LA VISION GA­NA­DE­RA

Re­pre­sen­tan­tes de to­da la ca­de­na hablan de la si­tua­ción ac­tual y di­cen qué es­pe­ran del pró­xi­mo Go­bierno.

Clarin - Revista Rural - - Sumario - Juan I. Mar­tí­nez Dod­da Lu­cas Villamil cla­rin­ru­ral@clarin.com cla­rin­ru­ral@clarin.com

G ane quien ga­ne en las pró­xi­mas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, los me­ses que vie­nen se­rán un pun­to de in­fle­xión en el es­ce­na­rio po­lí­ti­co na­cio­nal. En es­te con­tex­to, la ga­na­de­ría mi­ra al fu­tu­ro con bue­nos ojos y em­pie­za a apos­tar pa­ra que en los pró­xi­mos ci­clos apa­rez­ca la año­ra­da es­ta­bi­li­dad. Di­fe­ren­tes ac­to­res de la ca­de­na ga­na­de­ra, des­de cria­do­res has­ta in­ver­na­do­res, pa­san­do por feed­lo­te­ros, con­sig­na­ta­rios y fri­go­rí­fi­cos, ana­li­za­ron con Cla­rín Ru­ral Re­vis

ta el pa­no­ra­ma de cam­bio que se vie­ne pa­ra la ac­ti­vi­dad. Ya hay sín­to­mas de op­ti­mis­mo, aun­que de­be­rán con­so­li­dar­se con cam­bios ro­tun­dos des­de to­dos los es­la­bo­nes de la ca­de­na, in­clu­yen­do las po­lí­ti­cas de Es­ta­do.

Car­los Odrio­zo­la, cria­dor del par­ti­do de Rauch, en ple­na cuen­ca del Sa­la­do, di­ce que la ren­ta­bi­li­dad es­tá to­tal­men­te es­tan­ca­da. “Si bien los pre­cios por ki­lo vi­vo han cre­ci­do en al­gu­nos ca­sos por en­ci­ma de la in­fla­ción, la su­ma­to­ria de cos­tos cre­cien­tes y car­ga im­po­si­ti­va ter- mi­nan en un com­bo le­tal pa­ra el pro­duc­tor a cie­lo abier­to”, afir­ma.

An­te es­te pa­no­ra­ma, se­gún Odrio­zo­la la úni­ca sa­li­da es au­men­tar la efi­cien­cia de pro­duc­ción, ha­cien­do hin­ca­pié en los pa­rá­me­tros prin­ci­pa­les de ca­da una de las eta­pas. “En nues­tro ca­so, en los ín­di­ces re­pro­duc­ti­vos -por­cen­ta­je de pre­ñez, ta­sa de ex­trac­ción, pe­so al des­te­te-”, de­ta­lla. Y lue­go ex­pli­ca que él ac­tual­men­te es­tá trans­for­man­do su sis­te­ma pa­ra pa­sar a ha­cer el ci­clo com­ple­to con co­rra­les de ter­mi­na­ción, al­go que ya es una ten­den­cia. “Es­to nos per­mi­ti­rá or­de­nar los cam­pos don­de ex­clu­si­va­men­te que­da­rá la cría, y así po­dre­mos to­mar las uti­li­da­des que nos brin­da nues­tra ge­né­ti­ca”, di­ce el cria­dor de Li­mou­sin.

Una de las re­gio­nes que me­jor re­fle­ja la ac­tua­li­dad ga­na­de­ra es el NOA, don­de la ac­ti­vi­dad tu­vo un fuer­te cre­ci­mien­to que ha­ce ya cua­tro años es­tá es­tan­ca­do. El pro­duc­tor Ig­na­cio Lu­pión, de Sal­ta, ex­pli­ca que mien­tras que en­tre los años 2003 y 2011, el stock na­cio­nal dis­mi­nu­yó un 22%, el ro­deo sal­te­ño au­men­tó un 79%. “Des­gra­cia­da­men­te des­de el año 2011 el stock pro­vin­cial se es­tan­có que­dan­do

hoy con al­re­de­dor de 1.000.000 de ca­be­zas”, di­ce.

Lu­pión re­sal­ta en­tre las cau­sas del pa­ra­te “la inexis­ten­cia de po­lí­ti­cas pú­bli­cas pa­ra in­cen­ti­var la ac­ti­vi­dad, las tra­bas en los mer­ca­dos pa­ra co­mer­cia­li­zar y, a ni­vel pro­vin­cial, el freno du­ran­te seis años a los per­mi­sos de ha­bi­li­ta­ción de tie­rras ga­na­de­ras y es­ca­sa o nula in­ver­sión en el sec­tor, per­dien­do Sal­ta en ese tiem­po la opor­tu­ni­dad por pre­cios y cos­tos di­fe­ren­tes a los ac­tua­les, de po­ner en pro­duc­ción y po­blar las mi­les de hec­tá­reas dis­po­ni­bles, hoy sub apro­ve­cha­das”.

Los re­sul­ta­dos eco­nó­mi­cos de las di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des, se­gún el pro­duc­tor, son me­no­res a los de los años an­te­rio­res, sien­do el ci­clo com­ple­to el sis­te­ma más ren­ta­ble. “Se in­cor­po­ró tec­no­lo­gía, pe­ro no de la for­ma que se ha­cía en pe­río­dos an­te­rio­res; hoy la su­ple­men­ta­ción y ra­cio­na­mien­to de va­cas de cría es­ti­mo que es la in­cor­po­ra­ción más sig­ni­fi­ca­ti­va, ya que me­jo­ró los ín­di­ces pro­duc­ti­vos y ele­vó la car­ga en al­gu­nos ca­sos has­ta un 50%”, es­pe­ci­fi­ca Lu­pión res­pec­to a los pa­rá­me­tros pro­duc­ti­vos de la re­gión.

Des­de el pie de la cor­di­lle­ra, Ga­briel Cor­va­lán, ve­te­ri­na­rio y pro­duc­tor men­do­cino, coin­ci­de con Odrio­zo­la en que de­bi­do al im­pac­to in­fla­cio­na­rio se han de­te­rio­ra­do las ren­ta­bi­li­da­des zo­na­les, y mar­ca una di­fe­ren­cia en­tre los dos sis­te­mas pro­duc­ti­vos más ex­ten­di­dos en su re­gión. “Pa­ra la cría en se­cano se ha de­mos­tra­do que la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía de in­su­mos y pro­ce­sos tie­ne al­to im­pac­to, aún así no se han in­cor­po­ra­do. Por el con­tra­rio, en pro­duc­cio­nes in­ten­si­vas ba­jo rie­go los avan­ces tec­no­ló­gi­cos y su in­cor­po­ra­ción han si­do de re­le­van­cia”, ase­gu­ra.

Al res­pec­to, aña­de que los pro­duc­to­res que in­te­gra­ron a la cría con sis­te­mas de re­cría ba­jo rie­go y co­rral de en­cie­rre ate­nua­ron el im­pac­to de las fluc­tua­cio­nes de pro­duc­ción, pre­cios y, ren­ta­bi­li­da­des. “Pe­ro aque­llos in­te­gra­dos en gru­pos de trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía pu­die­ron su­pe­rar los pe­río­dos crí­ti­cos y ade­más se en­cuen­tran pre­pa­ra­dos pa­ra apro­ve­char un es­ce­na­rio de cam­bio fa­vo­ra­ble”, re­mar­ca Cor­va­lán, miem­bro del CREA Pehuen­ches.

Se­gún el pro­duc­tor men­do­cino, el sal­to pro­duc­ti­vo in­me­dia­to es la pro­duc­ción de ani­ma­les más pe­sa­dos. “Pa­ra que ocu­rra es­to de­be exis­tir un di­fe­ren­cial de pre­cios que es­ti­mu­le es­te ti­po de ca­te­go­ría. Por otro la­do, im­pac­ta en la re­cría a cam­po, que es una ca­te­go­ría que no se es­tá desa­rro­llan­do por la al­ta de­man­da de ani­ma­les de ba­jo pe­so de fae­na”, di­ce.

An­to­nio Ló­pez Da Sil­va, di­rec­tor del feed­lot Don Co­rral, que tie­ne co­rra­les en San­tia­go del Es­te­ro y Bue­nos Ai­res, su­ma un con­tra­pun­to a lo que di­ce Cor­va­lán. “Ha­blan­do de va­lo­res ne­tos de ter­ne­ro com­pra­do más gas­tos ver­sus el gor­do ven­di­do me­nos gas­tos, hay una di­fe­ren­cia del 20% a fa­vor del ter­ne­ro. Es­te va­lor de re­po­si­ción es el do­ble del 10% his­tó­ri­co del ter­ne­ro. Con lo cual, pa­ra ser ren­ta­ble en el feed­lot la so­lu­ción es me­ter más de 100 ki­los por ani­mal. Creo que es­to mar­ca una nue­va ten­den­cia de in­cor­po­rar más ki­los en los co­rra- les y nos pre­pa­ra a la pro­duc­ción de no­vi­llos que es ha­cia don­de ten­dría que ir la pro­duc­ción de car­ne”, di­ce el feed­lo­te­ro.

Res­pec­to a la ac­tua­li­dad de ese es­la­bón de la ca­de­na, Ló­pez Da Sil­va afir­ma que la ocu­pa­ción en los co­rra­les el úl­ti­mo se­mes­tre cre­ció. “Ha­bía­mos arran­ca­do el pri­mer tri­mes­tre de 2015 con ni­ve­les pro­me­dio de 55% de ocu­pa­ción y en la ac­tua­li­dad es­tá en el 62%. En el ca­so par­ti­cu­lar de Don Co­rral, la ocu­pa­ción es­tá en ni­ve­les del 80% en los dos es­ta­ble­ci­mien­tos de Bue­nos Ai­res (Las Flo­res y San Vi- cen­te) y 60% en el de San­tia­go del Es­te­ro (Bel­trán). Son ni­ve­les nor­ma­les pa­ra el mo­men­to del año por­que es­ta­mos en zo­nas cer­ca­nas a la cría, con lo que cap­tu­ra­mos mu­cho des­te­te de la cuen­ca del Sa­la­do”, di­ce.

Nor­mal­men­te, el 70 por cien­to de la ba­se del cos­to de la nu­tri­ción en el feed­lot es el maíz, al­go que hoy es­tá en va­lo­res muy ba­jos pe­ro no ne­ce­sa­ria­men­te es po­si­ti­vo pa­ra la ac­ti­vi­dad. “Es pre­fe­ri­ble que el maíz val­ga lo ne­ce­sa­rio pa­ra que el pro­duc­tor es­té mo­ti­va­do a pro­du­cir­lo. De na­da sir­ve que es­té ba­ra­to y que al año si­guien­te no lo ten­ga­mos. Ya es­ta­mos vien­do que la pers­pec­ti­va es que ha­ya me­nos su­per­fi­cie sem­bra­da, por lo que en 2016 va­mos a te­ner una ofer­ta res­trin­gi­da”, ad­vier­te Ló­pez Da Sil­va.

Por es­tos días, a pe­sar de que en el ho­ri­zon­te apa­re­ce el ob­je­ti­vo de los no­vi­llos pe­sa­dos, la ca­te­go­ría que im­pul­sa la ac­ti­vi­dad de los co­rra­les son los ani­ma­les li­via­nos de con­su­mo, se­gún ex­pli­ca Car­los Ble­del, pre­si­den­te del Cen­tro de Con­sig­na­ta­rios del país. “Hoy, por más que ha ba­ja­do, lo que man­da es el con­su­mo, que de­man­da ani­ma­les más li­via­nos. La va­ca ha au­men­ta­do en es­tos días la de­man­da y lo que es­tá fal­tan­do es no­vi­llo pe­sa­do. Es una ten­den­cia que es­tá des­de 2007 con la prohi­bi­ción de la ex­por­ta­ción de car­ne, lo que di­fi­cul­ta el cum­pli­mien­to de los con­tra­tos co­mo pue­de ser la Hil­ton”, afir­ma.

Co­mo re­fe­ren­cia, Ble­del di­ce que el ani­mal li­viano es­tá por en­ci­ma de los 21 pe­sos el ki­lo vi­vo y la va­ca bue­na de con­su­mo es­tá en 13,50 pe­sos el ki­lo vi­vo. “Es­tos pre­cios no son ma­los, pe­ro mien­tras exis­tan las prohi­bi­cio­nes de ex­por­tar, pro­ble­má­ti­cas con los ROE y to­das las tra­bas co­mer­cia­les, va a se­guir com­pli­ca­do el pa­no­ra­ma. La ga­na­de­ría no es­tá bien en es­tas con­di­cio­nes, pe­ro hoy, com­pa­ra­do con una agri­cul­tu­ra que es­tá en el sub­sue­lo pa­re­ce­ría que la ga­na­de­ría es­tá me­jor”, afir­ma el re­pre­sen­tan­te de los con­sig­na­ta­rios.

En la mis­ma li­nea, Eduar­do Ro­mag­no­li, pre­si­den­te del Ros­gan, opi­na que “la ca­de­na de ga­na­dos y car­nes es­tá ale­tar­ga­da ha­ce sie­te lar­gos años”. “La prin­ci­pal ra­zón es la li­mi­ta­ción a la ex­por­ta­ción lo­gra­da me­dian­te dis­tin­tas me­di­das, es­ta caí­da de los ni­ve­les de

LA IN­COR­PO­RA­CION DE TEC­NO­LO­GIA ES­TA ES­TAN­CA­DA Y SE DA DE FOR­MA DES­PA­RE­JA SE­GUN LA RE­GION Y EL SIS­TE­MA

LA CUO­TA 481 APA­RE­CE CO­MO UNA BUE­NA OP­CION PA­RA LOS FEED­LOTS Y FRIGORIFICOS EX­POR­TA­DO­RES

{ re­cría }

Con el ob­je­ti­vo de co­men­zar a pro­du­cir ani­ma­les más pe­sa­dos, la re­cría de ter­ne­ros

se vuel­ve una eta­pa cla­ve en el sis­te­ma.

ex­por­ta­ción de las 750.000 to­ne­la­das del 2005 a las 200.000 pro­me­dio de los úl­ti­mos cua­tro años nos mues­tra un sec­tor in­dus­trial ex­por­ta­dor otro­ra de los prin­ci­pa­les del mun­do des­ti­na­do ca­da vez más a aten­der el mercado in­terno”, re­mar­ca.

Se­gún Ro­mag­no­li, la ex­por­ta­ción es el es­la­bón más com­pro­me­ti­do de la ca­de­na ac­tual­men­te, mien­tras que los cria­do­res, que ha­bi­tual­men­te son los más dé­bi­les, son quie­nes me­jor han so­bre­lle­va­do los úl­ti­mos años. “En el en­gor­de si- guen ga­nan­do es­pa­cios los feed­lots y lo­gran­do bue­nos re­sul­ta­dos, ale­ja­dos del pe­río­do de las com­pen­sa­cio­nes pe­ro mar­ca­dos por un ni­vel de efi­cien­cia y adap­ta­ción a las re­glas del mercado sor­pren­den­te. La re­so­lu­ción 481 es una gran opor­tu­ni­dad pa­ra ellos”, afir­ma.

Lue­go agre­ga: “La ten­den­cia de los mer­ca­dos re­pi­te la si­tua­ción de la ca­de­na de ga­na­dos y car­nes, un ame­se­ta­mien­to re­sul­ta­do de la im­po­si­bi­li­dad de ha­cer cre­cer el stock ga­na­de­ro pa­ra re­cu­pe­rar los 10 mi­llo­nes de ca­be­zas per­di­das en­tre el 2006 y 2010. Lo co­mer­cia­li­za­do es­tá en con­so­nan­cia con el mis­mo, te­ne­mos me­nos ter­ne­ros des­ti­na­dos a la in­ver­na­da y se no­ta en las res­tric­cio­nes al cre­ci­mien­to en el vo­lu­men co­mer­cia­li­za­do”.

Pen­san­do en lo que ven­drá, la aper­tu­ra del mercado ex­por­ta­dor apa­re­ce co­mo el prin­ci­pal de­seo de la ca­de­na. “Des­de el pun­to de vis­ta po­lí­ti­co hay que sin­ce­rar to­dos los nú­me­ros, tam­bién que se sin­ce­re el dó­lar, que se aca­ben los ROE y per­mi­sos que tra­ban la ac­ti­vi­dad. La cuo­ta Hil­ton en 2013 lle­gó a es­tar 20.000 dó­la­res la tonelada y ar­gen­ti­na no cum­plió los con­tra­tos. Ha­ce sie­te años que no la cum­pli­mos, es un des­pro­pó­si­to. Hoy Pa­ra­guay y Uru­guay, es­tán ex­por­tan­do más car­ne que no­so­tros”, ad­vier­te Ble­del.

Odrio­zo­la se su­ma al re­cla­mo. “He­mos pa­sa­do por in­nu­me­ra­bles me­di­das que lo úni­co que lo­gra­ron fue qui­tar­le to­da pre­vi­si­bi­li­dad al ne­go­cio. Se de­be­rán sa­car las re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes, pro­mo­cio­nan­do nue­va­men­te di­cha ac­ti­vi­dad, co­la­bo­ran­do des­de el Es­ta­do en la reaper­tu­ra de los mer­ca­dos que hoy nos mi­ran con des­con­fian­za por nues­tros cons­tan­tes in­cum­pli­mien­tos”, di­ce, y agre­ga que es fun­da­men­tal res­ta­ble­cer la con- fian­za en­tre pro­duc­to­res y Se­na­sa, pa­ra que jun­tos co­la­bo­ren en la aper­tu­ra de nue­vos mer­ca­dos.

“Ade­más se de­be pro­mo­cio­nar la fae­na de ani­ma­les más pe­sa­dos, lo­gran­do de es­ta for­ma el cre­ci­mien­to de la ta­sa de ex­trac­ción de nues­tro ro­deo na­cio­nal y el vo­lu­men glo­bal de pro­duc­ción de car­ne”, afir­ma el cria­dor bo­nae­ren­se.

Res­pec­to a la in­dus­tria fri­go­rí­fi-

ca, di­ce que el Go­bierno de­be “apli­car po­lí­ti­cas cre­di­ti­cias que per­mi­tan la reade­cua­ción de las plan­tas a sis­te­mas de co­mer­cia­li­za­ción en cor­tes, lo­grán­do­se así un sta­tus sa­ni­ta­rio e im­po­si­ti­vo acor­de a las ne­ce­si­da­des de nues­tro co­mer­cio in­te­rior, don­de ne­ce­si­ta­mos no tras­la­dar cor­tes a zo­nas don­de los mis­mos no se co­men, y li­be­ran­do pa­ra la ex­por­ta­ción los de ma­yor va­lor que in­ter­na­men­te no con­su­mi­mos”.

Pa­ra Cor­va­lán, el Go­bierno na­cio­nal de­be­ría de­fi­nir un plan ga­na­de­ro na­cio­nal con ob­je­ti­vos cla­ros a me­diano y lar­go pla­zo, en don­de se in­clu­yan to­dos los ac­to­res de la ca­de­na de va­lor. “Es­te ob­je­ti­vo de­be in­cluir la li­be­ra­ción del mercado y ex­por­ta­cio­nes pa­ra que se in­cen­ti­ve la pro­duc­ción. Por otro la­do la pro­duc­ción ga­na­de­ra en zo­nas mar­gi­na­les de­be­ría re­ci­bir un tra­ta­mien­to im­po­si­ti­vo di­fe­ren­cial pa­ra que se es­ti­mu­le la in­ver­sión y el de­sa­rro­llo. El go­bierno pro­vin­cial, de­be pro­veer las con­di­cio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra, apo­yo cre­di­ti­cio y trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía pa­ra ha­cer com­pe­ti­ti­va la ac­ti­vi­dad”, re­cla­ma el men­do­cino.

El sal­te­ño Lu­pión di­ce que la ga­na­de­ría ne­ce­si­ta un go­bierno alia- do y que co­noz­ca to­dos los pro­ce­sos. “Ne­ce­si­ta pre­vi­si­bi­li­dad y re­glas cla­ras. Ne­ce­si­ta un plan y un pro­yec­to de país ga­na­de­ro pa­ra los pró­xi­mos 50 años. Es la ac­ti­vi­dad del cam­po más no­ble, la del tra­ba­jo dia­rio, la de in­ver­sión más lar­ga y de me­nor ré­di­to”, afir­ma.

De ca­ra al fu­tu­ro, el feed­lo­te­ro Ló­pez Da Sil­va se mues­tra op­ti­mis­ta. “Creo que la ac­ti­vi­dad va en vías de me­jo­rar, los nue­vos mer­ca­dos son una pro­me­sa pa­ra to­da la cade- na ga­na­de­ra. Es­toy con­ven­ci­do que la ma­du­rez que ha to­ma­do el feed­lot le ha per­mi­ti­do a la ac­ti­vi­dad in­cor­po­rar­se co­mo un es­la­bón más en el an­da­mia­je de la pro­duc­ción de car­ne, ya no es un ca­pri­cho de unos po­cos sino que es un es­la­bón fun­da­men­tal pa­ra in­te­grar la ga­na­de­ría y la agri­cul­tu­ra”, di­ce, y aña­de: “He­mos re­cu­pe­ra­do el in­ver­na­dor a pas­to que se trans­for­mó al feed­lot. Vis­lum­bro que la ga­na­de­ría es­tá pa­ra me­jo­rar año tras año. Por su­pues­to que aún fal­ta, des­de aden­tro y des­de afue­ra, con po­lí­ti­cas, pa­ra que me­jo­ren mu­chas co­sas, pe­ro hay fu­tu­ro, es­ta­mos en ca­mino”.

Ro­mag­no­li, por su par­te, di­ce que el prin­ci­pal cam­bio que el sec­tor ne­ce­si­ta es te­ner re­glas de jue­go cla­ras y me­nor in­tro­mi­sión es­ta­tal. “Es im­pres­cin­di­ble te­ner un plan es­tra­té­gi­co de re­po­bla­mien­to ga­na­de­ro y la apli­ca­ción de tec­no­lo­gías y ca­pa­ci­ta­cio­nes pa­ra ele­var el ni­vel de na­ci­mien­tos anua­les. Ar­gen­ti­na es­tá des­de ha­ce mu­chí­si­mas dé­ca­das en un 60 por cien­to pro­me­dio de na­ci­mien­tos so­bre el stock de va­cas, esa es la prin­ci­pal li­mi­tan­te al cre­ci­mien­to”.

Pa­ra con­cluir, Odrio­zo­la pide que ha­ya pre­vi­si­bi­li­dad y con­fian­za en to­da la ca­de­na pa­ra de­fi­nir un plan es­tra­té­gi­co que per­mi­ta in­ver­tir sin mie­do a cam­bios de rum­bo. “Si lo­gra­mos es­to, la ga­na­de­ría ar- gen­ti­na vol­ve­rá a ser pre­do­mi­nan­te en el con­cier­to mun­dial de car­nes. Es­toy con­ven­ci­do que si apli­ca­mos es­tas me­di­das la pro­duc­ción po­drá pa­sar a 3.5 mi­llo­nes de to­ne­la­das, per­mi­tien­do el abas­te­ci­mien­to de más de 60 ki­los por ha­bi­tan­te por año, y li­be­ran­do pa­ra la ex­por­ta­ción 1 mi­llón de to­ne­la­das. El cre­ci­mien­to de la in­dus­tria del cer­do y el po­llo en los úl­ti­mos años per­mi­te rea­li­zar es­tos cam­bios sin efec­tos co­la­te­ra­les”, afir­ma.

HAY OP­TI­MIS­MO FREN­TE AL FU­TU­RO, PE­RO TO­DOS RE­CLA­MAN MA­YOR PRE­VI­SI­BI­LI­DAD EN LAS PO­LI­TI­CAS

JU­LIO JUAREZ

JU­LIO JUAREZ

CAR­GA­DOS. LA AL­TA PRESION IM­PO­SI­TI­VA ES UNO DE LOS PRIN­CI­PA­LES RE­CLA­MOS.

OLI­VER KHORNBLIHTT

La ren­ta­bi­li­dad de la ga­na­de­ría es­tá es­tan­ca­da a pe­sar del au­men­to en el pre­cio del ki­lo vi­vo. La pro­duc­ción de ani­ma­les pe­sa­dos es un ob­je­ti­vo que hoy no en­cuen­tra su­fi­cien­tes in­cen

ti­vos. La aper­tu­ra de las ex­por­ta­cio­nes es el an­he­lo en el que coin­ci­de to­da la ca­de­na

de la car­ne.

Ma­rio Ra­vet­tino Pre­si­den­te del Con­sor­cio ABC

La ex­por­ta­ción es­tá en una si­tua­ción crí­ti­ca

Eduar­do Ro­mag­no­li

Pre­si­den­te del Ros­gan

La ca­de­na de car­nes es­tá ale­tar­ga­da ha­ce 7 años

Car­los Odrio­zo­la Cria­dor de Rauch, Bue­nos Ai­res

La sa­li­da es au­men­tar la efi­cien­cia de pro­duc­ción

Ga­briel Cor­va­lán Ve­te­ri­na­rio y pro­duc­tor men­do­cino

La tec­no­lo­gía de pro­ce­sos tie­ne al­to im­pac­to

A. Ló­pez Da Sil­va Pre­si­den­te del Feed­lot Don Co­rral

Pa­ra ser ren­ta­ble hay que me­ter 100 ki­los por ani­mal

Car­los Ble­del Pre­si­den­te del Cen­tro de Con­sig­na­ta­rios

Hoy lo que es­tá fal­tan­do son no­vi­llos pe­sa­dos

Ig­na­cio Lu­pión

Pro­duc­tor sal­te­ño

La ga­na­de­ría ne­ce­si­ta un Go­bierno alia­do

JOSE AL­MEI­DA

A CAM­PO. LA CRIA ES LA AC­TI­VI­DAD QUE MAS SUFRIO CON LA CRI­SIS DEL 2008 Y 2009, PE­RO AHO­RA PA­RE­CE SER LA QUE ME­JOR ES­TA SO­POR­TAN­DO LA SI­TUA­CION.

FRAN­CIS­CO ODRIO­ZO­LA

GENETICA. CAR­LOS ODRIO­ZO­LA (EN EL CEN­TRO) RE­MAR­CA LA IM­POR­TAN­CIA DE LA EFI­CIEN­CIA DE CON­VER­SION.

CON­SU­MO. EL MERCADO IN­TERNO ES HOY EL QUE APUN­TA­LA.

FEED­LO­TE­RO. LOPEZ DA SIL­VA APUN­TA A LOS GOR­DOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.