Ar­dus­so ha­bía ido por po­co y se lle­vó to­do del Sú­per TC2000

Altuna fue el in­vi­ta­do y la me­jor com­pa­ñía pa­ra quien aho­ra le lle­va 23 uni­da­des a Ca­na­pino y que­dó cer­ca del tí­tu­lo.

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO - Eze­quiel San Mar­tín esan­mar­tin@clarin.com

Cuan­do Facundo Ar­dus­so se ima­gi­nó el fin de se­ma­na ideal en los 200 ki­ló­me­tros de Bue­nos Ai­res no se ani­mó a tan­to. El que­ría ha­cer una ca­rre­ra abu­rri­da y ga­nar, sin dar­les chan­ces a sus ri­va­les pa­ra que le pe­lea­ran la pun­ta. Tam­bién so­ña­ba con ter­mi­nar de­lan­te de Agus­tín Ca­na­pino y des­con­tar­le pun­tos en el cam­peo­na­to. Pe­ro to­do fue mu­cho me­jor pa­ra él. El cam­peón del Sú­per TC 2000, con Ma­riano Altuna co­mo in­vi­ta­do, ga­nó de pun­ta a pun­ta en el au­tó­dro­mo Os­car y Juan Gál­vez y apro­ve­chó el aban­dono de to­dos sus ri­va­les en la pe­lea por el tí­tu­lo pa­ra ser otra vez el lí­der del tor­neo.

El pi­lo­to de Re­nault arra­só en una so­lea­da ma­ña­na y se lle­vó to­do lo que es­tu­vo en jue­go. Fue una re­van­cha pa­ra él, que ha­bía arran­ca­do la tem­po­ra­da con to­do, pe­ro que por un ba­jón a mi­tad de año vio có­mo Ca­na­pino se per­fi­la­ba me­jor pa­ra ir por el cam­peo­na­to. Sin em­bar­go ya el sá­ba­do Ar­dus­so mos­tró que te­nía un au­to muy su­pe­rior al res­to. Y lo con­fir­mó con un com­bo de con­fia­bi­li­dad y po­ten­cia.

Pri­me­ro se subió Altuna al au­to nú­me­ro 1. “Con él al vo­lan­te van a ser vuel­tas pa­ra dis­fru­tar des­de aba­jo; le ten­go mu­cha con­fian­za”, ha­bía an­ti­ci­pa­do Ar­dus­so an­tes de la ca­rre­ra. Y el Mo­ni­to Altuna no de­frau­dó. No co­me­tió erro­res. Co­rrió los pri­me­ros 25 gi­ros y la rom­pió. Pu­do aguan­tar con una dis­tan­cia siem­pre ma­yor a un se­gun­do con res­pec­to a Pe­chi­to López, que ve­nía po­nien­do to­do de sí y de su To­yo­ta. Y cuan­do le en­tre­gó el au­to a su due­ño le mos­tró que se lo ha­bía cui­da­do a la per­fec­ción.

“Me de­vol­vió un au­to fan­tás­ti­co”, re­co­no­ció el ga­na­dor, que lue­go hi­zo el res­to del tra­ba­jo sin pre­sio­nes. Ma- tías Ros­si, el que pu­do ha­ber­le pe­lea­do la ca­rre­ra, hi­zo el cam­bio de pi­lo­tos con López una vuel­ta an­tes que el lí­der, pe­ro cuan­do sa­lió a la pis­ta el au­to co­men­zó a te­ner fa­llas con su mo­tor y la ilu­sión de pe­lear por el triun­fo y por el cam­peo­na­to se ter­mi­nó pa­ra el del­vi­sen­se.

Mu­cho an­tes se ha­bía ter­mi­na­do tam­bién el fin de se­ma­na pa­ra Ca­na­pino, que ni si­quie­ra pu­do su­bir­se a su au­to. Fran­co Vi­vian, quien es­tu­vo des­de el ini­cio, de­bió pa­rar el Che­vro­let en la vuel­ta 10 por un in­cen­dio que lo man­dó a la ca­si­lla mé­di­ca des­pués de in­ha­lar mo­nó­xi­do de car­bono. El Ti­tán Ca­na­pino se fue amar­ga­do, con la ho­rri­ble sen­sa­ción de no po­der si­quie­ra ma­ne­jar su au­to y mu­cho más por pa­sar de ser el gran can­di­da­to al tí­tu­lo a que­dar 23 pun­tos aba­jo, con 42 en jue­go. “No de­be­ría ser nor­mal que se nos in­cen­die el au­to; me voy con mu­cha bron­ca”, di­jo, aba­ti­do.

Una sen­sa­ción si­mi­lar se lle­vó Leo­nel Per­nía, quien ve­nía ha­cien­do una ca­rre­ra pa­ra su­bir­se al po­dio, pe­ro el Re­nault fa­lló cuan­do se subió Norberto Fon­ta­na. Eran es­col­tas de Ar- dus­so y lo que pu­do ser una bue­na chan­ce pa­ra se­guir con vi­da en el cam­peo­na­to e in­clu­so pa­ra que­dar mano a mano con su com­pa­ñe­ro de equi­po, re­sul­tó el gol­pe de no­caut.

El Ta­ni­to Per­nía vio as­pec­tos que no le gus­ta­ron y tie­ne mo­ti­vos pa­ra pen­sar que no to­do es cues­tión de suer­te en el automovilismo. “Me es­tán pa­san­do mu­chas co­sas en es­te úl­ti­mo tiem­po. Tie­ne fun­da­men­ta­ción lo que pien­so, pe­ro no quie­ro ha­blar en ca­lien­te. Voy a pen­sar muy bien lo que ha­ré en el fu­tu­ro”, apun­tó.

To­das esas si­tua­cio­nes las apro­ve­cha­ron Facundo Chapur y Ju­lián San­te­ro, quie­nes no tie­nen as­pi­ra­cio­nes de cam­peo­na­to, pe­ro se subie­ron a un po­dio ines­pe­ra­do. El cor­do­bés, acom­pa­ña­do por su co­te­rrá­neo Marcelo Cia­rroc­chi con el Ci­troen, fue se­gun­do y ase­gu­ró: “Na­die es­tu­vo a la al­tu­ra pa­ra com­pe­tir con Ar­dus­so y con Altuna”. San­te­ro com­par­tió el To­yo­ta con el uru­gua­yo San­tia­go Urru­tia de in­vi­ta­do y que­dó ter­ce­ro. De­ci­dió ha­cer él la primera par­te de la ca­rre­ra por­que sin­tió que de­bía arries­gar tras co­me­ter un error en la cla­si­fi­ca­ción del sá­ba­do que lo ha­bía man­da­do al 12° pues­to de sa­li­da.

Lo cier­to es que tan­to el Mi­sil Ros­si co­mo Per­nía ya se des­pi­die­ron de la po­si­bi­li­dad de ser cam­peo­nes. To­do que­da­rá en ma­nos de Ar­dus­so y Ca­na­pino en­ton­ces, quie­nes al igual que el año pa­sa­do se­rán los dos que irán a la úl­ti­ma fe­cha pa­ra ga­nar el tí­tu­lo. ¿Se re­pe­ti­rá la his­to­ria de 2018? Pa­ra sa­ber­lo ha­brá que es­pe­rar al Gran Pre­mio Co­ro­na­ción de Al­ta Gra­cia del 25. Fal­tan ape­nas 20 días.

Te­nía fe de que íba­mos a ga­nar es­ta ca­rre­ra. Hi­ci­mos un tra­ba­jo per­fec­to con to­do el equi­po”. Facundo Ar­dus­so

PREN­SA SU­PER TC2000

Po­dio. En lo más al­to ce­le­bran Ar­dus­so y Altuna. Se­gun­dos que­da­ron Cia­rro­chi y Chapur y ter­ce­ros, Urru­tia y San­te­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.