Has­ta en eso em­pa­ta­ron: Cou­det y Gui­ller­mo, enoja­dos con He­rre­ra

Li­san­dro es­ta­ba offside ca­si im­per­cep­ti­ble en los go­les. Hu­bo fal­ta pe­ro no pe­nal a Pa­vón. ¿Del­fino lo ame­na­zó?

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - Ma­tías Bus­tos Mi­lla mb­mi­lla@cla­rin.com

Los téc­ni­cos tu­vie­ron un par­ti­do de al­to vol­ta­je. A los gri­tos, con que­jas cons­tan­tes ha­cia el ár­bi­tro y en am­bos ca­sos con in­sul­tos que no sue­len ser ha­bi­tua­les. Pe­ro en lo que hi­cie­ron sus equi­pos, ga­nó Gui­ller­mo Ba­rros Sche­lot­to. Es que el DT de Bo­ca su­po cam­biar a tiem­po y me­jo­rar pa­ra lle­gar al em­pa­te. Lo de Eduar­do Cou­det, otra vez en un par­ti­do cla­ve, que­dó en re­vi­sión.

El fi­nal fue ca­lien­te en el Ci­lin­dro de Ave­lla­ne­da. Con el 2-2 con­su­ma­do, Gui­ller­mo sa­lió dis­pa­ra­do del ban­co de su­plen­tes a en­ca­rar a los ár­bi­tros. Al lí­nea 1, Gus­ta­vo Rossi, le re­cri­mi­nó que, se­gún su vi­sión, los go­les de Ra­cing fue­ron en offside. Tam­bién le apun­tó a Da­río He­rre­ra, el ár­bi­tro prin­ci­pal. “¿Qué ten­go que ha­cer pa­ra que di­ri­jan bien? ¿Qué ten­go que ha­cer?”, apun­tó el DT xe­nei­ze. “Di­ri­gi­mos lo me­jor po­sil­be”, fue la de­vo­lu­ción. A lo que Gui­ller­mo, a los gri­tos, res­pon­dió: “No, no es lo me­jor po­si­ble por­que des­pués a mí me echan...”. Y mien­tas ca­mi­na­ba ha­cia el tú­nel, el Me­lli­zo se si­guió que­jan­do: “Es di­fí­cil... No nos co­bra­ron un pe­nal con­tra In­de­pen­dien­te, tam­po­co con­tra River, hoy (por ayer) dos go­les en offside... Así no se pue­de”. Gui­ller­mo, des­pués, tras du­char­se en el ves­tua­rio, ba­jó los de­ci­be­les. “Lo que di­je en la can­cha lo de­jo ahí y es­tá cla­ro, tan­to lo que pa­só en es­te par­ti­do co­mo en otros clá­si­cos. Y de la ac­tua­ción del ár­bi­tro no voy a ha­blar. No po­de­mos cam­biar lo que hi­zo”. Lue­go,

des­ta­có a sus fut­bo­lis­tas: “Ha­ce dos días es­tá­ba­mos en el avión y ba­ja­mos y ju­ga­mos un par­ti­do ca­lien­te y pu­di­mos le­van­tar­lo. Hay que fe­li­ci­tar a los ju­ga­do­res por el ca­rác­ter y la ac­ti­tud que tu­vie­ron”, re­co­no­ció. Te­nía ra­zón el Me­lli­zo, ya que Li­san­dro Ló­pez es­tu­vo un pa­si­to ade­lan­te en am­bos go­les aun­que tam­bién es cier­to que fue­ron ju­ga­das fi­nas y a ve­ces im­per­cep­ti­bles a la vis­ta de los ár­bi­tros. Y en cuan­to a la que re­cla­mó pe­nal, si bien Pa­vón cae den­tro del área, Sa­ra­via lo to­mó y lo sol­tó

afue­ra, por lo que era ti­ro li­bre. Cou­det tam­bién tu­vo un día de fu­ria. Y, tal vez, ter­mi­nó más exal­ta­do que Gui­ller­mo, so­bre to­do por có­mo se dio el par­ti­do. So­bre el fi­nal del en­cuen­tro, hi­zo ges­tos am­pu­lo­sos pa­ra pro­tes­tar­le a He­rre­ra por un cór­ner y dio un par de sal­tos has­ta me­ter­se en el cam­po de jue­go. Fue ex­pul­sa­do. Tal vez, el Cha­cho des­car­gó su bron­ca por ver có­mo otro par­ti­do cla­ve se le iba de las ma­nos por ma­las de­ci­sio­nes su­yas. Co­mo que la si­tua­ción lo su­peró, al mar­gen de He­rre­ra.

“Los que tie­nen que opi­nar del ár­bi­tro son us­te­des (por los pe­rio­dis­tas). No voy a juz­gar su ac­tua­ción”, afir­mó en la con­fe­ren­cia de pren­sa. Aun­que des­pués cues­tio­nó que no ha­ya ex­pul­sa­do a Ma­ga­llán (em­pu­jó a Pol Fer­nán­dez): “La agre­sión sin pe­lo­ta pa­ra mí es ex­pul­sión”. Tam­bién, por la ro­ja (por se­gun­da ama­ri­lla) a Za­ra­cho: “No creo que ha­ya si­do tan fuer­te la infracción”. Y de­jó pi­can­do la si­tua­ción de Pa­vón pa­ra la po­lé­mi­ca: “Me di­je­ron que Pa­vón es­ta­ba in­for­ma­do y si es­tá in­for­ma­do, es­tá ex­pul­sa­do”. El de­lan­te­ro le ha­bía pro­tes­ta­do al cuar­to ár­bi­tro, Ger­mán Del­fino, al fi­nal del pri­mer tiem­po.

Esa es en la úni­ca que se le pue­de dar la de­re­cha al en­tre­na­dor de Ra­cing, da­do que hay una ima­gen en la que se cap­tó el mo­men­to en el que Del­fino le di­ce a Pa­vón: “¡Vos no sa­lís en el se­gun­do tiem­po!” ¿Ha­brá si­do só­lo una ame­na­za? La de­ci­sión fi­nal, de to­dos mo­dos, te­nía que ser del ár­bi­tro prin­ci­pal.

Las otras dos ju­ga­das que pro­tes­tó Cou­det no le dan la ra­zón. Za­ra­cho fue bien ex­pul­sa­do, mien­tras que

Ma­ga­llán es­tu­vo co­rrec­ta­men­te amo­nes­ta­do ya que no hu­bo agre­sión a Pol Fer­nán­dez. Só­lo un em­pu­jón que le va­lió la ama­ri­lla. Eso sí, He­rre­ra no mi­dió con la mis­ma va­ra las fuertes in­frac­cio­nes a Cen­tu­rión. Nan­dez, en el ban­co, le gri­ta­ba “ven­dehu­mo” al 10 an­te ca­da caí­da. En al­go coin­ci­die­ron Gui­ller­mo y

Cha­cho: des­de el ban­co abru­ma­ron a pro­tes­tas al juez por ca­da infracción. La di­fe­ren­cia es­tu­vo en los cam­bios. El DT de Bo­ca tu­vo me­jor mano que el de Ra­cing, quien es­ta vez no lo­gró ce­rrar el par­ti­do.

MA­XI FAILLA

Cha­cho. Fi­nal de fu­ria con­tra He­rre­ra por la ro­ja a Za­ra­cho.

MAR­CE­LO CA­RROLL

Me­lli­zo. En­ca­ró a He­rre­ra al fi­nal del pri­mer tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.