Una apues­ta con­tun­den­te por la di­ver­si­fi­ca­ción y el agre­ga­do de va­lor

En el di­fí­cil am­bien­te cha­que­ño, Hu­go Ma­riá lo­gra in­te­grar la agri­cul­tu­ra con la ga­na­de­ría bo­vi­na y la por­ci­na.

Clarin - Revista Rural - - Integracion Productiva - Juan I. Mar­tí­nez Dod­da cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

“Los úl­ti­mos años, las po­lí­ti­cas y la ines­ta­bi­li­dad de la re­gión, so­bre to­do con las llu­vias, nos en­se­ña­ron que acá hay que ser mix­tos, te­ner siem­pre al­go en pro­duc­ción y un me­nú bien va­ria­do”, com­par­tió el pro­duc­tor y ase­sor cha­que­ño, Hu­go Ma­riá. Ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de productores, nie­to de in­mi­gran­tes ita­lia­nos, jun­to a su her­mano Adol­fo con­ti­núan el le­ga­do en una zo­na que no re­ga­la na­da pe­ro que tie­ne enor­me po­ten­cial a par­tir de la con­ver­sión de gra­nos en car­ne y con el sue­ño (por qué no) que al­gu­na vez se pon­ga en mar­cha nue­va­men­te el fe­rro­ca­rril que los pon­ga en jue­go pa­ra ex­por­tar.

Su abue­lo y su abue­la, que se vi­nie­ron en el mis­mo bar­co des­de Ita­lia, pro­du­cían al­go­dón, sor­go y te­nían al­gu­nos ani­ma­les. Ellos hoy siem­bran so­ja, gi­ra­sol, maíz y al­go de sor­go y al­fal­fa pen­san­do en los ani­ma­les. Con par­te de esos gra­nos ali­men­tan 70/80 va­cas ma­dre que pro­du­cen unos 70 ter­ne­ros al año. Ade­más, tie­nen unas 50 chan­chas.

To­do su­ce­de en unas 350 hec­tá­reas, 150 de las cua­les son pro­pias. En esa su­per­fi­cie pro­pia es don­de tie­nen la pro­duc­ción de fo­rra­je y los ani­ma­les, “pa­ra que sea via­ble”.

La ba­se de ope­ra­cio­nes es­tá so­bre la Ru­ta 13, en­tre Vi­lla An­ge­la (a 20km) y Ge­ne­ral Pinedo (a 40km). “Es una zo­na sub­tro­pi­cal con es­ta­ción se­ca, los me­ses de ma­yo a oc­tu­bre llue­ve muy po­co, con un in­vierno que no es muy frío y tie­ne un pro­me­dio de 3 ó 4 he­la­das en el año, mien­tras que, en pro­me­dio, pre­ci­pi­tan en­tre 800 y 1000 mi­lí­me­tros por año, con una ma­yor car­ga de no­viem­bre a fe­bre­ro”, re­la­tó Ma­riá.

Las ro­ta­cio­nes se ana­li­zan des­de lo eco­nó­mi­co y des­de lo agro­nó­mi­co. “Te­ne­mos que ha­cer un mix pa­ra que sea sus­ten­ta­ble el ne­go­cio to­tal, bus­can­do la me­jor ro­ta­ción des­de lo agro­nó­mi­ca­men­te po­si­ble, pe­ro sin olvidarse de los nú­me­ros y que ese ideal te de­je sin sus­ten­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca”, con­tó Ma­riá.

Co­mo otros productores de la zo­na, ha­cen mu­chos más cul­ti­vos de ve­rano que de in­vierno, épo­ca en la que ca­si no llue­ve. Apues­tan a maíz­so­ja o tri­go/so­ja. El tri­go se siem­bra co­mo co­ber­tu­ra, en ma­yo-ju­nio; des­pués se siem­bra gi­ra­sol en ju­lioa­gos­to. Des­pués de gi­ra­sol va sor­go

Las gra­mí­neas re­sis­ten­tes lle­va­ron a mu­chos a sa­lir de la siem­bra di­rec­ta

o maíz que se siem­bra en di­ciem­bre-enero y des­pués al­go­dón (no­viem­bre) o so­ja (di­ciem­bre-enero).

Des­de el pun­to de vis­ta hí­dri­co, es­ta cam­pa­ña se pre­sen­tó errá­ti­ca pa­ra los cul­ti­vos de ve­rano. En al­gu- nas zo­nas so­bra o so­bró agua (in­clu­so con pér­di­da de su­per­fi­cie co­se­cha­ble co­mo en el ca­so de algunas hec­tá­reas de gi­ra­sol) y en otras el apor­te hí­dri­co fue bueno.

Por lo pron­to, al cie­rre de la no­ta ha­bía con­clui­do la cam­pa­ña de gi­ra­sol en la re­gión y los ren­di­mien­tos ha­bían si­do me­no­res que la cam­pa­ña pa­sa­da. Se­gún la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Gi­ra­sol (Asa­gir), só­lo en Cha­co se per­die­ron 30.000 hec­tá­reas con un ren­di­mien­to pro­me­dio que al­can­zó los 18,2 qq/ha, una cifra in­fe­rior a los 19,5 de 2015/16. Va­le re­cor­dar que en el NEA, la cam­pa­ña ce­rró con una pro­duc­ción de más de me­dio mi­llón de to­ne­la­das (537.000 to­ne­la­das), es­to es, un 40% más que la pro­duc­ción del año pa­sa­do cuan­do ape­nas ha­bía su­pe­ra­do las 300.000 to­ne­la­das.

En cuan­to al maíz, la cam­pa­ña pa­sa­da pro­me­dió los 6000 ki­los por hec­tá­rea, y la so­ja pro­me­dia los 1800 a 2000 kg/ha. “Gra­cias a las nue­vas va­rie­da­des y gru­pos de ma­du­rez adap­ta­dos a la zo­na y la tec­no­lo­gía con­trol de le­pi­dóp­te­ros, he­mos ga­na­do en ren­di­mien­to pe­ro tam­bién en es­ta­bi­li­dad”, des­ta­có Ma­riá.

La pro­li­fe­ra­ción de ma­le­zas preo­cu­pa y mu­cho a los productores de la re­gión. “Hoy acá mu­cho más que las iso­cas u oru­gas, o cual­quier otra co­sa, lo que más preo­cu­pa es qué ha­cer con las ma­le­zas, prin­ci­pal­men­te las gra­mí­neas”, ad­vir­tió Ma­riá. No hay que ol­vi­dar que es una zo­na sub­tro­pi­cal don­de se re­pro­du­cen va­rias ge­ne­ra­cio­nes al año de gra­mí­neas. Es­to ha in­cre­men­ta­do los cos­tos lo que obli­ga al pro­duc­tor, pen­san­do en una man­ta cor­ta, a de­jar de gas­tar en otros in­su­mos y des­ti­nar­los a her­bi­ci­das.

Pa­ra Ma­riá, una de las cla­ves de con­trol es­tá en las ro­ta­cio­nes. El pro­ble­ma se da a par­tir del na­ci­mien­to de to­das las gra­mí­neas, en sep­tiem­bre-oc­tu­bre. “La preo­cu­pa-

ción y de­ses­pe­ra­ción es tal que al­gu­nos productores op­ta­ron por ro­tu­rar, ba­ra­jar y dar de nue­vo con con­ven­cio­nal, al me­nos una cam­pa­ña pa­ra des­pués vol­ver a la siem­bra di­rec­ta”, ar­gu­men­tó Ma­riá. Y ad­vir­tió: “A ve­ces pa­gan ca­ro esa sa­li­da de la siem­bra di­rec­ta por­que se co­rren ries­gos de ero­sión y de­rrum­bes de ren­di­mien­to, pe­ro pa­ra mu­chos no hay otra op­ción”.

Se­gún con­tó Ma­riá, la cam­pa­ña pa­sa­da en­tre un 30 y un 40% de productores de la zo­na op­tó por aban­do­nar la siem­bra di­rec­ta. El pro­ble­ma se agra­va ha­cia el oes­te pro­vin­cial, por­que hay lo­tes con más pen­dien­te, lo que pro­fun­di­za la ero­sión cuan­do llue­ve.

Pa­ra los agri­cul­to­res del nor­te del país, la qui­ta de re­ten­cio­nes a la ex­por­ta­ción de gra­nos (sal­vo so­ja) fue una bo­ca­na­da de ai­re fres­co tre­men­da. “Los úl­ti­mos años los so­bre­vi­vi­mos, no se hi­zo cam­bio de ma­qui­na­ria, ni se in­vir­tió en in­fra­es­truc­tu­ra ni en re­pa­ra­cio­nes, pe­ro el úl­ti­mo año hu­bo una reac­ti­va­ción, hoy el pro­duc­tor sa­le a in­ver­tir y re­cu­pe­rar lo que per­dió”, pun­tua­li­zó .

Con to­do, a 750 ki­ló­me­tros del puer­to y con una so­ja que no re­ga­la co­ti­za­ción Ma­riá ad­vir­tió que hoy “la so­ja tie­ne un mar­gen muy fi­ni­to” y que “el gi­ra­sol, que re­quie­re me­nos in­ver­sión en con­trol de ma­le­zas por­que se siem­bra en in­vierno, es­tá más aco­mo­da­do”.

A los que no be­ne­fi­ció la qui­ta de re­ten­cio­nes del maíz fue a los productores de cer­do, pa­ra quie­nes el maíz pa­só de 500 a 1200 pe­sos/to­ne­la­da pues­to en el cam­po. “Hoy so­bre­vi­ven bien los que pro­du­ci­mos el maíz pro­pio, los que no lo tie­nen es­tán muy com­pli­ca­dos, so­bre to­do si no tie­nen otra ac­ti­vi­dad en el mis­mo cam­po”, re­la­tó Ma­riá.

Co­mo es­tra­te­gia de apo­yo a la pro­duc­ción de gra­nos, los Ma­riá pro­du­cen car­ne va­cu­na y de cer­do. Así, ade­más del maíz, pro­du­cen al­fal­fa y al­go de sor­go fo­rra­je­ro en pe­que­ños lo­tes. “Con 10 hec­tá­reas de al­fal­fa nos al­can­za pa­ra la ha­cien­da que te­ne­mos y sem­bra­mos 25, por eso tie­nen pa­ra ven­der far­do de al­fal­fa y es otro in­gre­so en in­vierno, una épo­ca de in­gre­sos fla­cos”, ex­pli­có Ma­riá.

Al ana­li­zar el fu­tu­ro, pa­ra Hu­go Ma­riá el prin­ci­pal in­su­mo es la es­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca que per­mi­ta pla­ni­fi­car. “Du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da, que en ge­ne­ral fue ma­la, pa­ra lo úni­co que sir­vió es pa­ra apren­der ¿qué apren­di­mos? Que al te­ner po­ca su­per­fi­cie si no so­mos productores mix­tos se­gu­ra­men­te en al­gún mo­men­to va a ve­nir al­gu­na ola y nos va a pe­gar por arri­ba o por aba­jo”, re­su­mió el pro­duc­tor cha­que­ño. El ob­je­ti­vo es pro­du­cir la car­ne que co­men los cha­que­ños y de­jar de man­dar a en­gor­dar ter­ne­ros cha­que­ños a otra pro­vin­cia pa­ra que des­pués vuel­van co­mo me­dia res a les car­ni­ce­rías.

Es­tá cla­ro, los prin­ci­pa­les pro­ble­mas son el cos­to de fle­te y las ma­le­zas. Sin em­bar­go, Ma­riá con­fía en el al­to po­ten­cial que tie­ne la zo­na: “Te­ne­mos sue­los y hay ge­né­ti­ca, pu­di­mos ver 5000-6000 ki­los por hec­tá­reas de so­ja en pe­que­ñas par­ce­las, tam­bién 12.000 en maíz, pe­ro nos fal­ta es­ta­bi­li­dad pa­ra po­der in­ver­tir en es­tas tec­no­lo­gías y fal­ta in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra no te­ner un fle­te que des­plo­me la ren­ta­bi­li­dad”, con­clu­yó el pro­duc­tor.

De fren­te. Hu­go Ma­riá en un lo­te de so­ja cerca de Vi­lla An­ge­la, Cha­co. La olea­gi­no­sa en la zo­na pro­me­dia rin­des de 1.800-2.000 ki­los, y cre­ce con las nue­vas va­rie­da­des adap­ta­das.

Gi­ra­sol. Es un cul­ti­vo fuer­te en la zo­na pe­ro es­te año su­frió por el cli­ma.

Ro­deo. Cuen­tan con unas 80 ma­dres y 70 ter­ne­ros por año.

Cer­dos. En el cam­po pro­pio tam­bién tie­nen 50 chan­chas ma­dres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.