Bo­ca to­mó ai­re con Co­lón, pa­ra ir a ju­gar­se to­do por la Co­pa an­te Cru­zei­ro

Pu­ro alien­to en la Bom­bo­ne­ra al equi­po al­ter­na­ti­vo. El par­ti­do tam­bién sir­vió de test pa­ra de­ci­dir la for­ma­ción que el jue­ves bus­ca­rá el pa­se a se­mi­fi­na­les de la Li­ber­ta­do­res en el Mi­nei­rao.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - Ma­tías Bus­tos Mi­lla mb­mi­lla@cla­rin.com

“Que es­te jue­ves, cues­te lo que cues­te, es­te jue­ves te­ne­mos que ga­nar”.

El gri­to lle­gó fu­rio­so des­de la po­pu- lar. Y se re­pli­có en los cua­tro cos­ta­dos de la Bom­bo­ne­ra. Los hin­chas exi­gie­ron la cla­si­fi­ca­ción a las se­mi­fi­na­les. De­mos­tra­ron qué po­co im­por­ta­ba es­te par­ti­do an­te Co­lón, más allá del ne­ce­sa­rio triun­fo que cal­mó las aguas des­pués de las de­rro­tas an­te Ri­ver y Gim­na­sia, la úl­ti­ma en el mar­co de la Co­pa Ar­gen­ti­na. Con la vic­to­ria a cues­tas, via­ja­rá a tie­rra bra­si­le­ña pa­ra tra­tar de su­pe­rar a Cru­zei­ro. Lle­va dos go­les de ven­ta­ja (2 a 0) y la po­si­bi­li­dad de mar­car de vi­si­tan­te.

La mul­ti­tud en Brand­sen 805 gri­tó co­mo si en esas gar­gan­tas hu­bie­se con­te­ni­do enojo. No hu­bo re­pro­ches, so­lo alien­to pa­ra el equi­po al­ter­na­ti­vo que pu­so Ba­rros Sche­lot­to. Un po­co, pa­ra dar­le des­can­so a los que van a ir a la ba­ta­lla de Be­lo Ho­ri­zon­te a bus­car el bo­le­to a las se­mi­fi­na­les. Pe­ro en la ca­be­za del Me­lli­zo tam­bién hu­bo eva­lua­cio­nes. ¿Se­bas­tián Vi­lla hoy es­tá muy por de­ba­jo del ni­vel de Cris­tian Pa­vón? El co­lom­biano fue cla­ve en el mano a mano con Clemente y de­jó bue­nas se­ña­les co­mo pa­ra su­mar­se den­tro de po­co al on­ce ti­tu­lar. ¿Pue­de ser un vo­lan­te con des­plie­gue en ata­que? Así ju­gó en De­por­tes To­li­ma y tam­bién allí lo pro­bó el en­tre­na­dor en La Pa­ter­nal.

Las pin­ce­la­das de Fer­nan­do Ga­go (Co­lón, des­co­no­cien­do su je­rar­quía, lo de­jó muy so­lo pa­ra ju­gar) vol­vie­ron a ilu­sio­nar. Es que en al­gún mo­men­to es­te equi­po ju­gó bien al fút­bol con el 4-3-3 que in­clu­yó a Wil­mar Ba­rrios y a Pa­blo Pe­rez a su la­do. Si Pin­ti­ta no es in­dis­cu­ti­do en­tre los ti­tu­la­res so­lo se de­be a su mer­ma fí­si­ca.

La du­pla cen­tral se pro­bó en fun­ción de Bra­sil. Más allá del gol (cór­ner, ca­be­za­zo de Nahi­tan Nan­dez en el pri­mer pa­lo y de­fi­ni­ción por el se­gun­do), Li­san­dro Ma­ga­llán es­tá un pa­si­to atrás de Pao­lo Goltz pa­ra ser ti­tu­lar an­te Cru­zei­ro jun­to a Car­los Iz­quier­doz. Y Lu­cas Ola­za, pe­se a que ca­si no se pro­yec­tó ano­che y a que su­frió más de la cuen­ta con Ma­riano Gon­zá­lez a sus es­pal­das, pue­de vol­ver en el lu­gar de Em­ma­nuel Mas.

El te­ma en Bo­ca es que ex­po­ne las mis­mas fra­gi­li­da­des en sus ti­tu­la­res y su­plen­tes. Las pe­lo­tas aé­reas, cruzadas, son el eterno do­lor de ca­be­za pa­ra Agus­tín Ros­si.

Nahi­tan Nan­dez es una gran in­cóg­ni­ta en el on­ce. Vi­tal pa­ra ba­ta­llar pe­ro po­ca cla­ri­dad pa­ra ela­bo­rar jue­go. ¿Se­rá una so­lu­ción po­ner­lo de la­te­ral de­re­cho? En ese pues­to, va­can­te sin Leo­nar­do Ja­ra y Ju­lio Buf­fa­ri­ni en de­cli­ve, ayer rea­pa­re­ció el cues­tio­na­do Gino Pe­ruz­zi. Así de ines­ta­ble es­tá la de­fen­sa de Bo­ca.

En el se­gun­do tiem­po, apro­ve­chan­do la ven­ta­ja hol­ga­da por el gol de pe­nal de Mau­ro Zá­ra­te (hu­bo fal­ta de Leo­nar­do Bu­rián a Vi­lla), el bi­cam­pe­peón ad­mi­nis­tró me­jor el jue­go. Tu­vo en Ga­go un ju­ga­dor dis­tin­to, ca­paz de con­du­cir al equi­po con el cri­te­rio que mos­tró du­ran­te su me­jor eta­pa. Hu­bo un buen par­ti­do de Pe­ruz­zi, que pa­só con de­ter­mi­na­ción al ata­que, le apor­tó una op­ción de pa­se, co­mo en sus me­jo­res tiem­pos. Car­los Te­vez, que ha­bía in­gre­sa­do por Zá­ra­te, mar­có el ter­ce­ro con un ti­ro es­qui­na­do.

Re­sul­tó in­só­li­to que Eduar­do Do­mín­guez no se ha­ya da­do cuen­ta an­tes de que ne­ce­si­ta­ba un 9 de área pa­ra te­ner pe­so en la zo­na de de­fi­ni­ción. Re­cién a diez mi­nu­tos del fi­nal, in­gre­só Gon­za­lo Bueno, quien des­con­tó en el fi­nal, cuan­do Fritz­ler me­tió un pa­se que aco­mo­dó Ni­co­lás Le­gui­za­món y de­jó a Cris­tian Ber­nar­di de ca­ra al gol. Ros­si ma­no­teó y el uru­gua­yo en­con­tró el re­bo­te.

No tu­vo res­pon­sa­bi­li­dad el ar­que­ro, quien tu­vo una bue­na ac­tua­ción, sal­van­do esas pe­lo­tas que ne­ce­si­ta­ba pa­ra cre­cer en con­fian­za an­te la au­sen­cia de Es­te­ban An­dra­da. La que le ta­pó a Ma­riano Gon­zá­lez, es­ti­rán­do­se a la iz­quier­da y me­tien­do el guan­ta­zo en el mo­men­to exac­to, fue un plus de con­fian­za, la que re­quie­re to­do Bo­ca pa­ra se­guir en la Co­pa.

MAR­CE­LO CARROLL

De pe­lo­ta quie­ta. Ma­ga­llán em­pu­ja a la red, en el se­gun­do pa­lo, el ca­be­za­zo de Nan­dez al cór­ner de Vi­lla des­de la iz­quier­da. Pri­mer gol de Bo­ca an­te los santafesinos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.