Flor de Ni­co­la y Ve­ro Esersky, crea­do­ras de Anó­ni­mas.

Clarin - Mujer - - Sumario -

El ves­ti­di­to ne­gro que usás con za­pa­ti­llas y con un par de sti­let­tos a la no­che”, “te­ne­mos bue­nos gé­ne­ros y ca­li­dad en las ter­mi­na­cio­nes”, “so­mos una mar­ca de pri­me­ra lí­nea a pre­cio ac­ce­si­ble”. Es­tas son al­gu­nas de las de­fi­ni­cio­nes que apa­re­cen du­ran­te la char­la, y que ser­vi­rán pa­ra que Flor de Ni­co­la y Ve­ró­ni­ca Esersky, ex­pli­quen el éxi­to de su em­pren­di­mien­to que fue cre­cien­do sos­te­ni­da­men­te des­de 2010. Es­ta mar­ca de ba­jo per­fil (¡qué has­ta se lla­ma Anó­ni­mas!) em­pe­zó ha­cien­do pro­duc­to pa­ra ter­ce­ros y hoy ven­de a más de 50 lo­ca­les de la Argentina y Uru­guay. Ade­más, cuen­tan que sus per­che­ros en los lo­ca­les mul­ti­mar­ca es­tán “pe­ga­di­tos” a los de las gran­des eti­que­tas de los shop­pings.

¿Qué las lle­vó a de­di­car­se a la mo­da?

Flor: ¡Nos en­can­ta! Nos co­no­ce­mos des­de ha­ce 20 años. Pe­ro ha­ce seis, que le pro­pu­se a Ve­ro es­te em­pren­di­mien­to. Ya ha­bían na­ci­do nues­tros hi­jos, es­tá­ba­mos con más tiem­po. Co­mo sus pa­dres te­nían lo­cal de ro­pa, ella sa­be de pro­ce­sos tex­ti­les y ta­lle­res. Ve­ró­ni­ca: Pri­me­ro ha­cía­mos pro­duc­to ter­mi­na­do pa­ra di­fe­ren­tes mar­cas, has­ta que mu­chas ami­gas nos em­pe­za­ron a pe­dir nues­tros di­se­ños. Sa­ca­mos una mi­ni co­lec­ción y, de gol­pe, co­men­zó a to­mar for­ma.

¿Por qué le pu­sie­ron Anó­ni­mas a la mar­ca?

Ve­ró­ni­ca: Cuan­do arran­ca­mos con nues­tros di­se­ños nos ocu­pa­mos en ha­cer co­sas lin­das, con on­da, y no pen­sa­mos en na­da más. Si has­ta te­nía­mos co­mo eti­que­ta un pe­da­ci­to de cin­ta de co­lor. Flor: Ha­ce­mos que nues­tra ro­pa ha­ble por sí mis­ma. Nues­tros di­se­ños son los pro­ta­go­nis­tas.

A pe­sar de las mo­das, ¿hay lu­gar pa­ra los bá­si­cos?

Ve­ró­ni­ca: No­so­tras ha­ce­mos en­tre 60 y 70 mo­de­los por tem­po­ra­da. Lo nues­tro son bá­si­cos, pe­ro con de­ta­lles. Man­gas en­go­ma­das, un vi­vo he­cho de ta­chas, una ter­mi­na­ción cui­da­da en el in­te­rior de la pren­da. Eso ha­ce la di­fe­ren­cia. Ade­más, to­do lo nues­tro es sú­per fun­cio­nal y mul­ti­oca­sión. Flor: Mi pre­fe­ri­do, por ejem­plo, es un mono bá­si­co, sú­per can­che­ro, que lo po­dés usar con bo­tas al­tas, con una cam­pe­ri­ta ne­gra, con za­pa­ti­llas, con ta­pa­do.

¿Có­mo tie­nen re­par­ti­dos los ro­les?

Flor: No­so­tras ha­ce­mos to­do, des­de com­prar las te­las has­ta em­bol­sar. Ve­ró­ni­ca: Flor se enamo­ra más de la pren­da, es­tá más con el di­se­ño y yo me ocu­po de los nú­me­ros. Es un equi­li­brio que fun­cio­na. No po­dés des­li­gar una co­sa de la otra si que­rés que tu ne­go­cio mar­che bien.

¿Al­gu­na re­ce­ta pa­ra que una so­cie­dad de ami­gas fun­cio­ne?

Ve­ró­ni­ca: Su­pi­mos man­te­ner la amis­tad y la so­cie­dad se­pa­ra­das. La dis­cu­sión es par­te de la re­la­ción. Lo que va­lo­ro de ella es el la­bu­ro que ha­ce y la con­fian­za. Flor: Le ten­go con­fian­za ple­na, ade­más re­co­no­ce­mos y res­pe­ta­mos el tra­ba­jo de la otra. Ca­da una sien­te que no po­dría ha­ber he­cho Anó­ni­mas sin la otra.

¿Van a se­guir sien­do Anó­ni­mas?

Flor: sí, así nos fue bien, a pe­sar que mu­chos di­cen que ya no so­mos tan anó­ni­mas.

APOS­TA­MOS AL CAMEL Y AL AZUL, Y A LOS APLIQUES DE TA­CHAS, PIE­DRAS Y MU­CHOS COR­DO­NES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.