se les pue­de adi­vi­nar el fi­nal a mi­tad del film. Esa fue la sen­sa­ción de ayer. Co­lón lo dio vuel­ta y se pu­so 3 a 1 pe­ro un des­cuen­to cuan­do fal­ta­ba una eter­ni­dad an­ti­ci­pó lo que se sos­pe­cha­ba. Em­pa­te con sa­bor a derrota pa­ra Co­lón. Em­pa­te con gus­to a vic­to­ria pa­ra San Martín. Con­clu­sión? Mu­cho tra­ba­jo pa­ra el ho­gar pa­ra ca­da en­tre­na­dor.

En­cen­di­do San Martín de en­tra­da, más con­cen­tra­do pa­ra de­fen­der y ata­car, plan­ta­do sus wi­nes siempre per­fi­la­dos pa­ra da­ñar, aten­tos los me­dios pa­ra “co­mer” a la mar­ca de turno co­mo si lo es­tu­dia­do so­bre Co­lón se hu­bie­ra plas­ma­do tal cual. Con ese lu­bri­ca­do me­ca­nis­mo, qui­zá fal­to de punch ofen­si­vo, pu­do las­ti­mar al equi­po de Do­mín­guez, que pa­de­ció a Ga­briel Ca­ra­ba­jal ti­ra­do so­bre el la­te­ral de Cle­men­te Ro­drí­guez. De allí vino el cen­tro que ter­mi­nó en gol de Claudio Mos­ca. Gol­pe de efec­to en el par­ti­do. Du­ro pa­ra el lo­cal por­que no en­con­tra­ba he­rra­mien­tas pa­ra ablan­dar los en­gra­na­jes de la vi­si­ta. Cuan­do em­pe­zó a en­con­trar­se con­si­go mis­mo, Juan Pa­blo Pom­pei de­ci­dió pa­rar el par­ti­do pa­ra que to­ma­ran agua los ju­ga­do­res, a quie­nes sor­pren­dió la de­ci­sión: 24 gra­dos y una bri­sa irre­co­no­ci­ble pa­ra es­ta fe­cha por es­tos pa­gos. Tras la inen­ten­di­ble de­ci­sión, Ma­tías Fritz­ler li­de­ró la re­mon­ta­da. Pri­me­ro es­pi­ri­tual, lue­go fut­bo­lís­ti­ca y, más tar­de, go­lea­do­ra. Ca­be­za­zo le­tal. In­di­cios de re­cu­pe­ra­ción con el em­pa­te con­su­ma­do.

Co­mo en con­ti­nui­dad, co­mo si no hu­bie­sen exis­ti­do los 15 mi­nu­tos del en­tre­tiem­po, Co­lón sa­lió a de­vo­rar­se a San Martín. Dos go­les en diez mi­nu­tos. Pri­me­ro Chan­ca­lay. Des­pués Ve­ra. Y una fies­ta desata­da en las tri­bu­nas co­mo an­ti­ci­pan­do la vic­to­ria.

Pe­ro esa sen­sa­ción se pu­so, ines­pe­ra­da­men­te, en duda. El des­cuen­to de Ma­tías Es­cu­de­ro im­pul­só la es­pe­ran­za san­jua­ni­na y la in­cer­ti­dum­bre san­ta­fe­si­na. Por­que fal­ta­ban mu­chos mi­nu­tos de jue­go. Si­tua­ción que ali­men­ta­ba a ca­da uno con sus sue­ños y preo­cu­pa­cio­nes, res­pec­ti­va­men­te. A Co­lón le fal­ta­ron res­pues­tas es­tra­té­gi­cas y fí­si­cas. Ins­pi­ra­dos con el in­gre­so de Maximiliano Ro­drí­guez, el equi­po de Pi­po Go­ro­si­to le ins­ta­ló la duda. Y se lo em­pa­tó. De pe­nal, qui­zá el úni­co acier­to de Pom­pei en el par­ti­do, Ar­den­te em­pa­re­jó el re­sul­ta­do, cuan­do no que­da­ba más tiem­po Só­lo pa­ra ins­ta­lar la bron­ca lo­cal. To­más Chan­ca­lay, au­tor de uno de los go­les y una de las fi­gu­ras del par­ti­do en San­ta Fe, via­ja de spa­rring con la se­lec­ción argentina en su gi­ra por Ru­sia. No ha­brá fe­cha ofi­cial, así que Co­lón no lo per­de­rá.

JO­SÉ AL­MEI­DA

el mo­men­to. Ar­den­te re­ma­ta el pe­nal. Fuer­te, al­to y al me­dio, Fue el em­pa­te so­bre la ho­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.