HO­RA DE LAS INS­TI­TU­CIO­NES

El nue­vo Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria tie­ne la mi­sión de pro­fe­sio­na­li­zar sus or­ga­nis­mos pa­ra prote­jer la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, la sa­lud pú­bli­ca y la inocui­dad de los ali­men­tos.

Clarin - Revista Rural - - Sumario - Eu­ge­nia Bus­ta­man­te ABO­GA­DA, PRO­FE­SO­RA EN U. AUS­TRAL Y UCA

Con el cam­bio de Go­bierno, las en­ti­da­des téc­ni­cas del agro se de­ben re­or­ga­ni­zar pa­ra ga­nar efi­cien­cia.

Apar­tir de la asun­ción del nue­vo go­bierno, se co­men­zó un pro­ce­so de re­vi­sión de los or­ga­nis­mos del es­ta­do que ha ge­ne­ra­do con­tro­ver­sias en al­gu­nos sec­to­res de la so­cie­dad. El análisis abar­ca la or­ga­ni­za­ción in­ter­na de ca­da área de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, con sus de­pen­den­cias y res­pec­ti­vas fun­cio­nes; y tam­bién so­bre los re­cur­sos hu­ma­nos ne­ce­sa­rios e idó­neos pa­ra lle­var a ca­bo ta­les ta­reas.

Al plan­teo teó­ri­co e ideal de có­mo de­be­rían or­ga­ni­zar­se las re­par­ti­cio­nes del es­ta­do pa­ra ser efi­cien­tes se con­tra­po­ne una reali­dad ra­di­cal­men­te opues­ta. Los pri­me­ros in­ten­tos de revelar lo que es­ta­ba “ocul­to a la vis­ta de to­dos los ciu­da­da­nos” des­cu­bren una ad­mi­nis­tra- ción so­bre­di­men­sio­na­da en sus áreas, su­per­po­bla­da de em­plea­dos, al­gu­nos sin lu­gar fí­si­co de tra­ba­jo, y en con­se­cuen­cia con di­fi­cul­ta­des pa­ra cum­plir sus ob­je­ti­vos. Ló­gi­ca­men­te, las ins­ti­tu­cio­nes del agro no es­tán aje­nas a es­ta reali­dad.

El 10 de di­ciem­bre de 2015, el pre­si­den­te elec­to dic­tó el De­cre­to 13/2015 que mo­di­fi­có la Ley de Mi­nis­te­rios y creó el Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria en rem­pla­zo del de Agri­cul­tu­ra, Ga­na­de­ría y Pes­ca de la Na­ción, que funcionaba des­de 2009 con ran­go de mi­nis­te­rio.

El nue­vo nom­bre con­tie­ne una de­cla­ra­ción de prin­ci­pios: a par­tir de aho­ra en el sec­tor del agro se tra­ba­ja­rá con­jun­ta­men­te la pro­duc­ción de ma­te­rias pri­mas y su in­dus­tria­li­za­ción, dan­do fin a una di­co­to­mía inexis­ten­te en­tre pro­duc­ción pri­ma­ria e in­dus­tria, ya que am­bas son las dos ca­ras de la mis­ma mo­ne­da, se ne­ce­si­tan y se com­ple­men­tan en la am­plia­ción de las ca­de­nas pro­duc­ti­vas ge­ne­ran­do agre­ga­do de va­lor, tra­ba­jo ge­nuino y opor­tu­ni­da­des de desa­rro­llo.

An­tes de que el sec­tor del agro tu­vie­ra un mi­nis­te­rio pro­pio, es­ta­ba la Se­cre­ta­ría de Agri­cul­tu­ra, Ga­na­de­ría, Pes­ca y Ali­men­tos, pri­me­ro den­tro de la ór­bi­ta del Mi­nis­te­rio de la Pro­duc­ción y lue­go den­tro del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y Pro­duc­ción, se­gún la or­ga­ni­za­ción de los mi­nis­te­rios que dis­po­nía el Eje­cu­ti­vo en ca­da mo­men­to.

Del Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria de la Na­ción de­pen­den cin­co or­ga­nis­mos des­cen­tra­li­za­dos, tres de los cua­les dic­tan nor­ma­ti­va de gran im­por­tan­cia pa­ra el sec­tor agro­pe­cua­rio a tra­vés de re­so­lu­cio­nes de ca­rác­ter re­gla­men­ta­rio que son de apli­ca­ción obli­ga­to­ria en to­do el te­rri­to­rio del país.

EL NUE­VO NOM­BRE DEL MI­NIS­TE­RIO ES UNA DECLARACION DE PRIN­CI­PIOS, CAM­PO E IN­DUS­TRIA VAN DE LA MANO

1. Ser­vi­cio Na­cio­nal de Sanidad y Ca­li­dad Agroa­li­men­ta­ria (SE­NA

SA): tie­ne a su car­go eje­cu­tar las po­lí­ti­cas na­cio­na­les en ma­te­ria de sanidad y ca­li­dad ani­mal y ve­ge­tal e inocui­dad de los ali­men­tos, así como de ve­ri­fi­car el cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va vi­gen­te en la ma­te­ria. Con­tro­la el trá­fi­co fe­de­ral, las im­por­ta­cio­nes y ex­por­ta­cio­nes de los pro­duc­tos, sub­pro­duc­tos y de­ri­va­dos de ori­gen ani­mal y ve­ge­tal; y la pro­duc­ción, co­mer­cia­li­za­ción y uso de pro­duc­tos ve­te­ri­na­rios, fi­to­sa­ni­ta­rios y fer­ti­li­zan­tes. Su es­truc­tu­ra com­pren­de una se­de cen­tral, 15 cen­tros re­gio­na­les y el La­bo­ra­to­rio Na­cio­nal de Re­fe­ren­cia. Son ejem­plos de re­so­lu­cio­nes del SE­NA­SA: so­bre tra­za­bi­li­dad el sis­te­ma de iden­ti­fi­ca­ción del ga­na­do bo­vino, y so­bre sanidad la am­plia­ción de la zo­na li­bre de Fie­bre Af­to­sa sin va­cu­na­ción. 2. Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Se­mi­llas (INA­SE): Fue crea­do en 1991 como el ór­gano de apli­ca­ción de la Ley de Se­mi­llas. Son sus ob­je­ti­vos: en­ten­der en la apli­ca­ción de la Ley de Se­mi­llas; ejer­cer el po­der de po­li­cía de­ri­va­do de la ins­tru­men­ta­ción de esa ley; ex­pe­dir la cer­ti­fi­ca­ción de ca­li­dad na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal de to­do ór­gano ve­ge­tal; pro­te­ger y re­gis­trar la pro­pie­dad in­te­lec­tual de las se­mi­llas y crea­cio­nes fi­to­ge­né­ti­cas y bio­tec­no­ló­gi­cas; pro­po­ner la nor­ma­ti­va re­fe­ri­da a la iden­ti­dad y a la ca­li­dad de la se­mi­lla y con­du­cir su apli­ca­ción. El INA­SE cuen­ta con 9 ofi­ci­nas re­gio­na­les dis­tri­bui­das en el país. La última re­so­lu­ción que dic­tó fue la N° 187/2015 so­bre la in­for­ma­ción que de­ben pre­sen­tar los usua­rios de so­ja so­bre el ori­gen le­gal de la se­mi­lla. 3. Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra (INV): tie­ne su se­de en la ciu­dad de Men­do­za y de­le­ga­cio­nes en 11 pro­vin­cias con pro­duc­ción vi­ti­vi­ní­co­la. Desa­rro­lla ta­reas de fis­ca­li­za­ción en vi­ñe­dos, bo­de­gas, fá­bri­cas, trans­por­te e in­su­mos eno­ló­gi­cos, y rea­li­za in­ves­ti­ga­cio­nes y es­ta­dís­ti­cas. Dic­ta re­so­lu­cio­nes con la mi­sión de sis­te­ma­ti­zar y sim­pli­fi­car la nor­ma­ti­va vi­gen­te.

4. Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo Pes­que­ro (INIDEP): tie­ne como fun­ción for­mu­lar, eje­cu­tar y con­tro­lar pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción y ase­so­rar a otros or­ga­nis­mos en el uso ra­cio­nal de los re­cur­sos sos­te­ni­bles con el fin de pre­ser­var el eco­sis­te­ma ma­rino pa­ra las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes. 5. Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Tec­no­lo­gía Agro­pe­cua­ria (INTA): desa­rro­lla ac­cio­nes de in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción tec­no­ló­gi­cas. Con pre­sen­cia en to­do el país, tie­ne 15 cen­tros re­gio­na­les, 53 es­ta­cio­nes ex­pe­ri­men­ta­les y más de 300 uni­da­des de ex­ten­sión. Su la­bor es fun­da­men­tal, ya que sus in­ves­ti­ga­cio­nes abar­can to­das las pro­duc­cio­nes que se dan en nues­tro te­rri­to­rio, y ha­ce apor­tes se­gún las par­ti­cu­la­ri­da­des de la pro­duc­ción en ca­da re­gión.

Los dos úl­ti­mos ca­re­cen de po­tes­tad pa­ra dic­tar re­so­lu­cio­nes.

A su vez, den­tro del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía fun­cio­na la Uni­dad de Coor­di­na­ción y Eva­lua­ción de Sub­si­dios al Con­su­mo In­terno (UCES­CI). Fue crea­da por un De­cre­to del Po­der Eje­cu­ti­vo en 2011 como con­se­cuen­cia de la sor­pre­si­va di­so­lu­ción de la ONC­CA (Ofi­ci­na Na­cio­nal de Con­trol Co­mer­cial Agro­pe­cua­rio) que era un or­ga­nis­mo de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Ga­na­de­ría y Pes­ca que te­nía a su car­go el con­trol del co- mer­cio. La ac­tual UCES­CI fis­ca­li­za la ex­por­ta­ción a pe­sar de su nom­bre que re­fie­re a sub­si­dios.

A par­tir de la re­cien­te de­ro­ga­ción de las au­to­ri­za­cio­nes de los Re­gis­tros de Ope­ra­cio­nes de Ex­por­ta­ción (ROE) que li­mi­ta­ban la ex­por­ta­ción de gra­nos y car­nes, so­lo tie­ne a su car­go la re­cep­ción de las de­cla­ra­cio­nes ju­ra­das de ven­tas al ex­te­rior (DJVE) con fi­nes in­for­ma­ti­vos. Por lo tan­to se es­ti­ma que es­ta de­pen­den­cia se­rá di­suel­ta o re­or­ga­ni­za­da con fun­cio­nes acor­des a es­ta nue­va eta­pa de aper­tu­ra del co­mer­cio agro­pe­cua­rio.

Des­de que asu­mí la cá­te­dra de Le­gis­la­ción Rural en la ca­rre­ra de In­ge­nie­ría en Pro­duc­ción Agro­pe­cua­ria, les mos­tré a los fu­tu­ros in­ge­nie­ros los or­ga­ni­gra­mas del en­ton­ces Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Ga­na­de­ría y Pes­ca, y de los de­más or­ga­nis­mos que re­gu­lan di­ver­sos as­pec­tos del ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal, in­for­ma­ción que siem­pre estuvo pu­bli­ca­da en la página web de ca­da or­ga­nis­mo. Con so­lo leer la can­ti­dad de se­cre­ta­rías, sub­se­cre­ta­rías, uni­da­des, di­rec­cio­nes den­tro de ca­da ins­ti­tu­ción, se ad­ver­tía la in­con­gruen­cia de al­gu­nas ofi­ci­nas aún sin co­no­cer el nú­me­ro de em­plea­dos, su for­ma­ción y me­ca­nis­mo de de­sig­na­ción en ca­da ca­so.

En es­te mo­men­to, tan­to el Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria como los or­ga­nis­mos que de él de­pen­den es­tán en pro­ce­so de re­or­ga­ni­za­ción, y no de­be des­apro­ve­char­se la opor­tu­ni­dad de co­rre­gir los or­ga­ni­gra­mas y ser ri­gu­ro­sos con las nue­vas de­sig­na­cio­nes.

Fi­nal­men­te, lle­gó la ho­ra de pro­fe­sio­na­li­zar las ins­ti­tu­cio­nes man­te­nien­do o res­ti­tu­yen­do a los fun­cio­na­rios de ca­rre­ra y evi­tan­do los car­gos po­lí­ti­cos a per­so­nas sin la ido­nei­dad y ex­pe­rien­cia re­que­ri­das. A las au­di­to­rías que mues­tren la si­tua­ción real de­ben se­guir in­de­fec­ti­ble­men­te las me­di­das ne­ce­sa­rias pa­ra su sa­nea­mien­to evi­tan­do re­pe­tir los mis­mos erro­res del pa­sa­do. Es el de­ber del ac­tual go­bierno y de to­dos los ciu­da­da­nos exi­gir que la re­for­ma sea ge­nui­na.

La tras­cen­den­cia de las fun­cio­nes que es­tos or­ga­nis­mos tie­nen pa­ra la pro­duc­ción, el co­mer­cio y la in­dus­tria, ha­cen ne­ce­sa­rio ve­lar por su co­rrec­to fun­cio­na­mien­to. No de­be ol­vi­dar­se que los mis­mos tie­nen a su car­go la pro­tec­ción de la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, la sa­lud pú­bli­ca, la inocui­dad de los ali­men­tos, la sanidad ani­mal y ve­ge­tal y del medio ambiente. El rol del es­ta­do de res­guar­dar to­dos es­tos bie­nes es in­trans­fe­ri­ble y esen­cial pa­ra la so­cie­dad.

EN ES­TE PRO­CE­SO DE REORGANIZACION SE DE­BEN CO­RRE­GIR LOS OR­GA­NI­GRA­MAS Y SER RI­GU­RO­SOS CON LAS ASIG­NA­CIO­NES LA NUE­VA ETA­PA DE APER­TU­RA DEL CO­MER­CIO AGRO­PE­CUA­RIO REQUERIRA OTRAS FUN­CIO­NES

INTA. UN LO­TE DE TRI­GO EN LA ESTACION EX­PE­RI­MEN­TAL DE OLI­VE­ROS, EN SAN­TA FE.

SE­NA­SA. EJE­CU­TA LAS PO­LI­TI­CAS SO­BRE SANIDAD Y CA­LI­DAD ANI­MAL Y VE­GE­TAL E INOCUI­DAD DE LOS ALI­MEN­TOS.

LA­BO­RA­TO­RIO. UN CEN­TRO DEL INS­TI­TU­TO NA­CIO­NAL DE VI­TI­VI­NI­CUL­TU­RA, QUE ES­TA PRE­SEN­TE EN ON­CE PRO­VIN­CIAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.