“LA MAS DI­FI­CIL”

El ase­sor CREA Ro­dol­fo Tka­chuk ana­li­za la ac­tual cam­pa­ña agrí­co­la.

Clarin - Revista Rural - - Sumario - Juan I. Mar­tí­nez Dod­da cla­rin­ru­ral@clarin.com

In­ge­nie­ro agró­no­mo re­ci­bi­do en Es­pe­ran­za, San­ta Fe, cuan­do ama­ne­cía la dé­ca­da del ’90, con más de 20 años li­ga­do a la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria co­mo ase­sor pri­va­do, Ro­dol­fo Tka­chuk se au­to­de­fi­ne en su cuen­ta de twitter co­mo “agrop­ti­mis­ta”. No obs­tan­te, ad­mi­te que es el año más di­fí­cil que le to­ca­rá atra­ve­sar des­de que es­tá en la ac­ti­vi­dad. En diá­lo­go con Cla­rín

Ru­ral Re­vis­ta re­pa­sa al­gu­nas apre­cia­cio­nes so­bre las em­pre­sas agro­pe­cua­rias ac­tua­les y, fiel a su vi­sión, tra­ta de en­con­trar salidas a un con­tex­to com­ple­jo.

Coor­di­na­dor de la re­gión Cen­tro de San­ta Fe y lí­der del Pro­yec­to Ase­so­res de AA­CREA, apun­ta al­gu­nas cues­tio­nes de una re­gión en la que el 70% de las em­pre­sas que in­te­gran el gru­po tie­nen a la le­che­ría co­mo ac­ti­vi­dad prin­ci­pal. Jun­to con la agri­cul­tu­ra, cons­ti­tu­yen las prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des. La ga­na­de­ría tie­ne más re­le­van­cia al nor­te de la pro­vin­cia. Otro da­to es que el 5560 por cien­to de la su­per­fi­cie que tra­ba­jan es en cam­pos al­qui­la­dos.

“Es un año muy di­fí­cil y en 22 años de pro­fe­sión no he vis­to un es­ce­na­rio co­mo es­te, con una si­tua­ción de in­cer­ti­dum­bre que se vie­ne pre­sen­tan­do des­de ha­ce mu­cho tiem­po, pe­ro que aho­ra nos po­ne en ja­que con la ba­ja de los pre­cios”, opi­nó Tka­chuk. Ex­pli­có que has­ta ha­ce unos años, la si­tua­ción era sos­te­ni­ble por­que los pre­cios in­ter­na­cio­na­les ha­cían que el ne­go­cio fun­cio­ne mo­de­ra­da­men­te, pe­ro “ha­ce dos años que las em­pre­sas es­tán en­tran­do en una eta­pa crí­ti­ca, hay mu­cho des­con­cier­to y mu­chos ca­sos reales de em­pre­sas a las que les es­tá yen­do muy mal”.

Al ana­li­zar en qué lu­gar en­cuen­tra al sec­tor es­te con­tex­to com­ple­jo, Tka­chuk con­si­de­ra que hoy “la tec­no­lo­gía y el ni­vel de pro­fe­sio­na­li­za­ción de los pro­duc­to­res ha me­jo­ra­do mu­chí­si­mo”. Sin em­bar­go, re­co­no­ce que es­te ni­vel se da en­tre los pro­duc­to­res que per­te­ne­cen a gru­pos CREA (bien po­dría ser tam­bién AA­PRE­SID) con co­no­ci­mien­to de ma­ne­jo pro­duc­ti­vo, ca­pa­ci­dad de ges­tión y do­mino de tec­no­lo­gías em­pre­sa­rias y agro­nó­mi­cas; sin em­bar­go, “in­clu­so hoy, to­do eso pa­re­ce que no al­can­za”.

Es­ta idea, la fi­gu­ra de que ya no que­da agua en la es­pon­ja por más que se “es­tru­je”, es desahu­cian­te. “Es al­go que mar­ca mu­cho nues­tros tiem­pos, por­que hoy, con ser el me­jor des­de el pun­to de vis­ta agro­nó­mi­co no al­can­za pa­ra sal­var una em­pre­sa, pe­ro tam­po­co te­nien­do to­das las he­rra­mien­tas de ges­tión ajus­ta­das, por­que el con­tex­to tie­ne un im­pac­to tre­men­do”, ex­pre­só el ase­sor. Así, re­co­no­ce que has­ta ha­ce dos años sen­tían que el plus po­día ve­nir de ajus­tar cues­tio­nes tran­que­ras aden­tro pa­ra se­guir aguan­tan­do. El pro­ble­ma aho­ra es que “la co­yun­tu­ra ne­ga­ti­va se ha trans­for­ma­do en es­truc­tu­ral y las em­pre­sas agrí­co­las es­tán sin re­sul­ta­do en nin­gu­na de las ac­ti­vi­da­des”.

Pa­ra la cam­pa­ña 2015/16, en el cen­tro de San­ta Fe, los ren­di­mien­tos de in­di­fe­ren­cia es­tán un 2030% arri­ba de la me­dia his­tó­ri­ca de los ren­di­mien­tos de la zo­na. “Por suer­te la cam­pa­ña 2014/15 se lle­gó a ese por­cen­ta­je y con eso sal­va­mos un po­co los re­sul­ta­dos de las em­pre­sas, pe­ro fi­nan­cie­ra­men­te mu­chos es­tán en ro­jo”, con­tó.

En la zo­na, sal­vo en los tam­bos que ha­cen maíz pa­ra con­su­mo in­terno, re­le­va­ron que el maíz va a des­apa­re­cer de los plan­teos, el trigo ten­drá una fuer­te caí­da de 30% del área y el pro­duc­tor va a ir a so­ja,

“EL MAIZ VA A DES­APA­RE­CER DE LOS PLAN­TEOS, EL AREA DE TRIGO CAE­RA UN 30% Y EL PRO­DUC­TOR VA A IR A SO­JA”, DI­CE

“pe­ro cuan­do se ha­cen los nú­me­ros la so­ja tam­po­co pa­sa la prue­ba”.

En mu­chas zo­nas, el pa­no­ra­ma que se vi­ve des­de ha­ce unos años ha im­pli­ca­do una re­duc­ción del área agrí­co­la. “To­do lo que la tec­no­lo­gía de siem­bra di­rec­ta per­mi­tió, la in­cor­po­ra­ción de cam­pos cla­se 3 y cla­se 4, en es­te con­tex­to son in­via­bles pa­ra la agri­cul­tu­ra ba­jo sis­te­ma de al­qui­ler, lo que ha ge­ne­ra­do la re­ti­ra­da de mu­chos cam­pos”, con­tó Tka­chuk.

Pa­ra col­mo, lle­ga­ron las ma­le­zas re­sis­ten­tes. No es una pro­ble­má­ti­ca de la mag­ni­tud que en otras re­gio­nes, pe­ro les preo­cu­pan las gra­mí­neas re­sis­ten­tes co­mo sor­go de ale­po y tri­chlo­ris, “que em­pie­zan a ser una ge­ne­ra­li­dad”, y el yu­yo co­lo­ra­do que aso­ma. “Si te­nés pro­ble­mas en tu cam­po con es­tas ma­le­zas au­men­ta en­tre 40 y 80 dó­la­res por hec­tá­rea el gas­to de pro­duc­ción lo que cons­ti­tu­ye otro com­po­nen­te pa­ra ar­mar la tor­men­ta per­fec­ta”, re­fle­xio­nó.

Tan­tos años de re­mar des­de atrás, han he­cho que el pro­pio pro­duc­tor pier­da el en­tu­sias­mo. “In­clu­so en los son­deos in­ter­nos que te­ne­mos en AA­CREA ve­mos que ni si­quie­ra con un con­tex­to de pre- cios más fa­vo­ra­ble los em­pre­sa­rios es­tán con áni­mo de se­guir in­vir­tien­do”, apun­tó Tka­chuk. Re­co­no­ció que, in­clu­so, al­gu­nos tie­nen mie­do de per­der lo que tie­nen, el cli­ma de ne­go­cios es en reali­dad de “no ne­go­cio”.

Có­mo le­van­tar­se

En es­te con­tex­to, pa­ra Tka­chuk, la es­tra­te­gia es “ser lo más or­de­na­do des­de el pun­to de vis­ta fi­nan­cie­ro” y ajus­tar los pre­su­pues­tos pa­ra es­tar so­bre la lí­nea de flo­ta­ción y no te­ner sor­pre­sas.

Uno de los as­pec­tos más ne­ga­ti­vos pa­ra el ase­sor es que ca­si no que­da otra que “mi­rar el cor­to pla­zo”, por­que “de qué sir­ve pla­ni­fi­car en el lar­go pla­zo si qui­zás no voy a pa­sar de la cam­pa­ña que vie­ne”. Así, en las em­pre­sas to­do lo que sea in­ver­sio­nes que no ten­gan que ver con re­sul­ta­dos de cor­to pla­zo no las ha­cen y “ese es un gran pro­ble­ma de la si­tua­ción del agro en Ar­gen­ti­na, que se ha vuel­to una ac­ti­vi­dad cor­to­pla­cis­ta, cuan­do las ac­ti­vi­da­des bio­ló­gi­cas re­quie­ren un lar­go pla­zo pa­ra ges­tio­nar­se bien”.

El mi­cro­cli­ma que se vi­ve fron­te­ras aden­tro de la Ar­gen­ti­na pa­ra la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria no qui­ta que el con­tex­to in­ter­na­cio­nal si­gue sien­do “ex­tre­ma­da­men­te fa­vo­ra­ble pa­ra la pro­duc­ción de ali­men­tos”. “Si bien los pre­cios es­tán por de­ba­jo de lo que fue­ron ha­ce tres años, no si­guen sien­do ma­los en el con­tex­to his­tó­ri­co, lo que pa­sa es que es­ta caí­da nos en­cuen­tra a no­so­tros, en Ar­gen­ti­na, cuan­to me­nos 35% aba­jo que nues­tros ve­ci­nos”, re­pu­so el ase­sor.

Con la trac­ción glo­bal por ali­men­tos aún vi­gen­te, Ro­dol­fo Tka- chuk re­to­ma el op­ti­mis­mo y ve una luz al final del ca­mino: “En la me­di­da en que po­da­mos ge­ne­rar acuer­dos de li­bre co­mer­cio, ge­ne­rar des­ti­nos pa­ra nues­tra pro­duc­ción y pro­duc­cio­nes con va­lor agre­ga­do, las opor­tu­ni­da­des es­tán ahí pa­ra aga­rrar­las, no es el mun­do el que tie­ne que aco­mo­dar­se sino no­so­tros”.

Ese es pre­ci­sa­men­te el en­vés de la mo­ne­da, que ve Tka­chuk y lo en­tu­sias­ma.

“SI BIEN LOS PRE­CIOS ES­TAN POR DE­BA­JO DE LOS DE HA­CE TRES AÑOS, NO SON MA­LOS EN EL CON­TEX­TO HIS­TO­RI­CO”, DI­CE

DE CER­CA. EL ASE­SOR RE­VI­SAN­DO UN LO­TE DE MAIZ EN LA CAM­PA­ÑA PA­SA­DA.

SO­JI­TA. LA MA­YO­RIA VA A VOL­VER A ELE­GIR A LA OLAGINOSA, AUN­QUE SUS NUMEROS TAM­BIEN ES­TAN AJUS­TA­DOS.

DE FREN­TE. TKA­CHUK DI­CE QUE LOS EM­PRE­SA­RIOS PIER­DEN EL EN­TU­SIAS­MO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.