De­ma­sia­do Unión pa­ra tan po­co Cen­tral

La go­lea­da des­nu­dó to­dos los pro­ble­mas del con­jun­to de Bau­za, quien es­ta vez sí fue au­to­crí­ti­co.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - An­drés Ac­tis ro­sa­rio@cla­rin.com

Ed­gar­do Bau­za sa­be que su equi­po jue­ga mal. Muy mal. El pé­si­mo fun­cio­na­mien­to co­lec­ti­vo del equi­po que­dó nue­va­men­te ex­pues­to en el du­ro cha­che­ta­zo que le pro­pi­nó Unión en el Gi­gan­te de Arro­yi­to. Pe­ro las alar­mas so­bre las for­mas y los mo­dos de bus­car los par­ti­dos se en­cen­die­ron des­de el co­mien­zo mis­mo de su ci­clo. Los tres pri­me­ros triun­fos al hi­lo en la Superliga ma­qui­lla­ron la fal­ta de fút­bol. Aho­ra ese dé­fi­cit ya no se pue­de ocul­tar. Cen­tral jue­ga de­ci­di­da­men­te mal. Y el Pa­tón, un hom­bre que pin­ta ca­nas en el mun­do del fút­bol, lo sa­be.

Has­ta la tar­de de ayer, el en­tre­na- dor se ha­bía mos­tra­do rea­cio a la au­to­crí­ti­ca. “Me chu­pa un hue­vo lo que di­cen”, res­pon­dió an­te las pri­me­ros cues­tio­na­mien­tos. Tam­po­co se hi­zo car­go de la po­ca am­bi­ción que tu­vo Cen­tral en la vic­to­ria por pe­na­les con­tra Al­ma­gro por la Copa Ar­gen­ti­na. ¿Qué le fal­tó al equi­po?”, le pre­gun­ta­ron al fi­na­li­zar el par­ti­do. Bau­za mi­ró fi­jo al pe­rio­dis­ta y con­tes­tó: “Na­da”.

Las gro­se­ras fa­len­cias tác­ti­cas y téc­ni­cas de ayer ya fue­ron in­di­si­mu­la­bles. Bau­za asu­mió por pri­me­ra vez la cul­pa por la pues­ta en es­ce­na de su equi­po. “Ju­ga­mos muy mal por eso per­di­mos así. Tu­vi­mos mu­chos erro­res de­fen­si­vos que le fa­ci­li­ta­ron el tra­ba­jo al plan­teo de Unión. No ge­ne­ra­mos y es uno de los pro­ble­mas. Cuan­do uno jue­ga mal, por lo ge­ne­ral tie­ne pro­ble­mas. No es­pe­rá­ba­mos una de­rro­ta de es­ta for­ma”, ad­mi­tió sin vuel­tas en la con­fe­ren­cia de pren­sa.

Tan po­bre y preo­cu­pan­te fue lo de Cen­tral, que se que­dó sin su úni­co gran pi­lar: el or­den. El equi­po fue un caos en to­das las lí­neas. Re­tro­ce­dió siem­pre mal; que­dó lar­go en de­fen­sa y en ata­que; no en­con­tró nun­ca la pe­lo­ta en la mi­tad de la can­cha (la im­pre­ci­sión de Nés­tor Or­ti­go­za fue to­do un sín­to­ma), no las­ti­mó por las ban­das y ca­si no pi­só el área ri­val en to­do el par­ti­do. La go­lea­da, en­ton­ces, se ex­pli­ca por las vir­tu­des de Unión, pe­ro tam­bién por las enor­mes ven­ta­jas que en­tre­ga­ron los ro­sa­ri­nos.

Leo­nar­do Madelón es hoy la an­tí­te­sis de Bau­za. Su equi­po tie­ne iden­ti­dad, con­cep­tos acei­ta­dos, mu­cho or­den y ju­ga­do­res que cum­plen a la pie de la le­tra. El par­ti­do de Unión fue ca­si per­fec­to. Lo ma­nia­tó con un in­te­li­gen­te plan­teo tác­ti­co y no lo per­do­nó cuan­do es­tu­vo fren­te al ar­co. De­ma­sia­das vir­tu­des pa­ra tan­tos erro­res de su ri­val de turno.

JUAN JO­SE GAR­CIA

Go­lea­dor sor­pre­sa. Da­mián Mar­tí­nez con­vir­tió dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.