A River le cos­tó más de lo pen­sa­do, pe­ro lo pu­do re­sol­ver con su co­ne­xión co­lom­bia­na

Quin­te­ro hi­zo el pri­me­ro y el ter­ce­ro, pe­ro par­ti­ci­pó tam­bién en el se­gun­do, el de su com­pa­trio­ta Bo­rré. El equi­po cha­que­ño ju­gó sin in­hi­bi­cio­nes y, por mo­men­tos, has­ta se ilu­sio­nó.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - Federico Bru­so­ti men­do­za@cla­rin.com

No pa­ra River. Si­gue con su in­vic­to his­tó­ri­co, con su ra­cha de triun­fos en la Copa Ar­gen­ti­na, con el en­vión que lo trans­for­mó en un equi­po in­tra­ta­ble. Y ahí es­tá en se­mi­fi­na­les del tor­neo más fe­de­ral del país, que no pue­de des­cui­dar por­que en­tre­ga un pa­se a la pró­xi­ma Li­ber­ta­do­res, pa­ra la cual no es­tá cla­si­fi­ca­do.

Na­die pue­de pa­rar a River. Y era muy im­pro­ba­ble que lo con­si­guie­ra el bra­vo Sar­mien­to de Re­sis­ten­cia, que en Men­do­za le plan­teó un par­ti­do igual a igual, pe­se a la di­fe­ren­cia de ca­te­go­ría y je­rar­quía. El equi­po cha­que­ño tu­vo con­tra las cuer­das al co­lo­so de la ban­da y lo com­pli­có, prin­ci­pal­men­te en el se­gun­do tiem­po. Pe­ro no le al­can­zó.

No hay fór­mu­la pa­ra fre­nar a Juan Fer­nan­do Quin­te­ro cuan­do es­tá ilu­mi­na­do. El co­lom­biano, que fue cla­ve en el Mo­nu­men­tal pa­ra eli­mi­nar a In­de­pen­dien­te y avan­zar a se­mi­fi­na­les de la Copa Li­ber­ta­do­res, mar­có la gran di­fe­ren­cia an­te un ri­val del Fe­de­ral A. Se ins­pi­ró y mar­có un gol ma­ra­do­niano que abrió el par­ti­do. Y lo li­qui­dó cuan­do Mar­ce­lo Ga­llar­do co­men­za­ba a preo­cu­par­se por un desa­rro­llo ines­pe­ra­da­men­te pa­re­jo.

El en­tre­na­dor era, tal vez, el más cons­cien­te en el mun­do River de la im­por­tan­cia de es­te cru­ce. La re­sa­ca de la cla­si­fi­ca­ción a se­mis de la Li­ber­ta­do­res po­día ju­gar­le en con­tra an­te un ri­val que ha­bía da­do más de un ba­ta­ca­zo en es­ta Copa Ar­gen­ti­na. Por eso pu­so en la can­cha lo me­jor que te­nía a dis­po­si­ción (los le­sio­na­dos Pity Mar­tí­nez, En­zo Pé­rez y Exe­quiel Pa­la­cios no via­ja­ron a Men­do­za), in­ten­tan­do evi­tar la re­la­ja­ción.

Lo con­si­guió a me­dias. Por­que le cos­tó el co­mien­zo, cuan­do Leo­nar­do Pon­zio se equi­vo­ca­ba de­ma­sia­do se­gui­do en los pa­ses, los cen­tra­les no mos­tra­ban fir­me­za y los de­lan­te­ros apa­re­cían ais­la­dos. Sar­mien­to co­rría y me­tía en ca­da cen­tí­me­tro del cam­po y tu­vo la pri­me­ra oca­sión de pe­li­gro con Luis Sil­ba, que des­pués de un gran som­bre­ro a Ca­mi­lo Ma­ya­da pi­fió in­creí­ble­men­te fren­te a Fran­co Ar­ma­ni.

Has­ta ese mo­men­to Quin­te­ro, ubi­ca­do por la de­re­cha, só­lo ha­bía mos­tra­do pin­ce­la­das de su ta­len­to con al­gu­nos pa­ses pun­zan­tes. Has­ta que a los 25 mi­nu­tos del pri­mer tiem­po le­yó un po­si­ble error de Ro­nald Huth, cor­tó un pa­se atrás y lue­go mos­tró to­da su ma­gia pa­ra en­gan­char, de­jar des­pa­rra­ma­dos al ar­que­ro y a un de­fen­sor de Sar­mien­to pa­ra mar­car un gol inol­vi­da­ble.

El co­lom­biano si­guió en­cen­di­do y par­ti­ci­pó en el gol de su com­pa­trio­ta Ra­fael San­tos Bo­rré, que pa­re­ció li­qui­dar la his­to­ria de­ma­sia­do tem­prano. Eso no ocu­rrió por­que cuan­do mo­ría

el pri­mer tiem­po, la ter­na ar­bi­tral fa­lló por du­pli­ca­do: mar­có un offside inexis­ten­te cuan­do Ig­na­cio Scoc­co te­nía el ca­mino liberado pa­ra con­ver­tir el ter­ce­ro y, en la ju­ga­da si­guien­te, Fer­nan­do Es­pi­no­za le dio un pe­nal inexis­ten­te a Sar­mien­to. Sil­ba no fa­lló y le pu­so mis­te­rio al re­sul­ta­do.

River su­frió en el se­gun­do tiem­po por­que se re­la­jó y de­jó agran­dar a un ri­val que nun­ca se dio por ven­ci­do. Si bien no hi­zo fal­ta nin­gu­na ata­ja­da mi­la­gro­sa de Ar­ma­ni, el par­ti­do an­te In­de­pen­dien­te del pa­sa­do mar­tes co­men­zó a pa­sar fac­tu­ra y las ca­ras de los hin­chas y de Ga­llar­do mos­tra­ban preo­cu­pa­ción. Los cam­bios die­ron más ai­re y el te­mor ter­mi­nó de eva­po­rar­se con otro gol de Quin­te­ro tras asis­ten­cia de Ro­dri­go Mo­ra (que ha­bía re­ci­bi­do ade­lan­ta­do tras un pa­se de Ni­co­lás de la Cruz).

No que­dó tiem­po pa­ra na­da más que pa­ra otro fes­te­jo gran­de de River, que ex­ten­dió a 32 la ra­cha de par­ti­dos ofi­cia­les sin de­rro­tas, con 21 triun­fos y 11 de­rro­tas. Se tra­ta de otro ré­cord pa­ra Ga­llar­do, que si­gue rom­pien­do mar­cas en el club de Nú­ñez y ali­men­tan­do su le­yen­da. Son, ade­más, 16 vic­to­rias al hi­lo en es­ta Copa Ar­gen­ti­na de la que es bi­cam­peón. Su pró­xi­mo obs­tácu­lo se­rá Cen­tral Cór­do­ba o Gim­na­sia, pe­ro esa se­rá otra his­to­ria. Aho­ra River, ins­ta­la­do en se­mis de dos tor­neos, ten­drá tiem­po pa­ra pen­sar tran­qui­lo en Gre­mio, el pró­xi­mo gran desafío pa­ra un equi­po que, por mo­men­tos, pa­re­ce im­ba­ti­ble.

FOTORREPORTER

So­cios de la felicidad. Juan Fer­nan­do Quin­te­ro re­cién ter­mi­nó su obra del pri­mer gol, a pu­ro ama­gue. Lo ce­le­bra jun­to al otro co­lom­biano, Ra­fael San­tos Bo­rré, arro­di­lla­do.

FOTORREPORTER

Bron­ca. Val­dez, DT de Sar­mien­to, pro­tes­tó el 3-1 y ro­ja.

FOTORREPORTER

Jo­ya. Quin­te­ro des­orien­ta al ar­que­ro. Se vie­ne el 1-0.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.