CON ACEN­TO AR­GEN­TINO

Clarin - Revista Rural - - Nota De Tapa -

Con per­fec­ta to­na­da ar­gen­ti­na, mien­tras to­ma unos ma­tes con sus com­pa­ñe­ros de la­bo­ra­to­rio, el cu­bano Ru­bén Ma­rre­ro Díaz de Vi­lle­gas cuen­ta que se re­ci­bió de bió­lo­go en 1998 en la Uni­ver­si­dad de Cu­ba y que de­ci­dió pro­bar suer­te en la Ar­gen­ti­na por­que te­nía al­gu­nos ami­gos aquí y veía ma­yo­res pers­pec­ti­vas de cre­ci­mien­to pro­fe­sio­nal que en la is­la. “En Cu­ba hay mu­cha for­ma­ción de pro­fe­sio­na­les y hay bas­tan­te bio­tec­no­lo­gía, pe­ro es di­fí­cil man­te­ner­se bien tra­ba­jan­do de lo que a uno le gus­ta, so­bre to­do se es una cien­cia muy es­pe­cí­fi­ca”, di­ce. Al tiem­po de lle­gar, con so­lo 22 años y una te­si­na en vi­rus ve­ge­ta­les bajo el bra­zo, con­si­guió en­trar en el Ins­ti­tu­to de Ge­né­ti­ca del INTA Cas­te­lar. “En aquel mo­men­to el Es­ta­do no em­plea­ba mu­cha gen­te, pe­ro por un con­ve­nio que te­nían con la Co­mu­ni­dad Eu­ro­pea, me con­tra­ta­ron. Mi pri­mer tra­ba­jo fue en el desa­rro­llo de plan­tas trans­gé­ni­cas de ce­ba­da y de tri­go”, re­cuer­da. Lue­go, Ma­rre­ro Díaz se pa­só al Ins­ti­tu­to de Bio­tec­no­lo­gía y co­men­zó a tra­ba­jar en vi­rus ani­ma­les. “Tras cua­tro años ahí, pa­sé a plan­ta tran­si­to­ria del INTA, y aho­ra es­toy abo­ca­do a es­tu­diar la in­ter­ac­ción del vi­rus de la fie­bre af­to­sa con los an­ti­cuer­pos, que es mi te­sis de doc­to­ra­do”. Ac­tual­men­te, el cu­bano tie­ne 39 años, es­tá ca­sa­do con una ar­gen­ti­na y tie­ne un hi­jo. “Yo ven­go de un lu­gar que es atí­pi­co por­que al ha­ber un mis­mo Go­bierno du­ran­te 50 años, es fá­cil que se man­ten­gan las po­lí­ti­cas de lar­go pla­zo, al­go que acá pa­re­ce más com­pli­ca­do -di­ce-. Pe­ro en los úl­ti­mos años se vie­ne ha­cien­do mu­chas in­ver­sio­nes en la cien­cia, y es­pe­ro que eso se man­ten­ga”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.