An­ge­li­ci y D’Ono­frio hoy les di­rán no ofi­cial­men­te a los hin­chas vi­si­tan­tes

Se unie­ron en con­tra de la idea del pre­si­den­te Ma­cri. La se­gu­ri­dad por­te­ña no per­mi­ti­rá fes­te­jos en el Obe­lis­co.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - Da­niel Ave­lla­ne­da da­ve­lla­ne­da@clarin.com

Ri­va­les so­bre el ver­de cés­ped, so­cios cuan­do se tra­ta del bien co­mún. A fin de cuen­tas, Ri­ver y Bo­ca son los clu­bes más po­de­ro­sos del país. Y aun­que uno y otro só­lo quie­ren ga­nar­se en es­ta Su­per­fi­nal, sus pre­si­den­tes de­ja­ron cla­ro que no es­tán dis­pues­tos a

re­ci­bir vi­si­tan­tes. Com­par­ten el de­seo. Y lo ma­ni­fies­tan sin ata­du­ras. Co­mo an­ti­ci­pó Cla­rín en su edi­ción di­gi­tal del sá­ba­do, no ha­brá hin­chas mi­llo­na­rios el sá­ba­do 10 en la Bom­bo­ne­ra y ni sim­pa­ti­zan­tes xe­nei­zes el 24 en el Mo­nu­men­tal. Ro­dol­fo D’Ono­frio y Da­niel An­ge­li­ci lo ra­ti­fi­ca­ron ano­che en te­le­vi­sión y hoy lo ha­rán ofi­cial­men­te. Am­bos ase­gu­ra­ron, ade­más, que pe­di­rán ju­gar los do­min­gos 11 y 25.

Los ti­tu­la­res de Bo­ca y Ri­ver es­tu­vie­ron en “De­bo De­cir”, el pro­gra­ma de Amé­ri­ca que con­du­ce Luis No­va­re­sio. Cuan­do el pe­rio­dis­ta les pre­gun­tó si ju­ga­rán con vi­si­tan­tes, ca­si a co­ro fue­ron con­tun­den­tes: “No”. A uní­sono, An­ge­li­ci y D’Ono­frio le pe­ga­ron elíp­ti­ca­men­te a la Con­me­bol. “Acá va­mos a coin­ci­dir los dos. Es­to se ten­dría que ha­ber re­suel­to de otra ma­ne­ra. No pue­de ser que los pre­si­den­tes de los clu­bes no se­pa­mos cuán­do nos to­ca ju­gar. Fi­ja­ron una fe­cha y no nos pre­gun­ta­ron”, dis­pa­ró el man­da­más azul y oro. “Un día me le­van­té y me en­te­ré que nos cam­bia­ban el día y el ho­ra­rio, que pa­sá­ba­mos de ju­gar los miér­co­les a los sá­ba­dos. Otro día me le­van­té y me en­te­ré que te­nía­mos que ju­gar con vi­si­tan­tes”, se que­jó el lí­der de la ban­da ro­ja.

An­ge­li­ci y D’Ono­frio se sen­ta­ron en si­llo­nes en­fren­ta­dos, pe­ro mos­tra­ron con­cep­tos si­mi­la­res. Con­fir­ma­ron que hoy se jun­ta­rán con los or­ga­nis­mos de se­gu­ri­dad y que, fi­nal­men­te, des­es­ti­ma­ron la idea de emi­tir una car­ta pa­ra Mau­ri­cio Ma­cri. El Pre­si­den­te de la Na­ción ha­bía di­cho el vier- nes que era una gran opor­tu­ni­dad pa­ra que se ju­ga­ra con vi­si­tan­tes. Su ami­go y ti­tu­lar de Bo­ca lo de­fen­dió. “Lo hi­zo de bue­na le­che por­que es un apa­sio­na­do del fút­bol. Sé lo apa­sio­na­do que es. Si no hu­bie­ra si­do por él, yo no se­ría pre­si­den­te del club”, sos­tu­vo An­ge­li­ci. “No ha­blé con Ma­cri, no ten­go re­la­ción. Me sor­pren­dió lo que di­jo. Fue un error del Pre­si­den­te, no ten­go du­das”, afir­mó D’Ono­frio.

Ade­más de los pre­si­den­tes de los clu­bes, en el pi­so es­tu­vo Mar­tín Ocam­po, mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad de la Ciu­dad, que ra­ti­fi­có que es­tán tra­ba­jan­do a lar­go pla­zo pa­ra que vuel­van los vi­si­tan­tes al ám­bi­to de la Ca­pi­tal, pe­ro que no te­nía pen­sa­do des­cui­dar a los ve­ci­nos y a los ba­rrios pa­ra des­ti­nar efec­ti­vos po­li­cia­les al fút­bol. Y ad­vir­tió que los hin­chas no po­drán rea­li­zar el clá­si­co fes­te­jo en el Obe­lis­co des­pués de la con­sa­gra­ción. No quie­ren des­tro­zos en la vía pú­bli­ca.

"Pa­ra dar­le 4 mil lo­ca­li­da­des a Ri­ver, ten­go que de­jar 4 mil so­cios afue­ra. Y ade­más ten­go que de­jar un pul­món en­tre la tri­bu­na vi­si­tan­te y la de Bo­ca. No pue­do po­ner ni a la ven­ta esas 4 mil en­tra­das. En los clu­bes hay po­lí­ti­ca. Es­tán las pe­ñas. Es una com­pli­ca­ción", di­jo An­ge­li­ci. "No nos da la ca­pa­ci­dad del es­ta­dio. Hi­ci­mos una rees­truc­tu­ra­ción de la Cen­te­na­rio Al­ta", agre­gó D'Ono­frio.

El otro te­ma que se tra­ta­rá por es­tas ho­ras tie­ne que ver con un re­cla­mo de la co­mu­ni­dad ju­día. An­ge­li­ci y D'Ono­frio re­ci­bie­ron mi­les de men­sa­jes en sus te­lé­fo­nos por­que el Sha­bat co­mien­za con la primera estrella del vier­nes y ter­mi­na con la primera estrella del sá­ba­do. "No sé có­mo con­si­guie­ron nues­tros What­sapp, pe­ro nos es­tán pi­dien­do que no juguemos el sá­ba­do. No­so­tros te­ne­mos un Bo­ca Kos­her y es in­creí­ble la gen­te que va a ca­da par­ti­do", ar­gu­men­tó el pre­si­den­te de Bo­ca. "El pro­ble­ma es que di­rec­ta­men­te no lo pue­den ver ni por te­le­vi­sión", aña­dió D'Ono­frio. A pe­sar de la re­sis­ten­cia, las au­to­ri­da­des de Con­me­bol no es­ta­rían dis­pues­tas a mo­di­fi­car el plan.

No ha­brá vi­si­tan­tes, es­tá cla­ro. Y ha­brá que ver qué pa­sa con las fe­chas es­ta­ble­ci­das. Un he­cho es que el Su­per­clá­si­co ya em­pe­zó a ju­gar­se fue­ra de los már­ge­nes del cam­po de jue­go y a pu­ra ros­ca.

DIE­GO WALDMANN

En la mis­ma lí­nea. An­ge­li­ci y D’Ono­frio po­san pa­ra Cla­rín an­tes del pro­gra­ma “De­bo De­cir”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.