Bo­ca, el equi­po que me­jor sa­be ju­gar en la can­cha de Ri­ver

Pa­ter­ni­dad en ro­deo ajeno. Ga­nó más par­ti­dos de los que per­dió en sus vi­si­tas a Nú­ñez du­ran­te el úl­ti­mo me­dio si­glo.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - Opi­nión Mar­ce­lo Gue­rre­ro mgue­rre­ro@cla­rin.com

Co­mo si no hu­bie­ra su­fi­cien­tes ar­gu­men­tos de fe­li­ci­dad por es­tas ho­ras, el hin­cha de Bo­ca pue­de su­mar otro: en los úl­ti­mos 50 años, des­de que em­pe­za­ron a dispu­tar­se los me­tro­po­li­ta­nos y na­cio­na­les, el equi­po tie­ne ven­ta­ja de vi­si­tan­te so­bre Ri­ver en par­ti­dos ofi­cia­les de tor­neo lo­cal.

La es­ta­dís­ti­ca con­ta­bi­li­za 58 en­cuen­tros du­ran­te es­te me­dio si­glo en el Mo­nu­men­tal, uno de 1971 en can­cha de Ra­cing (3-3, con dos de Án­gel Cle­men­te Ro­jas en los mi­nu­tos fi­na­les) y otro de 1977 en la de Hu­ra­cán (1-1). De esos 60 jue­gos Bo­ca ga­nó 19, igua­ló 25 y ca­yó en 16. Tra­du­ci­do a por­cen­ta­je, el 73,3% de las ve­ces que vi­si­tó a su clá­si­co ri­val no se fue per­de­dor. Y en al­gún caso re­cor­da­do, co­mo en el Na­cio­nal 69, el empate (2-2, con un do­ble­te del Mu­ñe­co Ma­dur­ga) le sir­vió al con­jun­to di­ri­gi­do por Al­fre­do Di Stéfano pa­ra sa­lir cam­peón y dar la vuel­ta olím­pi­ca con el aplauso hoy inima­gi­na­ble de la pla­tea San Martín.

Ca­rác­ter, his­to­ria, plan­teo y je­rar­quía son al­gu­nas de las ra­zo­nes que han im­pul­sa­do las me­jo­res ac­tua­cio­nes xe­nei­zes en una can­cha que sue­le ser in­có­mo­da pa­ra la ma­yo­ría de los clu­bes de Pri­me­ra Di­vi­sión.

La pri­me­ra vic­to­ria de es­ta eta­pa fue en el Na­cio­nal 67, 1-0 con un zur­da­zo ba­jo y cru­za­do del Tano No­ve­llo. El ar­que­ro ven­ci­do fue Hu­go Or­lan­do Gat­ti, quien se trans­for­ma­ría en ído­lo xe­nei­ze a par­tir de 1976.

Du­ran­te el pe­río­do de aná­li­sis se pro­du­je­ron los dos triun­fos más am­plios de Bo­ca en ese es­ce­na­rio: 4-0 en el Me­tro­po­li­tano 72 (dos de Mané Pon­ce, dos del Tu­la Cu­rio­ni) y 5-1 en el Na­cio­nal de una dé­ca­da des­pués (uno del Ca­be­zón Rug­ge­ri, dos del Ti­gre Ga­re­ca y dos de Ca­cho Cór­do­ba). En es­ta oca­sión, Ri­ver no con­tó con sus mun­dia­lis­tas: el Fla­co Me­not­ti ya ha­bía ini­cia­do con ellos la pre­pa­ra­ción pa­ra Es­pa­ña 82.

Aun­que la dé­ca­da del 80 fue de las más fa­vo­ra­bles pa­ra Ri­ver y de las más in­gra­tas pa­ra Bo­ca, los clá­si­cos en Nú­ñez si­guie­ron otra ló­gi­ca.

Tan así fue que los Xe­nei­zes eli­gie­ron el Mo­nu­men­tal pa­ra ha­cer de lo­ca­les en una opor­tu­ni­dad. Por el Me­tro­po­li­tano 84, con la Bom­bo­ne­ra sus­pen­di­da, se ju­gó en can­cha de Ri­ver y fue 1-1, con tan­tos de otro uru­gua­yo, Ariel Kra­sous­ki, y de Ivar Sta­fu­za en con­tra pa­ra los mi­llo­na­rios.

En los 90, en­tre ata­ja­das in­creí­bles del Mono Na­va­rro Mon­to­ya, ba­rri­das de Giun­ta, go­les del Be­to Acosta y el

Lo­co Palermo, Bo­ca es­tu­vo ca­si una dé­ca­da in­vic­to en el es­ta­dio Li­ber­ti.

La ten­den­cia es más pro­nun­cia­da des­de el re­gre­so de Ri­ver a la má­xi­ma ca­te­go­ría. Por la com­pe­ten­cia do­més­ti­ca, Bo­ca no pier­de en te­rri­to­rio ajeno des­de el Aper­tu­ra 2010. Sa­có 15 de los úl­ti­mos 21 pun­tos en dispu­ta: una pa­ter­ni­dad mo­nu­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.